Especial Práctico

Conoce el ingrediente secreto de Google

No hay servicio de Google que no esté basado en su buscador o haga un uso intensivo de este. Buscar en Google es fácil; pero, para hacerlo con efectividad, es bueno conocer algunos sencillos secretos

buscar google

25 enero 2012

Aunque hay otras propuestas, Google sigue siendo el buscador más efectivo para prácticamente cualquier dato que necesitemos encontrar en Internet. El dominio madre es www.google.com, pero cada país tiene una versión propia con su extensión (www.google.es en el caso de España).

Generalmente, el buscador nos redirecciona automáticamente a la página correspondiente de manera automática. Si no lo hace, basta que elijamos nuestra versión local una vez para que las siguientes recuerde esa preferencia.

En esencia, solo hay dos diferencias entre Google.com y Google.es. La primera y más evidente es el idioma de la interfaz. La segunda, que no se aprecia a primera vista, es el Pagerank o valor numérico que determina el orden en el que aparecen los resultados de las búsquedas. Si estamos en la versión española de Google, los resultados locales tendrán más importancia que los internacionales.

En otras palabras, si buscamos una marca conocida como Samsung nos aparecerá antes Samsung España en Google.es, mientras que, si lo hacemos en Google.com, aparecerá la página web internacional de la compañía.

Esta norma no se aplica a búsquedas muy cerradas ni en otros idiomas. En líneas generales, hay muy pocos casos en los que podríamos querer buscar en páginas de otros países.

Las leyes de oro para hallar el mejor resultado

Primera ley. Muy sensible al uso de las comillas

Si es preciso recordar alguna norma de búsquedas concreta, que sea esta: Google es sensitivo al uso de comillas en su buscador. Si introducimos varias palabras, Google buscará resultados en los que aparezcan esas palabras; pero, aunque intentará en la medida de los posible que así sea, esas palabras no tienen por qué estar juntas ni en el orden en que las escribimos.

Si, por el contrario, escribimos los términos entrecomillados, Google los buscará exactamente en ese orden y seguidos. Esta norma vale para todas las pesquisas y resulta crucial para filtrar adecuadamente los resultados.

Segunda ley. Expresiones naturales

Google se ha desarrollado mucho. Tanto que a veces es posible dar muy rápidamente con lo que buscamos utilizando expresiones del lenguaje natural. Si queremos, por ejemplo, saber qué hora es en Japón podemos volvernos locos escribiendo husos horarios, hora internacional Japón o expresiones similares cuando, en realidad, lo más sencilla es anotar ¿qué hora es en Japón? Esto mismo se aplica a dudas más técnicas. Raro será que tengamos un problema que no hayan tenido otros antes.

Algoritmo Google Guía 1

Hay todo un mundo de foros ahí fuera con millones de consultas publicadas y, a veces, se llega mucho antes a resolver una duda escribiéndola literalmente, como por ejemplo cómo abrir los puertos en un router, que navegar durante horas por resultados de búsquedas como router puertos o router abrir puertos.

Tercera ley. Sumarás y restarás conceptos

Google también es sensitivo al uso de ciertos signos. El más conocido es el guión (-) o signo menos. Si lo usamos seguido de una palabra, le estaremos diciendo al buscador que excluya ese término de los resultados. Así, si escribimos Apple -store –iphone, Google excluirá las páginas en las que se aluda al smartphone y la tienda on-line de la compañía.

Algoritmo Google Guía 2

Igualmente, podemos añadir palabras o conceptos utilizando la o mayúscula (O) entre ellos. Si en vez de una O utilizamos el signo ~ (Alt + ñ) estaremos pidiéndole a Google que busque también sinónimos y palabras afines. Así, si buscamos ~perro también nos incluirá mascotas.

Cuarta ley. Si sabes lo que buscas, sé preciso

Las indagaciones pueden refinarse mucho si estamos bastante convencidos de donde está lo que queremos. Si, por ejemplo, queremos localizar algo en una página que sabemos su dominio concreto basta con introducir el término seguido de dos puntos y el tipo de dominio. Si, por ejemplo, queremos hallar páginas que hablen sobre toros, pero que sean solo del dominio .es, basta con escribir toros :es.

Concretando aún más, podemos hacer que Google busque algo en un único sitio web con la expresión site:. Esta opción es parecida a la opción de buscar una palabra desde el navegador, pero en Google.

Por último, la expresión define: hace que Google localice únicamente definiciones del concepto que pongamos, sean en wikipedia o en cualquier otra página.

Temas Relacionados