Convierte tus vídeos para el reproductor de Apple

Te presentamos esta sencilla y práctica aplicación gratuita que, bajo el nombre de Videora iPod Converter, aúna toda la potencia y las opciones necesarias para convertir casi cualquier vídeo al formato que utilizan los distintos modelos de la gama iPod

Eloy García Almadén

Convierte tus vídeos para el reproductor de Apple

1 noviembre 2007

Aprovechando todas las facilidades que nos ofrece Internet en cuanto a la disponibilidad y obtención de contenidos audiovisuales, así como las herramientas integradas en el software gratuito Videora iPod Converter (www.videora.com/en-us/Converter/iPod/), vamos a elaborar este pequeño práctico en el que os enseñaremos cómo descargar un vídeo desde YouTube y adecuarlo para poder llevárnoslo puesto en uno de los dispositivos de Apple.

En concreto, hemos utilizado un iPod Video de 30 Gbytes que admite varios estándares de codificación de vídeo y audio: H.264 y MPEG-4 para vídeo con tasas de transferencia de hasta 1,5 Mbps y 2,5 Mbps respectivamente y AAC-LC para audio con tasas de transferencia de hasta 160 Kbps y frecuencias de muestreo de hasta 48 KHz. Las extensiones de fichero que acepta son M4v, MP4 y MOV. Por último, es necesario indicar que, a pesar de disponer de una pantalla cuya resolución nativa es de 320 x 240 píxeles, podremos visualizar vídeos de hasta 640 x 480 que el propio iPod se encargará de ajustar adecuadamente.

Paso 1: Configurando la conversion

Una vez instalado el programa (es necesario contar con la versión 2.0 de Microsoft.NET Framework), vamos a definir los distintos parámetros que se van a utilizar en la codificación. Para ello, pulsa en Settings y navega a través de las distintas pestañas asociadas a este apartado. En Encoding podrás crear tus propios perfiles de codificación personalizados, siempre que dispongas de los suficientes conocimientos para definir todas las variables disponibles. En Converter podrás establecer, entre otras cosas, el directorio donde se depositarán los vídeos convertidos, el modelo de iPod que vas a utilizar, el tipo de codificación de vídeo a aplicar entre H.264 y MPEG-4 y las diferentes tasas de transferencia disponibles, así como la correspondiente al audio, el uso que se va a hacer de la CPU para llevar a cabo esta labor y otras opciones más, como la de añadir a nuestro iTunes de manera automática cualquier vídeo convertido.

Paso 2: En busca del vídeo perdido

Una vez establecidos todos estos parámetros, vamos a utilizar la opción que nos ofrece Videora para navegar a través de YouTube y elegir el vídeo que queramos. Dirígete a la opción Convert y accede a la pestaña Online Video. Pulsa el botón Find Videos y, en la pantalla principal, podrás elegir el link que te redirecciona a YouTube. Pulsando este enlace y accediendo al sitio web, busca como siempre el vídeo que quieras y, a continuación, pincha en el icono Download Video, que encontrarás justo en la zona superior de la pantalla principal. Para observar el proceso de descarga, simplemente será necesario que vuelvas a situarte en esta misma pestaña Online Video.

Paso 3: La fase de conversión

Para terminar, una vez descargado el vídeo en nuestro disco duro, procederemos a su conversión en el formato que hemos definido en el primer paso. Si marcamos la casilla Automatically Convert Video Downloads, que se encuentra en la pestaña Converter, esta tarea se desempeñará de manera automática. Accediendo a la pestaña Progress , podremos visualizar el proceso de conversión. Marcando la opción Show Conversion Details, dispondrás de un informe pormenorizado de todo este proceso en el que aparecerán, entre otras cosas, el tiempo estimado para la conclusión de la tarea, el tamaño del vídeo generado o su duración en segundos. Videora es capaz de programar posteriormente este archivo en iTunes, con lo que solamente será necesario sincronizar tu dispositivo iPod para almacenarlo finalmente.