Consejos para optimizar la BIOS

El primer paso a la hora de arrancar un sistema pasa por la ejecución de la BIOS, un código almacenado en la placa base que se encarga de identificar, chequear e inicializar correctamente todos aquellos componentes que forman parte del PC

Eloy García Almadén

Consejos para optimizar la BIOS

2 diciembre 2009

La BIOS posee una sencilla interfaz gráfica mediante la cual podemos configurar multitud de parámetros de este proceso y, realizando una serie de ajustes simples, conseguiremos disminuir el tiempo de espera hasta que finalmente se cargue en memoria el código que da paso al sistema operativo.

Para este artículo hemos utilizado la versión 6 de Award Modular BIOS presente en una placa base de Gigabyte modelo GA-EP45-DS3P aunque, como es de suponer, cada BIOS dispondrá de sus propias opciones y nombres, por lo que las indicaciones aquí expuestas son meramente orientativas.

Paso 1. Elimina el logo

Muchos de los equipos que adquirimos en tiendas suelen incluir, nada más pulsar el botón de inicio y por motivos meramente publicitarios, un pequeño logotipo de la marca del mismo o del ensamblador. Si queremos, podemos suprimirlo y, con ello, ahorrar el tiempo adicional invertido en su carga a través de la opción Full Screen LOGO Show del Setup de la BIOS.

Para acceder al mismo es necesario pulsar una tecla determinada que suele aparecer indicada en pantalla durante los primeros segundos del inicio y que se encuentra etiquetada como Setup o BIOS Setup (normalmente, la tecla en cuestión es F2 o Supr). Una vez dentro, accede a Advanced BIOS Features y pulsa Enter en Full Screen LOGO Show. Escoge finalmente la opción Disabled y selecciona Save & Exit Setup si deseas volver a iniciar el PC.

Paso 2. El orden de arranque

Hoy en día existen multitud de dispositivos desde los cuales puede arrancar un PC, pero los más comunes son los discos duros, las unidades ópticas y las memorias USB. Normalmente, una vez que se ha instalado el sistema operativo no vamos a utilizar la unidad óptica para arrancar el PC de nuevo, con lo que puede considerarse una buena práctica establecer como prioritario el disco duro de nuestro ordenador para que no se pierda tiempo en el chequeo del resto de dispositivos.

Para ello, de nuevo dirígete a Advanced BIOS Features, pulsa Enter en First Boot Device y selecciona Hard Disk. Continúa realizando estos cambios en Second Boot Device y Third Boot Device, eligiendo por ejemplo CD-ROM y USB-HDD respectivamente. Por último, si quieres salir de la BIOS y reiniciar el sistema, escoge Save & Exit Setup.

Recuerda que, si alguna vez necesitas utilizar como primer dispositivo de arranque la unidad óptica, deberás volver aquí y cambiar el orden de prioridad, aunque muchas placas base actuales incorporan una opción nada más arrancar que permite seleccionar manualmente, y solo para ese preciso instante, la fuente que queremos emplear. La mayoría de las ocasiones conseguiremos mostrar este menú pulsando la tecla F11, aunque, como decíamos anteriormente, esto varía de unos sistemas a otros.

Paso 3. Desactiva otras opciones

Para terminar, os mostramos algunos otros parámetros que podéis desactivar sin temor y que contribuirán a evitar que se chequeen determinadas características del sistema. Si no dispones de disquetera, utiliza la opción None de Drive A situada en Standard CMOS Features. Asimismo, configura cada uno de los canales IDE que no uses como None en esta misma pestaña. Si dispones de alguna posibilidad de configurar el POST, selecciona QuickBoot.

Por último, si no vas a iniciar tu equipo remotamente desde la red de área local, te recomendamos que escojas Disabled para las opciones Onboard LAN1 Boot ROM y Onboard LAN2 Boot ROM dentro del submenú Integrated Peripherals (en este caso disponemos de dos entradas debido a que la placa posee dos tarjetas de red. En otras BIOS puede que este parámetro se denomine Wake On LAN). Pulsa finalmente Save & Exit, acepta los cambios y reinicia el sistema.

Loading...