Cómo hacer una copia de seguridad de todos tus correos de Gmail

Guarda todo eso, a ver si lo vas a perder

David Martínez

Gmail

11 marzo 2018

¿Te has planteado alguna vez la de información útil, a veces incluso trascendental, que acumulamos en la cuenta de correo? Así, a bote pronto, se me ocurre que podemos tener correos con datos bancarios, contraseñas de sitios en los que nos hemos registrado, billetes de avión o documentos que ya sólo llegan por correo electrónico, como puede ser un seguro de un coche o un recibo de teléfono. Y ahora, ¿te has planteado alguna vez que significaría perder toda esta información? Tendemos a pensar que plataformas como Yahoo, Hotmail o Gmail no fallan nunca, pero hay muchos factores que pueden poner en riesgo nuestra cuenta con todos los correos dentro. Por eso, hoy te enseñamos cómo obtener una copia de seguridad de tus correos en el servicio más empleado del mundo: Gmail.

Lo primero que debes hacer es entrar en tu cuenta desde cualquiera de los servicios de Google. Para ello, entrando por ejemplo en Gmail, clica en la letra (o la foto, si lo has personalizado) que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla. Ahora presiona la opción "Mi cuenta", que te lleva al control de mando de tu cuenta. Desde aquí, por ejemplo, podremos mejorar la protección de nuestra cuenta de Google o evitar la publicidad dirigida del famoso buscador.

En este caso, la opción que nos interesa es la de "Información personal y privacidad". Aparecerá una columna en la izquierda y haremos clic directamente en "Controla tu contenido". Ahora, dentro de la categoría "Descargar tus datos", pulsaremos sobre "Crear archivo". Llegaremos a un lugar mágico donde podremos pedir una copia de seguridad de todos nuestros productos de Google, es decir, desde Gmail hasta Google Photos, pasando por Drive o Calendar.

Gmail

Como estamos hablando de Gmail, clicaremos en la opción "No seleccionar ninguno" para desmarcar todas las opciones, ya que por defecto Google te hace copia de seguridad de todo. Ahora elegiremos el producto del que queremos una copia, en este caso "Mail". Al lado del icono para marcar el correo, aparece una pequeña flecha que nos abre un menú desplegable. Desde aquí podremos ser más certeros a la hora de elegir de qué queremos que Google nos haga una copia de seguridad: de todo el correo, como nos interesa; o de sólo una parte, y en ese caso tendríamos que marcar la opción "Seleccionar etiquetas" para elegir qué categorías queremos poner sobre seguro.

Clica sobre "Siguiente" y llegarás a la última puerta. Desde aquí podremos personalizar cómo queremos que sea esa copia de seguridad: elegir el tipo de archivo, habitualmente ".zip"; seleccionar el tamaño del archivo, que va de 1Gb a 50Gb (a partir de 2Gb, se divide en más de un archivo); y, finalmente, el método de entrega de ese archivo. Por defecto, Google te manda un correo electrónico con un enlace de descarga desde el que podremos llevar el archivo a nuestro ordenador, aunque también podemos elegir que se guarde directamente en Drive o en Dropbox, por ejemplo.

Ten en cuenta que no es un proceso instantáneo. Google tardará un buen rato (de unos minutos a unas horas) en generar ese archivo, aunque la espera merecerá la pena: tendrás una copia de seguridad de tu correo de Gmail. Por cierto, una vez descomprimido, el archivo tiene formato MBox, por lo que también podrás abrirlo desde otros gestores de correo.

Loading...