Crea tu propia sintonía

Existen programas que nos permiten generar composiciones musicales pero que, debido a su enorme complejidad, no están al alcance de cualquiera; en cambio, tenemos otras alternativas bastante efectivas e intuitivas, como la que nos ocupa

David Onieva

Crea tu propia sintonía

14 abril 2009

Nos disponemos a crear composiciones musicales por medio del programa Magix Music Maker 15, que tiene un precio de 49,99 euros en su versión con caja o de 44,99 si lo descargamos de la web www.magix.com/es. Con este software, tendremos la posibilidad de trabajar con 64 canales de manera simultánea, definir el bitrate a utilizar o incluso generar nuestros propios ritmos personalizados para luego utilizarlos en la composición.

Paso 1

Personalización inicial

Nada más arrancar la aplicación, nos encontramos ante una ventana en la que podremos comenzar un nuevo proyecto, abrir uno ya existente o llevar a cabo una configuración preliminar de los parámetros de la aplicación a través del botón Configuración.

Desde aquí, tendremos la posibilidad de predefinir los formatos soportados por la aplicación en la pestaña importación, configurar los dispositivos MIDI que tengamos conectados a nuestro PC o los directorios de nuestro disco duro sobre los que vamos a almacenar los proyectos, temporales, importaciones, etc.

Paso 2

Selección de samples

Esta herramienta dispone de más de 1.500 samples ya predefinidos que podremos ir seleccionando y adjuntado a nuestra composición. En la parte inferior izquierda de la interfaz principal, encontramos los estilos musicales sobre los que queremos que se carguen los samples.

A continuación, se activarán los instrumentos correspondientes y, en el listado derecho, aparecerá un listado con los diversos samples. Para añadir cualquiera de ellos a nuestra línea de tiempo, no tendremos más que hacer doble clic sobre él. Para escucharlo antes de cargarlo en el proyecto, basta con que pulsemos una sola vez sobre él.

Paso 3

Montaje de samples

A medida que vayamos seleccionando los diferentes samples, estos se irán distribuyendo por los distintos canales de montaje, que podremos mover con tan sólo arrastrarlos al lugar deseado. En la parte izquierda, tenemos las funciones básicas de cada canal, como silenciarlo, hacer que tan sólo se reproduzca ese canal o los efectos digitales que podemos aplicar a cada uno de ellos.

Os recomendamos que, antes de comenzar a trabajar con vuestra composición musical, pulséis sobre el botón llamado Desactivar modo sencillo para que podáis tener un mayor control sobre el proyecto musical. En ese momento, veréis que en la parte inferior de la pantalla se activan funciones adicionales con un sintetizador para realizar nuestros propios samples.

Paso 4

El sintetizador

Esta es una función que nos puede resultar de gran ayuda, ya que, por medio de esta herramienta, tendremos la posibilidad de aplicar multitud de efectos digitales a cada uno de los samples cargados en el proyecto de manera individual.

Entre las alternativas disponibles, podremos ecualizar el sample, aplicarle un efecto reverb además de añadir filtros y distorsiones. Esto será muy práctico para aquellos usuarios que tengan ciertos conocimientos previos en estas tareas musicales, ya que podrán personalizar al máximo sus composiciones.

Paso 5

Samples personalizados

Aunque la aplicación dispone de un gran número de samples por defecto, aquellos que lo deseéis podréis crear los vuestros propios. Para llevar a cabo estas tarea de creación de ritmos, disponemos de 5 aplicaciones a las que accedemos pulsando sobre el botón Sintetizador y con las que podremos crear ritmos de todo tipo. Tenemos el BeatBox, que se trata de una caja de ritmos, los sintetizadores Robota y Drum & Bass, el Livid para la creación de bajos, además del Atmos para crear nuestros propios ambientes de fondo.

Paso 6

Para noveles

Este programa es válido tanto para aquellos usuarios que deseen adjuntar audio a sus vídeos domésticos con ciertos conocimientos previos de composición como para aquellos que estén empezando en estas tareas. Por esta razón, existen una serie de plantillas predefinidas que se aplican directamente sobre los samples cargados en el proyecto sin necesidad de tener que ecualizarlos o aplicar efectos adicionales como hemos explicado en el paso anterior.

Para acceder a estas funciones, no tendremos más que pulsar sobre el enlace llamado Plantillas, donde encontraremos una gran cantidad de funciones y efectos digitales predeterminados tanto para los samples de audio como para los vídeos que carguemos. Para su aplicación, no tenemos más que arrastrar aquellas plantillas que hayamos seleccionado hasta el ritmo en cuestión.

Paso 7

Guardar como

Una vez tengamos nuestra banda sonora completamente finalizada, podremos guardarla con compatibilidad para multitud de formatos. Para ello, accedemos al menú Archivo/Exportación, donde observaremos un listado de los formatos de audio a los que podremos convertir el proyecto. Más concretamente podremos hacerlo en MP3, Wave, Ogg Vorbis, AIFF o WMA.

Temas Relacionados
Loading...