Paso a paso + Escaparate

Cómo elegir la mejor tableta con Windows 8

Microsoft ha logrado difuminar las fronteras entre portátiles y tabletas. Estrictamente, estas últimas son las que incorporan Windows RT, pero en la práctica se extienden más allá

Manuel Arenas

Apertura tableta Windows 8

21 enero 2013

Microsoft ha logrado difuminar las fronteras entre portátiles y tabletas. Estrictamente, estas últimas son las que incorporan Windows RT, pero en la práctica se extienden más allá.

Nivel: Básico

Amodo de recordatorio, decir que Windows RT es la versión de Windows 8 específica para equipos con procesadores basados en arquitecturas ARM. Para facilitar la tarea de llevar Windows al mundo ARM, se eliminó la parte del sistema operativo dedicada a Win32, que es la que se encarga de hacer que se pueda trabajar en el modo Escritorio Clásico y ejecutar aplicaciones compatibles con Win32 (los .exe de toda la vida por decirlo de alguna manera).

De esta forma, las aplicaciones que se pueden usar en una tableta Windows RT como las Asus Vivo Tab RT, Samsung Ativ Tab, Lenovo IdeaPad Yoga 11, Dell XPS 10 o Microsoft Surface (que de momento no veremos en España) se limitan a las que estén disponibles en la Tienda Microsoft, que de momento no son muchas, aunque las que hay permiten desde el primer día hacer cosas con tu tableta Windows. No obstante, de momento olvídate de un Photoshop o un editor de vídeo o de imágenes en condiciones, por ejemplo.

Equipo convertible Lenovo IdeaPad Yoga 11 con Windows RT

Equipo convertible Lenovo IdeaPad Yoga 11 con Windows RT

Consejo 1. Decide si quieres una tableta o un híbrido

Los modelos más interesantes, y los que contribuyen a difuminar la frontera entre tableta y portátil, son los equipos híbridos que combinan pantalla y teclado en un formato tal que se pueden separar o acoplar según interese. En estos equipos, la pantalla integra todo el hardware del sistema y puede funcionar como tableta, aunque en el teclado se suele integrar una segunda batería, más puertos y hasta unidades de disco adicionales. Para el caso que nos ocupa los trataremos como tabletas, al estar sujetos a algunas de las limitaciones propias de los tablets al uso, como las posibilidades de ampliación o el rendimiento del hardware sobre el que se basan.

Híbrido

• Los equipos híbridos ofrecen lo mejor de los tablets sin renunciar al teclado.

Consejo 2. Vela por tu futura experiencia de uso

Las tabletas e híbridos con Windows 8 son una aproximación incremental al mundo de la informática móvil. Si en las tabletas con Android el teclado no se integraba bien con la interfaz ni las aplicaciones porque Android es un sistema básicamente táctil, en las configuraciones tipo tablet con Windows 8, prescindir del mismo es renunciar a parte de su atractivo, que no es otro sino el de combinar la tactilidad con el teclado.

El sistema está muy optimizado para trabajar con hardware muy modesto llegado el caso, y los modelos con Atom CloverTrail pueden encajar bien allí donde los Atom fracasaron al final con Windows 7. Las apps disponibles para la Tienda de Windows no son, de momento, especialmente exigentes. Office se ejecuta en modo Escritorio, pero tampoco supone una carga exagerada para el hardware. Por su parte, la interfaz táctil es ágil y, tras un período de adaptación, se maneja muy bien y se aprecia el hecho de que las losetas sean activas y muestren información en tiempo real sobre las aplicaciones a las que representan.

Office para Windows RT

• Office es un ejemplo de aplicación que no es fácil de portar a la nueva Interfaz de Windows.

Todo lo relacionado con servicios web o contenidos multimedia funciona muy bien independientemente del hardware que se use, al menos a día de hoy. Si empleas aplicaciones para escritorio, la experiencia de uso sí se verá comprometida por el hardware. No esperes que un Atom convierta una película en un tiempo récord, ni que la edición de vídeo Full HD sea una tarea óptima para un equipo híbrido.

Consejo 3. Determina si debe ser RT o no

Si llegas a la tienda y te enfrentas con el escaparate de modelos híbridos con Windows 8, recuerda que hay la variante RT, con procesadores ARM, y la variante normal de Windows 8 para procesadores x86. Las diferencias entre un RT y un no RT no son excesivas en lo que respecta a tamaño y peso (por ejemplo, el Vivo Tab RT y el Vivo Tab de Asus se diferencian en 150 gramos y en una pantalla de 10,1’’ frente a otra de 11,6’’), pero sí en cuanto a funcionalidad. El modelo RT está limitado a aplicaciones específicas para Windows 8 y el convencional es compatible con las aplicaciones para versiones anteriores de Windows en el modo Escritorio. Hay otras variables como el precio, pero no es una cuestión que se pueda decidir a la ligera.

Windows RT

• Las diferencias estéticas entre un equipo con Windows RT y otro con Windows 8 con vencional no son exageradas; en cambio, sí se distancian en funcionalidad.

Consejo 4. Sácale más partido con un buen teclado

A pesar de que se pueden usar sin teclado físico, a Windows 8 el máximo partido se le saca combinando el uso de la tactilidad y las teclas. Así que recuerda llevar el teclado siempre que puedas, o trata de elegir modelos híbridos con teclado separable en vez de únicamente la tableta. Es más, la versión de Office específica para los modelos RT no tiene una interfaz táctil pura, y se abre en el modo Escritorio de Windows RT, donde se trabaja mejor con teclado y ratón en algunos casos.

Office 2013

• Incluso en Windows RT, Office se abre en modo Escritorio, de manera que el mejor aprovechamiento se hará usando teclado físico.

Así pues, salvo casos concretos, la opción más segura es la de optar por modelos con teclado, que por otro lado son la mayoría. Eso sí, es por una buena razón.

Consejo 5. Con almacenamiento externo, más completo

Cuando elijas una equipo tablet o híbrido con Windows 8 o Windows RT, lo más probable es que la capacidad de almacenamiento te resulte algo insuficiente. 32 Gbytes, 64 Gbytes o 128 Gbytes serán opciones habituales, sobre todo porque lo más probable (y recomendable) es que se trate de almacenamiento SSD.

Almacenamiento

• La capacidad de almacenamiento de los equipos Windows 8 más ligeros, con formatos híbridos o tablet, es notablemente escasa en algunos casos.

En consecuencia, piensa en tener una llave USB de alta capacidad o un disco externo lo más ligero y robusto como sea posible como complemento para tu configuración Windows 8. Una opción posible es recurrir al almacenamiento en la Nube, con SkyDrive, Google Drive, SugarSync o Dropbox, por poner algunos ejemplos, pero no siempre tendrás conexión a la que recurrir.

Analizamos 9 servicios gratuitos de almacenamiento on-line

Analizamos 9 servicios gratuitos de almacenamiento on-line