Check Point Abra 8 Gbytes

Abra no solo es una memoria USB de 4 u 8 Gbytes que almacena nuestros datos de manera cifrada, pues este hardware de SanDisk se complementa con un software específico desarrollado por Check Point. Basta conectarlo a cualquier Windows de 32 bits para que, tras introducir la contraseña, se inicie un entorno virtual que con una versión de explorer.exe en un espacio de memoria reservado

David Onieva

15 diciembre 2010

Abra no solo es una memoria USB de 4 u 8 Gbytes que almacena nuestros datos de manera cifrada, pues este hardware de SanDisk se complementa con un software específico desarrollado por Check Point. Basta conectarlo a cualquier Windows de 32 bits para que, tras introducir la
contraseña, se inicie un entorno virtual que con una versión de explorer.exe en un espacio de memoria reservado.

De este proceso protegido, colgarán el resto de aplicaciones que ejecutemos, sin dejar ni rastro en el PC anfitrión. Además, gracias a las políticas de seguridad, es posible definir qué aplicaciones podrán ejecutarse, el uso que se hará de Internet, los permisos de impresión o el acceso a las carpetas del PC (y viceversa). Incluso se puede forzar la conexión a la VPN de la empresa para acceder más fácilmente a datos y aplicaciones.

Lo mejor de Abra es que permite utilizar cualquier PC para trabajar (casa, oficina, cibercafé, hotel o el de un cliente), pues, al aislar datos y aplicaciones del PC anfitrión, los mantiene a salvo de virus, keyloggers, spyware, redes P2P, etc. Con ello, se garantiza el cumplimiento de las políticas de seguridad respecto a los datos de la empresa desde cualquier PC que empleemos. Eso sí, por ahora solo es compatible con sistemas Windows de 32 bits y las aplicaciones autorizadas como ejecutables han de estar instaladas en el PC anfitrión. Además, dado que requiere una consola de Check Point para su configuración y gestión (valorada en unos 3.500$), su público objetivo se eleva a la mediana y gran empresa.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });