Paso a paso

Conecta tu antiguo televisor a Internet

Si tienes un televisor veterano y echas de menos los servicios on-line que incorporan las pantallas de última hornada, no te lo pienses más: hazte con un dispositivo Web TV

Televisor viejo Internet

10 marzo 2014

Si tienes un televisor veterano y echas de menos los servicios on-line que incorporan las pantallas de última hornada, no te lo pienses más: hazte con un dispositivo Web TV. Podrás acceder a decenas de servicios, aplicaciones y vídeos bajo demanda con comodidad y de una forma muy sencilla.

Algunos analistas defienden que la distribución de contenidos audiovisuales en formato físico tiene los días contados. Y puede que tengan razón. De hecho, la creciente popularidad de los dispositivos Web TV parece defender esta tendencia. Y es que no cabe duda de que la Red no solo ha cambiado irreversiblemente la manera en que nos informamos, sino también cómo nos comunicamos y disfrutamos los contenidos.

Las principales compañías de electrónica de consumo son conscientes del enorme valor añadido que representa la posibilidad de dotar a sus productos de conexión a Internet y, al mismo tiempo, facilitar su integración en redes domésticas. No cabe duda de que actualmente el ordenador y el televisor constituyen el auténtico corazón del ocio doméstico en la mayor parte de los hogares, pero el escenario de uso de estos dispositivos habitualmente es distinto. El televisor de mayores dimensiones y calidad suele estar instalado en el salón, mientras que los ordenadores los utilizamos habitualmente en dormitorios, pequeñas oficinas domésticas y salas de estar.

Por esta razón, no siempre resulta fácil enlazar estos dos ingenios, aunque es evidente que los PCs de salón no dejan de ganar adeptos. La solución por la que han optado la mayor parte de los fabricantes de televisores es la más razonable y económica: dotar a las propias pantallas de conexión a Internet, incorporando un puerto Ethernet o una controladora WiFi. De esta forma, podemos conectar la tele a nuestro encaminador de la misma manera en que enlazamos un portátil o una consola de videojuegos, y, así, salir directamente al ciberespacio.

Las posibilidades de esta innovación son casi infinitas. Podemos utilizar nuestro televisor para navegar por Internet, acceder a los servicios on-line y las redes sociales de moda, reproducir la ingente cantidad de contenidos audiovisuales que podemos encontrar en la Red, gestionar nuestro correo electrónico, etc. No obstante, para que todo esto funcione, además de la conexión física a Internet, las teles deben incorporar el software que hace posible esta funcionalidad, que no es otra cosa que un pequeño sistema operativo, un microprocesador razonablemente potente y memoria.

Pero, ¿y si nuestra tele es antigua y carece de conectividad de red? Entonces lo ideal es apostar por un dispositivo Web TV, que no es otra cosa que una caja de pequeñas dimensiones en cuyo interior reside todo lo que necesitamos para conectar nuestro televisor a Internet y, de esta forma, acceder a un inmenso abanico de nuevas prestaciones. Actualmente encontramos en el mercado modelos por menos de 100 euros, por lo que podemos acceder a un abanico de servicios amplio por un desembolso razonable.

NIVEL:BÁSICO

Paso 1. Primeros pasos

La puesta en marcha y la configuración de todos los Web TV es muy similar. Lo primero que debemos hacer es conectarlo a nuestra televisión o, mejor aún, a una entrada HDMI de nuestro receptor de A/V. Después, si el router está cerca lo ideal es enlazarlo utilizando un cable Ethernet de categoría 5 convencional; de lo contrario, tendremos que optar por la conexión WiFi o por un enlace PLC. En este contexto es preferible decantarse por el cable Ethernet debido a que el caudal de datos que es necesario transportar desde el router hasta el Web TV cuando se reproduce una película en alta definición es muy elevado.

Televisor viejo Internet 1

Y este tipo de enlaces ofrecen una tasa de transferencia mayor y, sobre todo, más estabilidad. De todas formas, los usuarios que se vean obligados a decantarse por el WiFi o el PLC no tienen por qué preocuparse, pues en condiciones normales una conexión 802.11n o PLC 500 debería garantizar una reproducción fluida y sin cortes.

Si tenéis la intención de integrar el Web TV en vuestro equipo de cine en casa, conectadlo al receptor de A/V utilizando un cable de fibra óptica para transportar el sonido digital. Por último, no olvidéis enchufar el cable de alimentación.

Paso 2. Prepara la conexión a tu red

Lo siguiente que debemos hacer es encender la tele y, después, el Web TV. Si lo hemos conectado al router utilizando un cable Ethernet aparecerá una ventana indicándonos que la conexión se ha efectuado con éxito, debido a que este proceso es automático en prácticamente todas las propuestas. Si nos hemos visto obligados a utilizar un enlace WiFi tendremos que localizar el identificador (SSID) de nuestra red y, después, introducir nuestra contraseña de acceso.

Televisor viejo Internet 2

Según nuestras pruebas, muchos Web TV tienen problemas para conectarse a redes con el SSID oculto, por lo que os aconsejamos que no utilicéis esta medida de seguridad. No obstante, el filtrado por dirección MAC no debería representar ningún problema. Si lo habéis habilitado, antes de conectaros a vuestra red inalámbrica deberéis buscar la dirección MAC del Web TV en la interfaz de este último, para, a continuación, añadirla a la lista «blanca» de direcciones permitidas en la interfaz web del encaminador. Una vez hecho esto deberíais poder conectarlo a la Red sin problemas.

Paso 3. Datos bancarios

El procedimiento utilizado por prácticamente todos los fabricantes de estos dispositivos para facturar el alquiler y la compra de películas a sus clientes requiere que introduzcamos los datos de nuestra tarjeta bancaria. Para hacerlo, seleccionad una película e intentad alquilarla. El asistente os pedirá que introduzcáis vuestro nombre, la fecha de caducidad, los dieciséis dígitos del número de identificación y el código de seguridad, que está representado por los tres dígitos situados más a la derecha en el reverso de la tarjeta.

Televisor viejo Internet 3

Paso 4. ¡Cuidado con las condiciones!

Antes de iniciar la reproducción de una película, leed con detenimiento las condiciones del alquiler. Habitualmente, una vez efectuada la transacción disponemos de un período concreto de tiempo para iniciar la reproducción (normalmente un mes). Por otra parte, cuando se inicia el visionado suele ponerse en marcha otro contador ideado para permitirnos completar la reproducción en varios días (casi siempre 3 o 4).

Televisor viejo Internet 4

Eso sí, durante este último período podemos disfrutar el filme tantas veces como queramos. Estas nociones son solo meramente orientativas, pues es esencial tener en cuenta que las condiciones las fija el proveedor del servicio, por lo que existen diferencias entre la oferta de cada uno de ellos. Un último apunte: el precio del alquiler de las películas suele oscilar entre el euro que cuestan algunas ofertas puntuales y series de televisión, y los 4 o 5 euros de los últimos estrenos.

Un mercado muy nutrido

Podemos usar nuestro Web TV para alquilar y comprar películas, pero también para muchas otras tareas igualmente apetecibles, sobre todo si vamos a abordarlas en un televisor de gran formato. De hecho, la mayor parte de los modelos permite escuchar la radio a través de Internet, navegar, acceder a servicios on-line populares (YouTube, Flickr, Vimeo, etc.), gestionar nuestro correo electrónico, etc. Algunos, incluso, incorporan un sintonizador de TDT compatible con señales de alta definición y una unidad de almacenamiento en la que podemos salvaguardar nuestros programas favoritos.

Televisor viejo Internet 5

El mercado está acogiendo últimamente numerosas propuestas, pero estas son algunas de las que más nos gustan: Blu:sens web:tv, Apple TV, D-Link Boxee Box y Western Digital TV Live Hub. Cualquiera de ellas satisfará las expectativas de los usuarios más exigentes.

Artículos relacionados

Smart TV, la verdadera televisión a la carta

Informe

Smart TV, la verdadera televisión a la carta

Diez formas de llevar contenidos digitales a la TV del salón

Especial Práctico

Diez formas de llevar contenidos digitales a la TV del salón

Loading...
'); doc.close(); });