Consejos de optimización del sistema: Monta tu estudio 3D

Edición de vídeo e imagen, efectos finales, diseño 3D, entretenimiento... son procesos de Creación de Contenidos Digitales que ya es posible asumir en un ordenador convencional sin largos tiempos de espera para conseguir resultados aceptables

Pablo Fernández Torres

Consejos de optimización del sistema: Monta tu estudio 3D

21 octubre 2008

Paso 1

Crea particiones

Son dos los motivos fundamentales por los que se han de realizar particiones en un disco o bien disponer físicamente de al menos dos de ellos. En primer lugar, nos permitirá mantener los datos personales en un lugar independiente a donde se encuentra el sistema operativo. En caso de que éste no pueda arrancar, será mucho más fácil acceder a ellos. Por otro lado, el acceso a los datos es más rápido y las operaciones sobre los discos que efectúe el programa que estemos utilizando se realizarán de forma más eficaz.

No olvides configurar en cada programa la ubicación de los ficheros temporales, que deberá ser siempre distinta a donde se encuentra instalado el sistema operativo. Realiza las particiones durante la instalación del sistema operativo o bien con alguna herramienta de particionado como la que se incluye en Windows Vista dentro de Panel de control/Herramientas administrativas/Administración de equipos/Administración de discos.

Paso 2

Códecs, los indispensables

Sobre todo para las tareas de edición de vídeo, no sólo a la hora de realizar tareas de codificación a otros formatos, sino también a la hora de importar secuencias a la línea de tiempo, es importante disponer de los códecs necesarios, pero únicamente los imprescindibles.

Recurre a la utilidad Sherlock The Codec Detective para comprobar cuáles tienes cargados y cuáles te faltarían para determinada tarea. Eso sí, aunque existen muchos packs en Internet que incorporan cientos de códecs, no instales aquellos que no vayas a usar, pues pueden perjudicar perjudicar el rendimiento de tu equipo.

Paso 3

El mantenimiento de los discos

Es posible que pequemos de repetitivos, pero lo cierto es que cualquier tarea de mantenimiento de los discos duros se convierte en fundamental para este tipo de trabajos. En especial la Desfragmentación de disco y la Comprobación de errores, disponibles accediendo con el botón derecho a las Propiedades de la unidad.

Paso 4

Programas que residen en memoria

Por desgracia, los desarrolladores de software suelen implementar programas residentes en memoria que en la mayoría de ocasiones no utilizamos, por lo que conviene deshacerse de ellos en la medida de lo posible. Para ello, lo normal es pulsar con el botón derecho sobre el icono en la Bandeja del sistema e inhabilitarlo también en el arranque del sistema. También podremos acceder al Administrador de tareas (Ctrl+Alt+Supr) para terminar los procesos manualmente.

Paso 5

Controladores actualizados

En primer lugar, es muy importante instalar los controladores que proporcionan los fabricantes siempre que tengamos la oportunidad, ya que, como ya sabrás, los que incorporan los sistemas Windows por defecto pueden conseguir que el dispositivo funcione sin problemas, pero tal vez no saquen lo mejor de él.

Tampoco está de más echar un vistazo de vez en cuando a las páginas de soporte oficiales en busca de posibles actualizaciones en los controladores, como es el caso de las tarjetas gráficas profesionales.