Configura tu red de manera estática

Una vez establecido el acceso desde Internet a nuestra red local evita el uso del protocolo DHCP por parte del router. Asigna de manera manual y estática las direcciones IP de cada uno de los equipos que formen la red de área local de la casa

Eloy García Almadén

Configura tu red de manera estática

13 abril 2009

Una vez establecida la manera de acceder desde Internet a nuestra red local, el siguiente paso será el de evitar la utilización del protocolo DHCP por parte del router. En lugar de esto, asignaremos de manera manual y estática las direcciones IP de cada uno de los equipos que formen la red de área local de la casa.

El objetivo de este procedimiento no será otro que el de elaborar un esquema claro, conciso y unívoco de todos los dispositivos conectados para poder acceder inequívocamente a los distintos servicios disponibles en cada uno de ellos (un documento de texto en el que establezcamos todos los nodos de la red, cada una de sus direcciones IP, sus nombres y los servicios habilitados puede resultar extremadamente útil).

Para realizar esto, lo primero que será necesario llevar a cabo es la desactivación del protocolo DHCP propiamente dicho en el router. Con esta premisa, accede a la configuración del mismo y dirígete hasta Configuración/Avanzado/Red y desmarca la casilla que corresponde a Activación del servidor DHCP. Pulsa el botón Enviar y reinicia el dispositivo.

Ahora es el momento de establecer las diferentes direcciones IP estáticas de cada uno de los PCs conectados. Debido a que existen múltiples sistemas operativos, os vamos a explicar la manera de realizar esto en Windows Vista. Extrapolarlo a Windows XP es sencillo y, si disponéis de alguna distribución de Linux, el proceso será también bastante similar.

Abre la herramienta Conexiones de red situada en Inicio/Configuración. Seguidamente, sitúate encima del icono correspondiente a la interfaz de red que quieras configurar (podrá ser indistintamente Ethernet o inalámbrica), pulsa el botón derecho del ratón y selecciona Propiedades.

Ahora, pincha en Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y pulsa el botón Propiedades. En la ventana emergente, marca Usar la siguiente dirección IP e introduce una dirección que pertenezca al ámbito de tu red local. Asigna igualmente la máscara de red correspondiente y, en Puerta de enlace, introduce la dirección del router.

Entonces, marca también Usar las siguientes direcciones de servidor DNS. Aquí podrás meter las direcciones de los DNS que utiliza el propio router, otras diferentes que creas conveniente o simplemente la dirección del router si prefieres que sea él el que se encargue en última instancia de este proceso. Acepta y aplica todos los cambios y reinicia finalmente el sistema operativo.

Loading...
'); doc.close(); });