Cómo crear una textura de madera en Photoshop

Las texturas de madera son muy vistosas y quedan muy bien en la mayoría de los fondos de webs, blogs y todo tipo de aplicaciones de datos interactivas. Sin embargo, tienen un inconveniente y es que es un tipo de textura que dificilmente muestra continuidad en la veta del dibujo de la madera

Emilio J. García

Cómo crear una textura de madera en Photoshop

17 agosto 2010

Las texturas de madera son muy vistosas y quedan muy bien en la mayoría de los fondos de webs, blogs y todo tipo de aplicaciones de datos interactivas. Sin embargo, tienen un inconveniente y es que es un tipo de textura que dificilmente muestra continuidad en la veta del dibujo de la madera. Esto quiere decir que si utilizas una imagen menor que el espacio que la contiene y has de ponerla varias veces para rellenar, de inmediato se nota dónde empieza y acaba la imagen.

Para evitar esto, podemos someter al fichero de la imagen a un sencillo tratamiento con Photoshop (Gimp o cualquier otro software de retoque también es válido), para que al repetir la imagen una y otra vez en líneas y columnas, se muestren las vetas continuas y dé la sensación de una sola imagen. Conseguir esto aporta mayor realismo a la imagen final y ocupa mucho menos espacio en disco, ya que una imagen pequeña que se repite un número determinado de veces es más liviana que una sola imagen grande que ocupe toda la zona.

Lo primero que tenemos que hacer es seleccionar una foto de una madera que se pueda tratar. Cualquiera vale, pero si elegimos una madera que no contenga excesivas rugosidades y que tenga ausencia de los típicos “nudos” oscuros, mejor, ya que así será mucho más fácil, por lo menos ahora al principio. Así el resultado final será más uniforme y carente de zonas que llaman la atención, lo cual es importante si deseamos dar continuidad a la imagen.

imagen1

A continuación, aplicamos un filtro desplazamiento, que se encuentra en Filtro, Otros, Desplazamiento.

imagen2

En mi caso he elegido una imagen de 300 x 300 píxeles, así que le aplico un desplazamiento de 150 x 150, ya que el fitro ha de ser la mitad de la imagen.

imagen3

Después cargamos la herramienta de clonar y con la tecla Alt hacemos clic en un lugar de la veta que queramos clonar y luego clonamos en la zona media para ir haciendo desaparecer el corte que aparece ahora en la zona central de la imagen.

imagen4

Repetimos esto hasta que el corte desaparezca totalmente.

imagen5

No desesperes con la primera que hagas, es preciso cogerle el «tranquillo». Para facilitarte la tarea, te aconsejo que hagas zoom de la zona, que elijas un pincel tan pequeño que te quepa en las vetas de la madera, y que la herramienta de clonar la apliques bien sobre el nervio de la madera, o bien sobre los huecos; con cualquiera de estas opciones es más fácil conseguir buenos resultados.

Esto se lo puedes aplicar a cualquier veta de cualquier material, ya sea piedras, arena, vegetación, etc. Unas son más difíciles que otras, pero con práctica se consiguen buenos resultados.

Emilio J. García

Temas Relacionados