Cinco alternativas gratuitas a Windows Media Player

VLC es el más querido y Media Player Classic el más ligero

David Martínez

VLC

16 octubre 2016

Windows tiene muchas cosas buenas, pero seguramente su reproductor multimedia no esté entre las mejores. Aunque correcto, Windows Media Player tiene deficiencias en lo que a soporte de formatos de vídeo y audio se refiere, y tampoco proporciona demasiadas opciones de personalización, como sí hacen otros reproductores. De hecho, hoy os queremos hablar de ellos, de esas alternativas a Windows Media Player. Nosotros os presentamos cinco y todas son gratuitas.

VLC Media Player

Disponible en más de 50 idiomas y con 15 años de vida, VLC es el reproductor multimedia favorito de millones de usuarios en todo el mundo. VLC es compatible con todos los sistemas operativos (Windows, Windows Mobile, Mac OS X, iOS, Android, Linux...), reproduce casi todos los formatos de vídeo y audio, DVDs con códigos de una región distinta a la tuya y, entre otras, contenidos online sin pausarse. Presume de una importante colección de filtros para modificar la pantalla de reproducción y tiene una capacidad sorprendente para hacer funcionar archivos dañados o corruptos. Además, permite exprimir al máximo las opciones de rendimiento de tu ordenador, con la opción "Decodificación acelerada por hardware", para optimizar la calidad del vídeo. VLC es gratis y, en este momento, suma casi 90 millones de descargas.

Media Player Classic

Disponible únicamente para sistemas operativos Windows, Media Player Classic destaca sobre todo por ser un reproductor muy ligero, lo que le permite funcionar en la mayoría de ordenadores, por antiguos que sean. Reproduce una amplia cantidad de formatos sin necesidad de instalar codecs y presume, en su carta de presentación, de estar libre de programas espía (malware) y de las clásicas barras de herramientas (toolbars) cargadas de anuncios. Media Player Classic es la mejor opción para los que quieren un reproductor sencillo y competitivo.

PotPlayer

PotPlayer es la respuesta a los que creen que no puede haber nada mejor que VLC. Creado recientemente por la surcoreana Kakao, este reproductor multimedia es uno de los más completos del mercado, al menos entre los gratuitos. Soporta una inmensa cantidad de formatos de vídeo y audio y aprovecha toda la capacidad de tu ordenador. Además de su reproductor, muy cuidado a nivel de diseño, PotPlayer destaca por una interfaz atractiva, por reproducir eventos en directo (o por URL, o alojados en un FTP) y por contar con su propio editor de vídeo. Entre otras funcionalidades, permite grabar secuencias de vídeo para editarlas posteriormente y ofrece multitud de opciones de personalización de su apariencia (a través de skins). Pruébalo, es muy interesante.

PotPlayer

GOM Player

También desde Corea del Sur nos llega GOM Player, un reproductor ya veterano (13 años) que soporta una amplia variedad de formatos y lee gran cantidad de subtítulos (.srt, .smi, .sub, Unicode...). Disponible únicamente para Windows, GOM Player tiene dos puntos especialmente fuertes: capacidad para reproducir archivos dañados que no funcionan en otros programas y un buscador integrado de codecs. "Gom", por cierto, significa "oso" en coreano, de ahí que su logo sea la huella de este animal.

Winamp

Winamp es la opción nostálgica de la lista. Apareció hace dos décadas (1997), cuando descargar una canción duraba varios minutos, y se popularizó con rapidez. Era intuitivo, personalizable y reproducía prácticamente todo lo que le lanzaras. Hacia el año 2000 llegó a contar con 25 millones de usuarios, pero sus sucesivas versiones defraudaron y otros programas (VLC, sobre todo) le comieron terreno. Modernizado, aunque todavía lejos de sus competidores en cuanto a prestaciones, Winamp trata hoy de recuperar su prestigio.

Loading...