Cómo navegar de incógnito por defecto y sin desvelar tu ubicación

No dejes rastro a tu paso

David Martínez

Modo incognito

12 agosto 2017

Los últimos casos de robos de contraseñas y filtraciones de imágenes privadas han puesto en pie de guerra al usuario medio de Internet, hasta el punto que uno de los temas que más le preocupa a día de hoy es la privacidad. Cada vez que visitamos una página web estamos compartiendo una serie de información y dejando un rastro en nuestro historial de navegación. Un primer paso para mantener cierto grado de privacidad puede ser la opción de navegar de incógnito, presente en todos los navegadores, y la de no compartir nuestra ubicación en todo momento. Te explicamos cómo hacer para que ambas opciones estén activas cada vez que abras el navegador.

Navegar de incógnito significa que, al cerrar la ventana de navegación, una serie de elementos como el historial o las cookies serán eliminados. Como si nunca hubieras pasado por allí. Ten en cuenta, sin embargo, que esto no implica en ningún caso que la información de la navegación no pueda ser recogida de otras formas.

Activar el modo incógnito por defecto

Por defecto, el modo incógnito no está habilitado, y los distintos navegadores tampoco ponen a nuestro alcance esta función, aunque no es complicado activarlo. Y lo mejor es que se activa en los tres principales navegadores por igual: Chrome, Firefox y Edge.

Para activar por defecto el modo incógnito vamos al icono del escritorio desde el que accedemos al navegador y pulsamos sobre él con el botón derecho. Ahora entramos en "Propiedades" y buscamos la opción "Destino", donde aparecerá un comando. Pues bien, basta con que añadamos la palabra "incognito" al final del mismo, de forma que nos quedaría algo así: "XXXX\Google\Chrome\Application\chrome.exe" –incognito". Las "X", en este caso, hacen referencia a la ruta donde cada uno tenga alojado el navegador (habitualmente "Archivos de programa"). Le damos a "Aplicar" y aceptamos.

En el caso de Edge y de Firefox, como decíamos, tenemos que seguir el mismo proceso, sólo que en lugar de emplear la palabra "incognito" utilizaremos la palabra "-private". La próxima vez que abras el navegador, por defecto se pondrá en marcha el modo oculto.

Cómo desactivar la opción de compartir tu ubicación

Otra forma de ocultar detalles sobre tu navegación implica no compartir constantemente tu ubicación. En este caso, cada uno de los navegadores exige una serie de pasos distintos.

En el caso de Google Chrome, nos vamos al menú principal en la esquina superior derecha (tres puntos verticales) y clicamos sobre "Configuración". Bajamos hasta el final de las opciones y desplegamos la "Configuración avanzada". Ahora abrimos "Configuración de contenido" y buscamos "Ubicación". Al clicar, deberemos tener activado "Preguntar antes de acceder" y, en la lista, podremos ver también a qué sites le hemos dado autorización para saber dónde estamos ubicados. Si no quieres compartir esta información, elimínalos y cuando vuelvas a entrar en la web te volverá a saltar el mensaje.

Si usas Firefox, escribe en la barra de direcciones lo siguiente: "about:config" (sin comillas). En ese enorme listado tendremos que encontrar (mediante el buscador) el que pone "geo.enabled". Si clicamos sobre él, cambiará de estado: de "activado" a "desactivado".

Por lo que respecta a Edge, no se hace a través del navegador, sino de Windows. Pulsamos el botón "Inicio" y nos vamos a "Configuración > Privacidad". Ahora vamos a "Ubicación" y cambiamos las opciones de privacidad, en este caso, desactivando la ubicación general de Edge.

Por cierto, si estás muy preocupado por temas relacionados con la ciberseguridad o quieres formarte en este campo, te recomendamos los cursos gratuitos (algunos de ellos) que ofrece Cybrary. Basta con que te crees una cuenta para tener acceso a todo su catálogo, que va desde cursos para experimentados programadores hasta otros para principiantes.

Loading...
'); doc.close(); });