Cortes y baja velocidad en ADSL

Muchos usuarios de ADSL se quejan de bajas velocidades y cortes en sus conexiones, y un elevado porcentaje de estos problemas son atribuibles al router o al cable que trae el servicio ADSL

Enrique Sánchez rojo

Cortes y baja velocidad en ADSL

15 septiembre 2009

NIVEL: Intermedio

Muchos usuarios de ADSL se quejan de bajas velocidades y cortes en sus conexiones, y un elevado porcentaje de estos problemas son atribuibles al router o al cable que trae el servicio ADSL.

Lo primero que tenemos que tener presente es que cada teléfono o dispositivo que precise estar conectado al teléfono (alarmas, descodificadores, etc.) tendrá que tener un microfiltro conectado. Todos menos el router, y sabiendo que no podremos colocar más de tres microfiltros.

A partir de aquí, es interesante acceder a la configuración de nuestro router para visualizar la velocidad a la que está sincronizando. Salvo en las líneas de «hasta 20 Mbps», cuya velocidad máxima rara vez se alcanza, hay que comprobar que no estamos sincronizando por debajo de la velocidad contratada (por ejemplo, a 8.000 Kbps, cuando es una ADSL de 10 Mbps), tanto de subida como de bajada.

Si esto ocurre, puede que estemos demasiado lejos de la central, que el cableado de nuestra instalación esté defectuoso o que hay enlaces mal realizados. Un síntoma típico de líneas con mucho ruido/atenuación es que tardan mucho tiempo (entre 30 segundos y 1 minuto) en sincronizar con la central.

Algunos routers intentan siempre sincronizar al máximo posible en líneas con mucha atenuación. El problema es que, si la velocidad de sincronización es demasiado alta, se pueden producir caídas y cortes que obligan a reiniciar el router. En cambio, otros (los Zyxel de Telefónica, por ejemplo) son bastante más comedidos y sincronizan a velocidades inferiores, lo que ofrece un funcionamiento más estable y seguro.

La solución a estos fallos a veces es solo cuestión de cambiar el router, pero en otras exige revisar la instalación de cable, aunque, en la mayoría de los casos, se resuelve bajando la velocidad del ADSL para adaptarlo a de nuestra línea.

Usa las DNS adecuadas

En muchas ocasiones, parte de los problemas para acceder a determinadas URL puede venir de los servidores DNS que utilice nuestro PC para resolver las direcciones web. Así, conviene hacer un ping a ciertos servidores DNS y ver lo que tardan en responder. Podemos recurrir a ADSLayuda (www.adslayuda.com/modulo-FSDns.html) para encontrar un listado de algunos servidores DNS y comparar sus tiempos de respuesta.

Si deseamos cambiar de servidor DNS por el de otro operador iremos, en Vista, a Inicio/Panel de Control/Centro de redes y recursos compartidos/Administrar conexiones de red y haremos clic con el botón derecho del ratón sobre nuestra conexión de acceso a Internet y seleccionaremos Propiedades. Luego, haremos clic sobre Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IP) y pincharemos en Propiedades. En la parte inferior de la nueva ventana, insertaremos los servidores DNS.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });