Especial Práctico

Consejos para elegir el mejor equipo sobremesa del mercado

Es posible que los dispositivos portátiles estén ganando la batalla de la innovación, pero los ordenadores de sobremesa también están evolucionando para ofrecernos una experiencia perfecta

Alberto Castro Gallardo

Renovación de sobremesa

5 febrero 2013

Es posible que los dispositivos portátiles estén ganando la batalla de la innovación, pero los ordenadores de sobremesa también están evolucionando para ofrecernos una experiencia perfecta.

A mediados de la década pasada parecía imposible que los ordenadores de sobremesa fuesen a ceder el cetro del hogar digital. Sin embargo, ahora los portátiles, las tabletas e, incluso, los smartphones, acaparan gran parte de las horas que dedicamos a la informática en nuestro día a día. No obstante, y frente a quienes pronosticaban que 2013 supondría el fin del PC clásico, siguen vivos y coleando.

Aunque el reciente Windows 8 suponga un punto y aparte frente a lo que estábamos acostumbrados a ver (con su apuesta por la integración entre dispositivos móviles y ordenadores al uso), la llegada de nuevos estándares en sus componentes puede suponer un notable impulso a sus ya de por sí sobradas credenciales.

Los All in One, o Todo en Uno, junto a los monitores táctiles, abren nuevas vías de interacción auspiciadas principalmente por el nuevo sistema operativo de Microsoft, pero hay mucho más: memorias más veloces, almacenamiento híbrido, procesadores con arquitecturas mejoradas y tarjetas gráficas de nueva generación dan buena fe de ello.

1. No lo dudes y apuesta por el nuevo Windows 8

El sucesor de Windows 7 ha debutado con buen pie, al menos en España. Si bien las expectativas de Redmond no se están cumpliendo a nivel mundial, en nuestro país el ritmo de venta triplicó al de su predecesor durante el primer mes. Razones no faltan para ello: su vistosa interfaz Modern UI facilita la convergencia con otros dispositivos distintos al PC, potencia la integración con servicios on-line, incorpora una tienda de aplicaciones, se inicia con mayor rapidez, es más seguro y gestiona mejor los recursos disponibles. Y todo ello sin dejar de lado el tradicional escritorio (aparece como una loseta más en la pantalla de inicio).

Renovación de sobremesa 1

La interfaz Modern UI, inicialmente conocida como Metro, es común para las tabletas y los ordenadores, eliminando así cualquier barrera

Disponible desde el último trimestre del año pasado, será en 2013 cuando vaya ganando peso en el mercado y lleguen las inevitables mejoras y correcciones en forma de Service Pack. No cabe duda de que la informática personal pasará por sus manos una vez más, aunque su mayor rival siga siendo, precisamente, el propio Windows 7 y su enorme cantidad de adeptos, que se resisten a dar el salto a la nueva versión.

2. Mejora el rendimiento de tu PC con Haswell

Los microprocesadores Intel Core de tercera generación (Ivy Bridge) supusieron una importante mejora respecto a Sandy Bridge (un rendimiento hasta un 20% mayor con un consumo un 20% inferior, gracias a un TDP más bajo), pero será con la nueva generación con los que veamos un salto aún más grande si cabe.

Básicamente, el gigante de Santa Clara suele presentar sus innovaciones en un ciclo anual que responde a una mejora continua, en una estrategia conocida como «Tick-Tock». El tock consiste en la llegada de una microarquitectura nueva (en su momento, Sandy Bridge), mientras que el tick constituye una mejora y optimización de su proceso de fabricación, dando lugar a una versión mejorada (en este caso, Ivy Bridge).

Al respecto, entre marzo y junio de 2013 se espera el aterrizaje del nuevo tock, conocido como Haswell, y que mantendrá la arquitectura actual de 22 nanómetros. Su principal característica será una enorme optimización del consumo energético (bajando el TDP a apenas 10 vatios, frente a los 17 actuales), hasta tal punto que incluso puede que dejen atrás la denominación Intel Core e inauguren una nueva familia bajo otro nombre.

Renovación de sobremesa 2

Los próximos procesadores de Intel prometen ir más allá de los ya de por sí satisfactorios chips Ivy Bridge

También la capacidad gráfica se verá incrementada de forma sustancial (hasta un triple en comparación con Ivy Bridge), gracias a la implementación de Direct 3D 11.1 y OpenGL 3.2. Incluso hay quien ya asegura que supondrá una amenaza para las imperantes tarjetas dedicadas de AMD y NVIDIA. Otras mejoras estarán relacionadas con nuevas instrucciones de procesamiento AVX 2.0, más hilos simultáneos y más núcleos en el procesador, así como soporte para memoria RAM de tipo DDR4.

3. Obtén velocidades de vértigo con DDR4

Junto a la renovación de los procesadores, este año veremos como la memoria RAM experimenta una mejora sustancial al pasar al nuevo estándar DDR4, si bien no será hasta 2014 cuando el precio y la oferta disponible faciliten que vaya supliendo a la del tipo DDR3, que comenzó a aterrizar en los ordenadores allá por 2008.

Fabricantes como Samsung ya presentaron durante 2012 los primeros módulos de memoria DDR4, incluso antes de que las especificaciones oficiales fuesen aprobadas por la asociación JEDEC Solid State Technology. El número de pines cambiará (284 frente a los actuales 240), con lo que no serán compatibles con placas anteriores, y el voltaje necesario para funcionar bajará hasta los 1,2 voltios (0,3 menos que DDR3).

Renovación de sobremesa 3

En julio de 2012, Samsung se adelantó a sus competidores y presentó el primer módulo DDR4 del mercado, con 8 y 16 Gbytes de capacidad

A falta de conocer otros detalles (como niveles de latencia, que es de esperar que mejoren las cifras actuales), lo que sí sabemos ya es que su frecuencia de reloj y transferencia de datos avanzarán sustancialmente, y que requerirán una CPU con la nueva arquitectura Haswell, con lo que también dejan atrás a los procesadores actuales.

Así, todavía le quedará cuerda para rato a DDR3, pero si quieres estar a la última y montas tu equipo con componentes de nueva hornada, la elección es clara. Asimismo, conviene tener en cuenta que las configuraciones de doble y triple canal pasarán a mejor vida, ya que cada controlador de memoria DDR4 dependerá de un único módulo en la placa base y adoptará una tecnología de punto a punto, que promete ser más eficiente.