Cómo forzar los Intel core i7

La tecnología de 45 nm y los controladores de memoria integrados son las características más reseñables de las CPUs, así como su potencial para funcionar a más velocidad de la nominal. Realiza overclocking y haz que tu CPU rinda más

Manuel Arenas

Cómo forzar los Intel core i7

5 enero 2010

NIVEL: INTERMEDIO

Trabajar con un procesador Core i7 965 de Intel es, por el momento, un tanto caro si lo comparamos con un AMD Phenom II X4 955 BE y, si optamos por una placa base de gama alta como la Asus Rampage II Extreme, el precio se dispara hasta unos 320 euros.

De todos modos, el rendimiento obtenido con esta configuración, junto con una memoria de gama alta, como el kit Kingston HyperX DDR3 de 6 Gbytes, es superior al de la plataforma de AMD. Este será el equipamiento que utilizaremos para practicar overclocking con procesadores Intel Core i7.

El procedimiento es similar al seguido con el Phenom II X4 de AMD, aunque solo en teoría. Asus cuenta con aplicaciones como PC Probe para monitorizar el sistema a todos los niveles, así como una herramienta denominada Turbo V que permite modificar el valor del multiplicador en los procesadores Extreme Edition.

Pero, al actualizar la BIOS a la versión 1.406, que es compatible con el dispositivo OC Station de Asus para la práctica del overclocking mediante hardware exclusivamente, el software Turbo V no funciona correctamente. OC Station es una auténtica delicia en términos de overclocking, todo sea dicho, pero lo más interesante aquí es trabajar con software y la BIOS.

Resultados

Paso 1. Comprobaciones inciales
En este caso, actualizar la BIOS ha resultado ser un inconveniente, pues impide trabajar con las herramientas de software. Así, tendremos que manejar directamente la BIOS y CPU-Z para monitorizar los parámetros de la CPU. Los valores clave son el multiplicador, que en este caso podemos modificar al tratarse de un procesador Extreme Edition; la velocidad del bus, que no es tal al no haber un FSB al uso, y el voltaje de la CPU.

En este caso es una tarea un tanto tediosa, aunque en última instancia es el método tradicional de toda la vida. Eso sí, nos exponemos a tener que reiniciar el sistema unas cuantas veces. Parte de unos valores estándar, que en este práctico son x24, 133 MHz y 1,350V. La frecuencia de la memoria aumenta con el bus, aunque podemos establecer valores seguros si la dejamos en modo automático, y más con unos módulos que admiten hasta 2.0 GHz.

PASO_Intel_bios

Paso 2. Haz Pruebas con los valores

Como hemos explicado, es recomendable no tocar el voltaje mientras no sea necesario (si superas un valor seguro el color de los números cambiará a rojo). Primero, modifica solo los parámetros del multiplicador y el bus. Si tu procesador no es un Extreme Edition, tranquilo: solo con el bus se alcanzan aumentos de velocidad muy significativos. Los resultados que hemos obtenido en nuestras pruebas están recogidos someramente en la tabla adjunta. Si los comparas con los obtenidos con el procesador de AMD observarás que el Core i7 es bastante más rápido que el Phenom II, aunque, como veíamos antes, también hay una diferencia de precio importante.

PASO_Intel_Extreme

Paso 3. Sube el voltaje
Cuando hayas agotado las combinaciones estables en el paso anterior, juega con el voltaje, pero con precaución, sin que llegue al extremo de cambiar a color rojo, como se aprecia en la imagen. Recuerda que la electromigración es un fenómeno probable; si te excedes, puedes estar reduciendo el tiempo de vida útil del procesador. Puedes incluso bajar la velocidad del bus y subir el factor de multiplicación. En nuestro caso, el máximo resultado lo obtuvimos así, con un voltaje de 0,025V por encima del valor nominal, pero con el bus a 127 MHz y el multiplicador en x30.

PASO_Intel_voltaje

Paso 4. Comprueba la estabilidad
Si has empleado programas de análisis para realizar el trabajo de optimización de los parámetros del sistema, no te fíes. Puede que el equipo haya superado la prueba, pero no el escenario que usas todos los días. Si funciona bien 3DMark2006 pero no Office, de poco nos habrá servido forzar el equipo. Toma buena nota de los parámetros que consideres buenos y... ¡adelante! Juega, trabaja o presume de rendimiento delante de tus amigos. Lo de batir récords, sintiéndolo mucho, se queda para los profesionales que trabajan con nitrógeno líquido para enfriar la CPU y no tienen reparos en «cargarse» una, dos o tres placas base y algún que otro microprocesador.

PASO_nitrogeno

Overclocking mediante hardware
La tendencia actual consiste en realizar las tareas de overclocking mediante dispositivos de hardware en vez de usar la BIOS o herramientas de software. MSI, en su placa 790FX-GD70, integra un dial para ajustar la velocidad del bus, mientras que Asus, en el modelo Rampage II Extreme, dispone de un sistema de controles que, junto con un mini display (LCD Poster), permite modificar en tiempo real el voltaje, el bus y el multiplicador de la CPU o las temporizaciones de la memoria. No obstante, la facilidad es aún mayor con el dispositivo ROG OC Station, un periférico con pantalla y un cómodo dial de selección de modo para cambiar cualquier parámetro de manera instantánea y segura.

Recuadro_oc-station
Loading...