Cómo cuidar la batería de nuestro portátil

Os damos las claves para alargar la batería de los portátiles

David Cerdán

portatilAireLibre

18 agosto 2016

Los portátiles modernos vienen equipados con baterías de ion-litio de última generación, mucho mejores que las de antaño de níquel-cadmio.

Estas nuevas baterías no sufren tanto tras varias cargas y descargas. No obstante, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones si queremos alargar al máximo su autonomía y su vida útil.

Consejos prácticos

1. Condiciones de carga

Pese a la gran calidad de las actuales batería de ion-litio, existen una serie de condiciones óptimas para cargarlas.

El principal aspecto es la temperatura ambiente, que debería ser moderada. Es por eso que es recomendable no cargar el portátil al sol ni bajo temperaturas muy frías.

Otro punto a tener en cuenta es la utilización de la batería mientras ésta se carga. Pese a que no siempre es posible, debemos evitar por lo general utilizar el portátil mientras éste se está cargando para maximizar la vida de la batería.

Por último, es recomendable no esperar a la descarga total. Las baterías de ion-litio funcionan mejor con estados de carga parciales.

2. Desconectar del cargador una vez cargada

Muchas veces dejamos el portátil conectado a la corriente incluso cuando la batería ya está cargada al 100%, ya sea por pereza, olvido o porque no nos encontramos en el lugar.

En la medida de lo posible debemos realizar la carga en un momento en el que podamos desconectar el ordenador de la corriente una vez alcanzado el máximo de carga. De esta manera evitaremos que la batería sufra.

En ningún caso debemos dejar la batería cargándose toda la noche para evitar sobrecalentamientos.

3. Calibrar la batería

Las ordenadores tienen sistemas de medición de batería que pueden dar datos erróneos tras varios ciclos de carga. Es por eso que se recomienda calibrarlos aproximadamente cada 30 ciclos de carga, o lo que es lo mismo cada 2 o 3 meses dependiendo del uso que demos al equipo.

Para calibrar la batería debemos:

  • Cargar la batería al 100%
  • Dejar el equipo conectado a la corriente dos horas más después de alcanzar la carga máxima
  • Desenchufar el equipo y utilizarlo hasta agotar la batería por completo (el equipo debe apagarse)
  • Dejar el equipo apagado durante 5 o 6 horas
  • Cargar de nuevo la batería al 100%

4. Guardar el equipo con un 40% de carga, nunca descargado

Las baterías de ion-litio no soportan bien en general la descarga completa. Además, los fabricantes de baterías recomiendan dejar los equipos guardados con alrededor del 40% de la carga, ya que ése es el estado más óptimo para la conservación de la batería.

Es por ello que debemos evitar guardar nuestros equipos con un 100% de carga o con un valor cercano al 0%.

5. Minimizar el gasto energético

Cuanto menor sea el uso que demos a la batería, mayor será su vida. Es por ello que cuando estemos utilizando un equipo que no tenga conexión a la red eléctrica deberemos prestar especial atención al consumo que realice, minimizándolo siempre que sea posible.

Algunos consejos que ayudan a minimizar el gasto son:

  • Desactivar las conexiones como WiFi y Bluetooth siempre que no sean necesarias
  • Ajustar el brillo de la pantalla, evitando los niveles máximos
  • Desactivar o cerrar programas que no estemos utilizando
  • Utilizar los perfiles de ahorro de energía disponibles en nuestro sistema operativo

6. Evitar las altas temperaturas

Por último, y como ya hemos comentado al hablar de la carga, debemos evitar utilizar equipos portátiles con baterías bajo temperaturas elevadas pues éstas se llevan muy mal con este tipo de condiciones.

De la misma forma, es totalmente desaconsejable almacenar los equipos bajo condiciones de altas temperaturas, siendo especialmente peligroso en verano el uso de maleteros de coches al aire libre.

Loading...
'); doc.close(); });