Especial Práctico

Configura y monta el ordenador de tus sueños

En este práctico nos hemos propuesto guiaros a través de los procesos de configuración y montaje de un ordenador con componentes de última hornada, pero de precio razonable

Equipo técnico de Mountain

Mountain logo vídeo

22 diciembre 2011

En este práctico nos hemos propuesto guiaros a través de los procesos de configuración y montaje de un ordenador con componentes de última hornada, pero de precio razonable. Si estábais pensando haceros con un nuevo equipo de sobremesa, esta es vuestra oportunidad.

NIVEL:INTERMEDIO

Para elaborar este práctico hemos pedido ayuda a los responsables de la empresa española Mountain con el objetivo de ofreceros una propuesta lo más atinada y cuidada posible. Y creemos haberlo conseguido. No en vano hemos elegido este ensamblador por la indiscutible calidad de todas sus máquinas que hemos analizado en nuestro Laboratorio.

Nuestro objetivo es montar un PC de sobremesa lo más potente y versátil posible, pero sin que su coste sea excesivo. Y hemos creído que 1.300€ es un presupuesto suficientemente holgado para conseguirlo. Nuestro punto de partida ha sido una de las configuraciones base de Mountain, conocida como Xtreme i7, cuyos componentes podéis conocer en detalle leyendo el recuadro de la siguiente página.

Aquí te ofrecemos el vídeo para que puedas montar el PC de tus sueños.

Paso 1. Preparación de los componentes

Siempre recomendamos, para trabajar con mayor comodidad, contar con una superficie amplia y bien iluminada en la que podamos desplegar todos nuestros componentes. También es recomendable descargar la energía estática tocando alguna pieza de metal antes de los dispositivos a integrar; por ejemplo, el chasis en sí.

Para empezar, podemos colocar todos los dispositivos hardware y comprobarlos, dejando los accesorios, manuales y cables en una caja aparte para que nada se extravíe. Tenemos que estar muy atentos a todas las láminas protectoras de plástico que suelen llevar diversos componentes, como las tarjetas gráficas, las placas base, etc., para protegerlos de arañazos y daños superficiales. Si no se retiran pueden derivar en un aumento de temperatura no deseado, así como en un riesgo de desprendimiento si, al calentarse, se deforman y pierden adherencia.

Construye PC Mountain 1

En cuanto al chasis, hay que retirar de la zona donde se ubicará la placa base el cableado procedente del frontal para que no estorbe más tarde, así como colocar y anudar los cables del grupo de ventiladores traseros y superiores, acomodándolos hacia el panel trasero por uno de los huecos que tiene para tal fin. Dejaremos la conexión macho de alimentación ya preparada uniendo las tres que vienen.

También podemos sacar los dos soportes internos, fijados por sendos tornillos manuales, para poder trabajar con más espacio y mucho más cómodos. Por último, retiramos el protector que viene incluido con la caja para las conexiones posteriores de la placa base, ya que la nuestra tiene el suyo propio, y de mejor calidad.

Paso 2. Ensamblamos el microprocesador

A la hora de instalar la CPU debemos proceder con mucha cautela porque los pines para la transferencia de los datos no están en el «micro» en sí, sino que se alojan en el zócalo. Son extremadamente frágiles, por lo que os recomendamos quitar el protector en el momento exacto en el que estemos listos para colocarlo.

Para ello, lo sujetamos por los bordes y lo colocamos del único modo posible, ayudados por dos pequeñas muescas que tiene en dos de sus lados. A continuación, podemos cerrar el mecanismo de seguridad que, a su vez, ejerce como una prensa para que entren en contacto los pines del zócalo con los contactos del chip.

Construye PC Mountain 2

El siguiente paso requiere colocar el disipador del microprocesador, que viene con la pasta térmica aplicada para que simplemente tengamos que dejar que se extienda sola, una vez aplicados la presión y el calor. Para instalarlo, el primer paso precisa colocar el aro donde va a ir fijado a la placa con sus anclajes. Seguimos con el disipador en sí, fijándolo con dos tornillos a la ancha base que posee.

Por último, colocamos el ventilador, insertamos el cable en su conector correcto de la placa base, denominado CPU Fan, y recogemos el cable para que no pueda tropezar nunca con las aspas.

Temas Relacionados