Crea y utiliza un disco virtual de extensión VHD

Gracias a Windows 7, podrás instalar y montar un disco duro virtual de extensión VHD para que se pueda iniciar directamente desde él cuando arranques el equipo. Te permitirá realizar cualquiera de las operaciones que efectúes con un hardware de almacenamiento físico

Manuel Vilella Salcedo

Crea y utiliza un disco virtual de extensión VHD

3 diciembre 2010

NIVEL: INTERMEDIO

Todo aquel que trabaja con máquinas virtuales conoce de cerca el concepto de «disco duro virtual». Dependiendo del programa de virtualización que lo haya creado, dicho disco variará la extensión. En concreto, el formato VHD (con el cual trabajaremos en este práctico y que admite exclusivamente las versiones Enterprise y Ultimate de Windows 7 y todas las de Windows Server 2008 R2) es un fichero formateado para ser estructuralmente idéntico a un disco duro físico. Fue creado por Connectix y posteriormente lo adquirió Microsoft para su software de virtualización Virtual PC. Además, cabe mencionar que nos permite instalar en él una amplia variedad de sistemas operativos, incluyendo Linux.

A modo de ejemplo, supongamos que tenemos instalado en nuestro equipo Windows 7 (podríamos tener otro sistema o incluso el disco duro virgen), pero nos gustaría también poder instalar otra versión de Windows 7 (Enterprise - Ultimate) o Windows Server 2008 R2 y además, preferiríamos no tener que particionar el disco. Los discos virtuales son la solución perfecta a este problema.
Todo esto es posible gracias a que el cargador de Windows 7 permite montar un disco virtual como si de un disco real se tratase, pudiendo iniciar desde él el sistema. Veamos, paso a paso, cómo crear y montar nuestro propio disco virtual.

Paso 1. Consola de comandos desde DVD

Antes de nada, preparamos nuestro DVD con el sistema operativo (Windows 7 Enterprise/Ultimate o Windows Server 2008 R2) que queremos instalar en el VHD. En nuestro ejemplo, instalaremos Windows 7 Ultimate. Arrancamos el PC, introducimos el DVD del sistema operativo en el lector y esperamos a que nos aparezca el mensaje Presione cualquier tecla para iniciar desde el CD. Rápidamente la presionaremos.

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/vhd_paso-1/2264264-1-esl-ES/VHD_Paso-1.jpg|center|]

Nos aparecerá el instalador de Windows 7. Seleccionamos el idioma deseado, así como el resto de preferencias, y hacemos clic en Siguiente. Se mostrará entonces la opción de Instalar ahora y, en la parte inferior izquierda, otras dos alternativas. La que nos interesa es Reparar el equipo. Tras aceptarla, aparece la ventana de opciones de recuperación del sistema. Aquí elegimos Windows 7 y hacemos clic en Siguiente. En la siguiente pantalla elegimos Símbolo del sistema.

Paso 2. Crea, selecciona y agrega el VHD

En la nueva ventana de símbolo del sistema que se abre, para iniciar el programa diskpart, escribimos:

diskpart
create vdisk file=c:\discoVirtual0.vhd maximum=10000

Con esta segunda línea creamos un disco virtual en la ruta indicada y del tamaño máximo especificado (en Mbytes). Es muy importante tener en cuenta que Windows 7 normalmente en c:\ crea una partición reservada para el sistema (de tan solo 100 Mbytes). Por tanto, es posible que tengamos que elegir crear el VHD en otra unidad con espacio suficiente. Para este ejemplo, daremos al disco virtual un tamaño de 9,8 Gbytes (10.035 Mbytes).

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/vhd_paso-2/2264271-1-esl-ES/VHD_Paso-2.jpg|center|]

A continuación, escribimos los tres comandos necesarios para seleccionar el disco virtual que acabamos de crear, agregarlo y salir de diskpart. Es decir:

select vdisk file=c:\discoVirtual0.vhd

attach vdisk

exit

Ahora, cerramos la ventana de la línea de comandos y la de opciones de recuperación del sistema. De esta manera, volvemos a la ventana principal de instalación del sistema operativo. Es ahora cuando vamos a instalarlo en nuestro disco duro virtual recién creado.

Paso 3. Configura la instalación

Desde la ventana inicial de instalación, hacemos clic en Instalar ahora. Tras leer los términos de licencia, marcamos la casilla Acepto los términos de licencia y clic en Siguiente. Aparece una pantalla en la que debemos seleccionar el tipo de instalación que deseamos: Actualización o Personalizada.

Nos decantamos por la primera, de manera que nos encontramos con lo verdaderamente importante: Disco 0 Partición 1 y Espacio sin asignar en el disco 1. Así, tenemos dos discos: Disco 0 (ya lo teníamos creado, es el principal donde tenemos Windows 7) y Disco 1 (el virtual que acabamos de crear). Podemos comprobar, además, que el Disco 1 tiene el tamaño que le hemos asignado en su creación (9,8 Gbytes).

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/vhd_paso-3/2264275-1-esl-ES/VHD_Paso-3.jpg|center|]

A la hora de instalar, está claro que debemos elegir el Disco 1. Como ya sabemos, se trata de un disco duro virtual, pero que, a efectos del sistema, es como si fuese uno real. Por tanto, tendremos que formatearlo y particionarlo como lo haríamos con cualquier otra unidad. Como paso último e imprescindible antes de que comience la instalación del sistema operativo, tendremos que seleccionar el Disco 1 y, a continuación, hacer clic en Nuevo.

Nos disponemos a crear una o varias particiones. Podremos crear tantas como deseemos, recordando que aquella en la que vamos a instalar el sistema operativo debe tener un tamaño mínimo de 5.658 Mbytes de espacio libre. Asimismo, tendremos que formatear las particiones que acabamos de crear. Una vez hecho esto, haremos clic en Siguiente y empezará la instalación. Si nos aparece algún mensaje de aviso antes de que la instalación se inicie, lo aceptaremos.

Paso 4. Acceso al nuevo sistema

Si anteriormente solo teníamos un Windows 7 instalado (u otro sistema operativo), se nos creará un arranque dual, dándonos a elegir entre el Windows 7 que ya teníamos o el sistema operativo que sea de entre los compatibles que hayamos instalado. Cabe destacar que lo establecerá como sistema operativo predeterminado, por tanto, aparecerá marcado por defecto para iniciar desde él.

En caso de que tuviésemos varios sistemas operativos, se nos añadirá una entrada de arranque para el que hemos cargado en nuestro disco virtual.

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/vhd_paso-4/2264279-1-esl-ES/VHD_Paso-4.jpg|center|]

Cómo eliminar el sistema del disco virtual de arranque

Llegados a este punto más de uno podría preguntarse, ¿Y si ya no quiero que me siga apareciendo el sistema operativo del disco virtual en el arranque? Pues habrá que eliminarlo. Para ello, necesitamos acceder al símbolo del sistema, bien desde uno de los sistemas operativos instalados en el disco duro o bien con el DVD de Windows 7 (tal y como habíamos descrito en el Paso 1).

Para acceder a él desde Windows 7 o Server 2008 R2, escribimos cmd en el cuadro de búsqueda del menú Inicio. Antes de que se abra, sobre el icono del intérprete de comandos, hacemos clic con el botón derecho sobre él y elegimos la opción Ejecutar como administrador del menú contextual.

Paso 1. Las entradas de arranque

Una vez en él, escribimos bcdedit –v y pulsamos Intro. De esta manera, aparecerán las entradas de arranque del sistema, representadas por su Identificador o GUID. Localizamos la que se refiere a nuestro VHD. Si nos fijamos en device, nos aparece vhd=[C:]\discoVirtual.vhd (…); por tanto, se trata del disco virtual que hemos creado.

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/eliminavhd_paso-1/2264256-1-esl-ES/EliminaVHD_Paso-1.jpg|center|]

Paso 2. Elimina la entrada

Para eliminar dicho VHD, escribimos en la consola: bcdedit /delete {Identificador}, copiando en Identificador el que estamos viendo que aparece en la consola para nuestro VHD. En nuestro caso concreto, bcdedit /delete {ce84d71b-0ad3-11df—9eab-c3c15bc3e134. Al llevar a cabo esta operación, nuestro Windows 7 del disco virtual desaparecería del arranque. Ahora podemos eliminar el archivo discoVirtual.vhd del disco duro o dejarlo, según deseemos.

[IMAGE|var/pca2009/storage/images/media/images/eliminavhd_paso-2/2264260-1-esl-ES/EliminaVHD_Paso-2.jpg|center|]