Cuatro alternativas gratuitas a Microsoft Word

Porque el mundo no se acaba en Office

David Martínez

Microsoft Word

5 febrero 2017

El 25 de octubre de 1983 se puso a la venta Multi-Tool Word para el sistema operativo XENIX que desarrollaba Microsoft. Fue el embrión del actual Microsoft Word, uno de los procesadores de texto más utilizados del mundo. Word forma parte del paquete ofimático Office, que es uno de los más completos (incluye Excel, Power Point, Outlook...) y también uno de los más caros del mercado. Si no quieres rascarte el bolsillo, pero necesitas un editor para tu trabajo o para tus estudios, existen una serie de procesadores de texto gratuitos que pueden servirte como alternativa. Nosotros te presentamos cuatro opciones.

OpenOffice

La alternativa gratuita a Microsoft Office más famosa es OpenOffice, que incluye hojas de cálculo, presentaciones. gráficos, bases de datos y, por supuesto, un editor de texto llamado Writer. OpenOffice está disponible en español y funciona con los sistemas operativos más habituales, entre ellos Linux, OS X y Microsoft Windows. Los archivos de texto de Writer se almacenan en un formato estándar internacional, por lo que podrás abrirlos y editarlos desde otros programas de edición, como el propio Microsoft Word.

Writer pone a nuestra disposición las funciones básicas de cualquier editor de texto y, además, permite crear plantillas o tablas, cuenta con autocorrector y función de autocompletar, y también ofrece la posibilidad de añadir notas en los márgenes de los documentos, entre otras funcionalidades. Puedes crear documentos HTML para web e incluso exportar a PDF. Y lo mejor: su interfaz es muy similar a la de Microsoft Word y es sencillo de usar.

AbiWord

Los que busquen un procesador de texto que apueste por la sencillez, la respuesta es AbiWord (pesa menos de 15 Mb). Gratuito, de código libre y multiplataforma, AbiWord mantiene la estética de los programas de edición de hace más de una década y sus funciones son limitadas, aunque más que suficientes para los que deseen editar textos sin demasiados adornos.

La principal virtud de este procesador es que cuenta con numerosos plugins (también gratuitos) desarrollados por la comunidad que complementan las funciones del programa. Uno de ellos, por ejemplo, es Abicollab, que permite a varios usuarios conectarse a la vez al mismo documento de texto para realizar trabajos conjuntos de edición.

AbiWord

Scribus

Aunque no es propiamente un procesador de textos, sino un maquetador de páginas, Scribus ofrece funciones similares a las de Microsoft Word o a los editores mencionados antes. Scribus es un híbrido entre un procesador de textos sencillo y un compositor de páginas como QuarkXPress o Adobe InDesign. Por lo tanto, no es la mejor opción para los que necesiten editar un texto largo y que requiera de cierta rigidez, pero es ideal para los que quieran diseñar un cartel publicitario o un folleto informativo. Es multiplataforma y puede presumir de tener una comunidad que ha creado bastantes tutoriales para sacarle partido.

Zoho Writer

Como Google Docs, Zoho Writer trabaja en la nube, lo que significa que no requiere descarga ni instalación. En contrapartida, exige que estés registrado para poder utilizar tanto Zoho Writer como el resto de aplicaciones de Zoho. Writer es muy intuitivo y tiene una interfaz atractiva, aunque le faltan algunas de las funciones de los procesadores clásicos. Permite compartir y editar documentos en grupo y, en su versión básica, ofrece hasta 5 Gb de almacenamiento online.

Temas Relacionados