Cómo crear distintos tipos de usuario con Windows Vista

Limita los permisos de acceso, crea usuarios y grupos, asigna contraseñas, habilita la cuenta de administrador… El último sistema operativo de Microsoft permite crear perfiles para todos los gustos. Exprime el sistema de administración de usuarios de Windows Vista

Redacción

Cómo crear distintos tipos de usuario con Windows Vista

31 octubre 2007

Paso 1

Perfiles para todos los gustos

Si dispones de un ordenador personal en el que el concepto de «personal» es más bien pura utopía, porque van a ser muchas las personas que accedan a él, sería recomendable que comenzaras a administrar de manera adecuada tu equipo, de modo que evites posibles sorpresas y mantengas a cada usuario en su sitio. De esta manera, podrás ahorrarte desagradables experiencias, como las que te puede proporcionar tu hermana pequeña cuando te confirma que te ha borrado sin querer ciertos datos esenciales para el funcionamiento del sistema operativo, o cuando tu padre se dedica a enredar en Internet e instalar en tu sistema un auténtico criadero de virus.

El nuevo Windows Vista incorpora adicionalmente un sistema de protección extra mediante el cual el usuario Administrador se encuentra deshabilitado por defecto y, además, requiere un consentimiento explícito cuando se va a llevar a cabo la ejecución de determinadas acciones o programas. Sigue leyendo y empápate de todas estas funcionalidades, que pueden ser activadas o no de acuerdo a tus necesidades, para conseguir controlar de una manera eficiente el acceso a tu máquina y a sus recursos.

Paso 2

Una manera sencilla de administrar

Antes de comenzar y meternos de lleno en faena describiendo los distintos apartados, es conveniente que te familiarices con las distintas interfaces gráficas a través de las cuales vas a poder configurar los permisos y usuarios en tu sistema. En este primer paso, detallaremos la manera más fácil de crear usuarios y darles determinados privilegios. Para seguir las indicaciones que vamos a darte, es imprescindible que actives el menú de Inicio clásico de Windows. Para ello, pincha con el botón derecho del ratón en la barra de Inicio, selecciona Propiedades y, en Menú Inicio, escoge Menú Inicio clásico. A continuación, sigue la ruta Inicio/Configuración y, por último, Panel de control. Acuérdate de conmutar a Vista clásica y, en esta ventana, ejecuta Cuentas de usuario. Recuerda que es imprescindible que todos estos pasos los sigas utilizando una cuenta que disponga de permisos de administración.

Paso 3

Las distintas opciones

Dentro de la ventana Cuentas de usuario, tenemos varios apartados que nos van a servir para poner a punto el acceso a nuestro sistema por parte de otras personas y modificar también nuestra propia configuración. Por ejemplo, será posible crear una contraseña para la cuenta, cambiar la imagen, el nombre o el tipo de la misma. Dentro de este apartado, es necesario distinguir las dos clases de cuentas posibles (sin contar con la de invitado que veremos más adelante). Éstas son Usuario estándar y Administrador. Básicamente, el primero va a tener permisos suficientes para utilizar las distintas funcionalidades del equipo que se encuentren instaladas, pero evita que se puedan realizar cambios críticos que afecten a todos los demás usuarios, instalar o desinstalar software y hardware o eliminar archivos esenciales para el buen funcionamiento del sistema operativo. Las otras dos acciones disponibles en esta ventana serán Administrar otra cuenta y Activar o desactivar el control de cuentas de usuario, que se encarga de pedirnos confirmación cada vez que un programa intenta ejecutarse (como ya hemos visto en la introducción).

Paso 4

Crea un nuevo usuario

Es la hora de crear un nuevo usuario y darle de alta en la base de datos de Windows Vista. Para ello, pulsa Administrar otra cuenta, de modo que se pueda visualizar el panel dedicado exclusivamente a este menester. Es el momento de elegir la que deseas modificar o bien configurar una totalmente nueva. Fíjate bien en la ventana de usuarios existentes, porque en ella verás tanto sus nombres como el tipo de cuenta que tienen asociada.

Otro factor que debes apreciar es el de la activación o desactivación de la cuenta de Invitado. Este perfil es muy útil cuando quieres dar acceso a una persona de manera totalmente temporal. Activa esta cuenta y dicho usuario no podrá realizar ningún tipo de modificación en el sistema. Por último, desde aquí también estarás en condiciones de configurar el control parental de la cuenta que desees.

Paso 5

Administración avanzada

Vamos con la segunda parte, que no es otra que la administración de usuarios y grupos a través del panel avanzado. Para ello, utilizaremos la consola de gestión de Windows Vista. Pulsa el botón de Inicio y accede a Ejecutar. En la caja de texto, introduce el comando mmc y pulsa Enter. En este momento, aparecerá en pantalla la consola de gestión. Ahora, dirígete a Archivo y pulsa en Agregar o quitar complemento. Busca Usuarios y grupos locales dentro del listado de complementos disponibles y agrega este componente eligiendo el modo de Equipo local cuando te pregunte. Acepta y en tu consola de gestión podrás ver que acaba de aparecer el nuevo complemento recién añadido.

Paso 6

Habilitando la cuenta administrador

Como te hemos contado al principio del artículo, una de las peculiaridades que incorpora Windows Vista es la desactivación por defecto del usuario Administrador. Esta medida de seguridad impide que cualquier programa malintencionado opere en el sistema con los plenos derechos que ofrece este perfil. Sin embargo, no está de más habilitarlo siempre y cuando tengamos presente las consecuencias que esto puede acarrear en caso de que no lo cuidemos adecuadamente. El usuario Administrador prescinde del modo de aprobación, por lo que el sistema no avisará en caso de que algún programa se ejecute en segundo plano. De nuevo en la consola, despliega los grupos que posee Usuario y grupos locales: Usuarios y Grupos. Pincha en el primero y, en la parte derecha, podrás ver aquellos que se encuentren configurados en tu equipo. Si observas detenidamente, podrás ver la cuenta Administrador. Haz doble clic sobre ella y se mostrarán en pantalla sus propiedades. Será justo en ese momento cuando podrás habilitar la cuenta, desbloquearla y consultar los datos del grupo al que pertenece, entre otras cosas.

Paso 7

Usuarios y grupos

Para terminar este pequeño repaso, vamos a dar de alta un nuevo usuario en este modo avanzado, de manera que veamos un poco qué configuraciones podremos manipular. De nuevo, en Usuario, pulsa el botón derecho del ratón y selecciona Crear nuevo usuario. A continuación, introduce su nombre y contraseña y acepta los cambios. Al cerrar la ventana, el nuevo usuario habrá aparecido en pantalla. Pincha dos veces sobre él para acceder a sus propiedades. Dirígete a Miembro de: y pulsa Agregar

En ese momento, aparecerá la pantalla de Seleccionar grupos y deberás pinchar en el botón Avanzadas. Será en la ventana que acaba de aparecer en la que podremos elegir el grupo al que va a pertenecer el usuario pulsando previamente en Buscar ahora. Como nos encontramos en la consola de gestión utilizando el modo de administración avanzado, tendremos a nuestra disposición una amplia variedad de grupos entre los que elegir, más allá de los dos básicos disponibles en la modalidad sencilla descrita más arriba. Finalmente, siguiendo estas mismas premisas, podremos crear también grupos nuevos dentro del apartado Grupos y clasificar de una mejor manera a todos los usuarios que accedan a nuestro equipo.