Paso a paso

Consejos para iniciar Windows a toda velocidad

Una de las cualidades que los usuarios más valoramos en un equipo es el tiempo que necesita para encenderse y apagarse. Seguid estos consejos y vuestro ordenador volará

Anabel Pasiego

Apertura inicia Windows más rápido

6 mayo 2011

Una de las cualidades que los usuarios más valoramos en un equipo es el tiempo que necesita para encenderse y apagarse. Seguid estos consejos y vuestro ordenador, literalmente, volará. Prometido.

Lo primero que debemos hacer es describir a grandes rasgos en qué consiste el proceso de inicio de Windows Vista y 7. Desde que el ordenador está apagado hasta que se empiezan a lanzar las aplicaciones pasa un tiempo variable, que depende de factores tan diversos como el hardware del equipo que se tenga instalado o las aplicaciones y los servicios que se lanzan en el momento en que el sistema operativo toma el control del proceso. La optimización del arranque pasa, precisamente, por optimizar esos factores.

El arranque en detalle

El inicio de Windows 7 comienza en el momento en que se pulsa el botón de encendido en un PC o un portátil. En ese instante entra en juego la BIOS, donde se inicializa el hardware del sistema tras realizar las comprobaciones de rigor en el POST (Power On Self Test). Esta inicialización pasa por definir valores de funcionamiento para componentes como la memoria o el microprocesador, así como por activar o desactivar componentes en la placa base, principalmente.

Entre estas inicializaciones está la de los dispositivos de almacenamiento y el orden en el que se van examinando para buscar una unidad donde se encuentre el Master Boot Record o MBR. Como parte de la misión de la BIOS está lanzar el proceso de arranque del sistema operativo, que comienza con el MBR. Se trata de un código especial en el sector cero de la unidad de que se trate que la BIOS mueve a la RAM para que se ejecute. El motivo es simple: el código de los programas solo puede ejecutarse en una memoria de tipo ROM o en la RAM. No es factible que la CPU lea instrucciones directamente desde un disco duro o una unidad flash, así que la BIOS no ejecuta nada: solo mueve el código a la memoria RAM en una dirección de memoria concreta y lanza la primera instrucción.

En el MBR se pueden tener diferentes «programas» para continuar la secuencia de arranque del sistema; desde cargadores genéricos, como LILO o Grub para Linux, hasta el específico de Windows. Lo que hace el MBR es examinar la tabla de particiones, buscar las marcadas como activas y localizar en ellas el sector de arranque, que es el primero de la partición activa. En los sistemas Windows el «bootsector» se encuentra en el Windows Boot Manager (BOOTMGR), que toma la configuración contenida en el Boot Configuration Data (BCD) para inicializar, por fin, el sistema operativo.

Tres estrategias distintas

A la vista de los distintos factores que intervienen en el proceso de arranque se pueden abordar diferentes estrategias para minimizar el tiempo que se necesita para que el equipo complete el proceso de inicio, que abarca desde que se enciende hasta que se pueden ejecutar las aplicaciones y los programas dentro del sistema operativo.

OPTIMIZACION FINA DE LA BIOS

El primer elemento modificable que interviene en el proceso de arranque del sistema es la BIOS. Esencialmente no ha cambiado desde los inicios de la informática, pero sí que ha ido aumentando su complejidad a medida que se iban integrando más componentes en las placas base de los ordenadores. En general, los valores por defecto suelen estar bien calibrados para que el tiempo invertido por la BIOS en el proceso de inicio sea comedido. Pero se pueden realizar algunas otras modificaciones que apuren aún más los tiempos.

Paso 1. Elige la secuencia de arranque

En los equipos actuales se puede arrancar el sistema desde la unidad óptica, el disco duro o, incluso, desde dispositivos de almacenamiento externo flash o la red. Si no necesitas arrancar desde más ubicaciones que la que tengas en el disco duro, se puede poner en primer lugar para evitar que la BIOS busque en la unidad óptica o en otros dispositivos.

Secuencia de arranque


Si necesitas arrancar desde DVD, siempre puedes cambiar el parámetro de nuevo. Dependiendo del fabricante de la placa base y la BIOS, este parámetro se encontrará en distintos menús, como Advanced BIOS Setup, BIOS Setup o Integrated Peripherals. En cualquier caso, la idea es esa: hacer que el disco duro esté situado antes que el CD y las unidades externas para ahorrar tiempo.

Paso 2. Desactiva algunos componentes

En la BIOS se realiza una comprobación de todos los componentes en busca del hardware que está presente y activo en el inicio. Estas comprobaciones pueden requerir mucho tiempo, sobre todo si se trata de controladoras de unidades de disco adicionales o interfaces de red.

Componentes de la BIOS

Si se tiene la seguridad de que no hay nada conectado a ellas, puedes deshabilitarlas en el menú correspondiente en la BIOS. Esto se aplica tanto a las controladoras de almacenamiento como a los puertos serie, los puertos paralelo o, incluso, las interfaces de red en caso de que haya más de una, que es lo habitual.

Paso 3. Mejor con AHCI

Windows 7 se beneficia de nuevas tecnologías presentes en las interfaces SATA de última generación, aunque en las BIOS los fabricantes suelen ser muy conservadores a la hora de configurar por defecto los modos que pueden suponer un riesgo para la compatibilidad. Una de estas tecnologías es AHCI (Advanced Controller Host Interface), que hay que activar en el apartado Opciones Avanzadas y, ahí, en los ajustes de la interfaz IDE.

AHCI
Loading...