Paso a paso

Convierte tu casa en un hogar inteligente

Usar la red eléctrica para enlazar periféricos, controlar la iluminación por Internet y monitorizar cámaras de seguridad con un smartphone es pan comido gracias a los productos que os proponemos

Sergi Puertas

12 febrero 2013

Usar la red eléctrica para enlazar periféricos, controlar la iluminación por Internet y monitorizar cámaras de seguridad con un smartphone es pan comido gracias a los productos que os proponemos.

Los sistemas de domótica capaces de mejorar nuestra calidad de vida y crear viviendas interactivas empleando los más recientes avances tecnológicos han pasando de ser una curiosidad casi utópica a comercializarse a precios relativamente asequibles. Y todo parece indicar que esta tendencia no ha hecho más que empezar. De hecho, actualmente es posible encontrar este tipo de soluciones en numerosas tiendas de electrodomésticos y grandes superficies, y no solo en establecimientos especializados, lo que denota que tanto los fabricantes como la cadena de distribución apuestan por su introducción en el mercado de consumo. A lo largo de las siguientes páginas analizaremos con un enfoque práctico cómo puedes aplicar estas innovaciones en tres ámbitos diferentes: la iluminación, la seguridad y la conectividad

Descubre los LED conectados a Internet

Las bombillas LED consumen alrededor del 90% menos que una lámpara incandescente y aproximadamente el 30% menos que un tubo fluorescente. Su longevidad, por otra parte, se extiende hasta alcanzar las dos décadas. Todos estos factores dan como resultado que, a pesar de que su precio es sustancialmente más elevado, a medio y largo plazo resulten perfectamente rentables. No obstante, como pasaremos a ver a continuación, una de las características más interesantes de este tipo de bombillas es que son mucho más versátiles y flexibles en lo referente a su tonalidad e intensidad.

Basándose en esta tecnología, Philips ha creado Hue, un dispositivo que en muchos sentidos sigue siendo una bombilla, pero que se adentra de lleno en el futuro, permitiéndonos interaccionar con ella mediante conexiones inalámbricas. Veamos algunas de sus aplicaciones más destacadas.

1. Despiértate de una forma más suave y sana

Los LED de Philips se instalan como una bombilla tradicional. Basta roscarlas y accionar el interruptor para que podamos disfrutar del ahorro y la longevidad que nos ofrece esta tecnología. Sin embargo, para apreciar todas sus funcionalidades deberemos habilitar además Hue Bridge, un dispositivo que actuará como puente entre las bombillas de nuestro hogar y la aplicación que usaremos para ejercer el control sobre ellas.

Este hardware tiene capacidad para gestionar hasta cincuenta bombillas, y para instalarlo bastará con que lo conectes a la parte trasera de tu router inalámbrico. Una vez que sus cuatro pilotos se enciendan, todo habrá quedado listo. Para empezar, puedes programar un temporizador gracias al cual despertarte por las mañanas resultará mucho menos traumático que empleando el tradicional reloj con alarma. Dado que las lámparas LED permiten regular la intensidad, la luz irá aumentando gradualmente hasta alcanzar el máximo, creando el equivalente digital de un amanecer.

Philips Hue

Este mismo temporizador puede utilizarse con fines orientados a la seguridad. Por ejemplo, mientras te encuentres de vacaciones puedes programar tus bombillas para que se enciendan en determinados momentos, simulando así que hay alguien en casa.

Otra aplicación práctica es iluminar tu casa instantes antes de que llegues del trabajo. A fin de cuentas, siempre resultará más grato llegar a un hogar en el que brilla la luz. Y recordemos: puesto que el consumo de las bombillas Hue es más que moderado, todo ello repercutirá de manera poco perceptible sobre tu factura eléctrica.

2. Elige el ambiente que más te guste

¿Cómo se controlan el temporizador y las demás funciones de las bombillas Hue? Mediante una aplicación para smartphones disponible tanto para iPhone como para Android. Gracias a ella puedes escoger entre diversos ambientes preprogramados. Cada uno de ellos está pensado para un fin concreto. Los hay para relajarse, para concentrarse, para leer, etc.

Philips Hue

Los parámetros de cada ambiente no solo incidirán sobre la intensidad de la luz, sino también sobre su tonalidad. Y es que las bombillas de Philips pueden recrear toda la paleta de colores del espectro lumínico.

3. Crea un entorno personalizado

Gracias a su aplicación asociada, cualquiera de las fotografías que guardas en tu teléfono inteligente se convierte en una paleta que te permite pintar con luz. Así pues, carga una instantánea en ella y arrastra el selector de color para escoger una de sus tonalidades. Posteriormente, podrás incrementar o decrementar el parámetro de luz blanca para perfilar el tono y la intensidad con mayor detalle.

Philips Hue

Cuando quedes satisfecho con tu selección, guárdala y podrás seguir utilizando el conjunto de parámetros elegidos siempre que lo desees. Tus escenas y ajustes quedarán accesibles a través de la cuenta personal que puedes crear y gestionar dándote de alta en la página oficial del producto.

LG Smart Fridge

En 2012 hemos tenido la oportunidad de pasar repaso a otros dispositivos para el hogar que, si bien no están todavía a la venta, sí se perfilan como los electrodomésticos del futuro. Es el caso del nuevo frigorífico inteligente de LG, que no solo es capaz de transferir información a través de nuestro smartphone, sino que también implementa una pantalla LCD para que podamos leerla directamente en su frontal.

Frigorífico inteligente de LG

La experiencia interactiva que nos propone cubre un sinfín de áreas. Por ejemplo, el propio electrodoméstico nos mantendrá al tanto de los alimentos que quedan y de los que están a punto de caducar. Tras pasar repaso a sus contenidos, nos propondrá una serie de platos que podemos cocinar a partir de los mismos, y así sucesivamente.

El inconveniente más manifiesto para obtener estas ventajas radica en que, antes de introducir los alimentos en él, deberemos registrarlos. Para comprar usando el sistema que integra necesitaremos, además, una infraestructura de la que, hoy por hoy, nuestro país carece.

Temas Relacionados