Curso de Wordpres: plugins para un toque personal

Tras las anteriores entregas ya tenemos una idea clara de qué podemos hacer con WordPress. Hemos hecho una instalación en nuestro servidor y otra local. Hemos visto cómo modificar el código para personalizarlo, etc. Llega el momento de dar los toques finales

Redacción

Curso de Wordpres: plugins para un toque personal

11 agosto 2007

Paso 1

¿Qué son los plugins?

Podemos considerar los plugins como la última etapa de nuestro viaje por este sistema de gestión de contenidos, una etapa tan grande y extensa como queramos. Podemos aplicar las extensiones básicas o por defecto, o llenar nuestro panel de control de cientos de aplicaciones que controlen cada mínimo aspecto de nuestro blog. La decisión depende de cada uno.

Los plugins son herramientas para extender las funcionalidades y posibilidades de WordPress. Los desarrolladores de esta solución intentan mantener el código base, para poder hacer un soporte adecuado, mejorarlo rápidamente y hacer que todo el resto de los mortales podamos aprender fácilmente cómo está desarrollado.

Para todo aquello que no esté en este paquete básico, tenemos la posibilidad de desarrollarlo o de echar mano de los plugins. Como estos son llevados a cabo por usuarios de WordPress, su soporte y desarrollo son responsabilidad sólo de sus creadores, que generalmente van mejorando a lo largo del tiempo su trabajo, adaptándolos a las diferentes versiones que van apareciendo de WordPress. De hecho, antes de instalar cualquier plugin debemos asegurarnos de que será compatible con la versión que nosotros tenemos.

Paralelamente, si estáis interesados en saber más sobre cómo desarrollar vuestros propios plugins para compartirlos con el resto, consultad la lista de recursos publicada en http://codex.wordpress.org/Plugin_Resources.

Paso 2

Cómo instalarlos

Aunque ya lo vimos, vamos a recordar lo fácil que resulta instalar plugins en WordPress. Desde el Panel de administración, pulsamos en la pestaña de Plugins, después de haber añadido los archivos del plugin dentro del directorio de plugins del servidor (wpcontent/themes/). A continuación, accedemos al listado de plugins que tenemos en dicho directorio. Solo tenemos que activarlo e ir a nuestra página para verlo funcionar.

Estos son los pasos necesarios en la mayoría de los casos; no obstante, si fuera necesario hacer algo diferente, los desarrolladores lo suelen especificar en los archivos de información que acompañan a los ficheros del plugin.

Paso 3

Consideraciones antes de usarlos

Sería bueno tener presente algunas consideraciones antes de instalar cualquier plugin. Y es que, tras hacerlo, puede que nuestro blog deje de funcionar o empiece a hacerlo mal, y al intentar desactivarlo es posible que no consigamos volver a la situación de partida. Por ello, sería conveniente que leyéramos atentamente los archivos readme/leame y toda la información que ofrezca el autor, generalmente, en la página de descarga del plugin, así como los comentarios de otros usuarios acerca de su propia experiencia.

Algunas instalaciones no son tan fáciles como la apuntada previamente, requiriendo la modificación del código PHP, HTML o de las hojas de estilo, e incluso cambiar los permisos de escritura (algo que detallamos en la primera entrega de este curso). Por eso, antes de instalar, hay que estar bien seguro. Cualquier cosa que se añada a los ficheros por defecto de WordPress es bueno marcarla claramente, añadiendo antes y después comentarios explicativos para que en el futuro podamos identificar las modificaciones rápidamente.

Además, también es recomendable hacer regularmente backups de todos los archivos, de modo que se pueda volver a una versión anterior sin problemas.

Por último, volvemos a recordar que hay diferentes versiones de WordPress y que no todos los plugins funcionan para todas, y que un mismo plugin puede tener diferentes versiones para los distintos sabores de WordPress. De esta manera, si hay diferentes iteraciones de un plugin, nos aseguraremos de que la que vamos a instalar es la correspondiente a la versión de WordPress que estemos utilizando.

Paso 4

Ocúltalos cuando los desactives

Como hemos dicho, a veces tenemos que hacer modificaciones en nuestro código del tema para poder añadir toda su funcionalidad. Esto hará que, en algunos casos, una vez desactivado el plugin, nuestra página quede destrozada en el navegador, dando errores de carga y rompiendo nuestro diseño. Para detectar si un plugin está instalado, podemos usar una simple función condicional function_exists(). De este modo, si existe, nuestro código lo usará.

Si el resultado del condicional es FALSE o no encontrado, nuestro código ignorará el plugin y la página continuará cargándose como si tal cosa. Poniendo un código como el de nuestro Ejemplo (para verlo descarga el PDF adjunto), se chequeará si existe la función PCA_curso y aplicará el script correspondiente que hayamos creado dentro. Si no, pues tan amigos.

Paso 5

Algunos problemas

Pese a seguir todas las indicaciones comentadas, es posible tropezarse con algún problema durante o después de la instalación de los plugins. A continuación, anotamos los pasos precisos para identificar dónde está el problema y cómo solucionarlo. Lo primero es asegurarse de que se han seguido al pie de la letra las famosas instrucciones de instalación del autor del plugin. También habrá que chequear que, si se ha añadido código o archivos de WordPress, se haya hecho correctamente, en el sitio adecuado en cada caso.

Asimismo, nos aseguraremos de que hemos colocado los archivos del plugin en la carpeta plugins dentro de wp-content. Si se está usando una versión más nueva de un plugin, se borrará primero la versión antigua antes de colocar la nueva. Finalmente, comprobaremos que lo hemos activado en el Panel de control de plugins. Si es así, lo desactivaremos y activaremos de nuevo para ver si hay algún cambio en nuestro blog. ¿Nada todavía? En ese caso es obligatorio visitar la página del autor del plugin (por cierto, generalmente accesible desde el resumen visible desde el Panel de administraciónde plugins y que todos se aseguran de poner) y releer otra vez toda la información para ver si hay algún paso que nos hayamos saltado.

Además, en el caso de estar disponibles, leeremos los comentarios de otros usuarios que hayan usado el plugin y los problemas o sugerencias para ver si podemos sacar alguna pista.

A veces, puede ser que desde que lo descargamos se hayan añadido nuevas versiones con antiguos errores resueltos, de modo que descargaremos la nueva versión para ver si soluciona el problema. Tampoco hay que dudar en contactar con el autor para pedirle ayuda directamente. Si a estas alturas el problema persiste, buscaremos en Internet por el nombre del plugin y el problema, para ver si alguien se ha topado con él y ha tenido la deferencia de comentar su solución.

Por último, visitaremos el foro de soporte de WordPress (www.wordpress.org/support) y, si no encontramos la solución, escribiremos un comentario para ver si hay suerte (generalmente la hay) y alguien simpático nos responde con la solución. Si no la recibimos, lo mejor es buscar otro plugin que no dé tanto trabajo y que sirva para lo mismo.

Paso 6

Desinstalación

Es conveniente que, si no necesitamos más un plugin, no funciona bien o hemos encontrado otro mejor, lo desinstalemos. En caso contrario, si solo lo desactivamos desde el Panel de control lo que conseguiremos es un listado interminable e inmanejable, y con el tiempo puede que los plugin aquí listados queden completamente obsoletos.

Para su desinstalación, lo primero es asegurarse de que no está activo en el Panel de control de plugins. Después, visitaremos la página del autor por si fueran necesarias medidas especiales para hacerlo. Comprobaremos que hemos eliminado cualquier añadido realizado anteriormente para no crear errores en el código, sobre todo si hace mucho tiempo que lo instalamos. Vamos haciendo los cambios y poniendo el dedo en Ctrl+Z. Tras borrar todos los trozos de código añadido, iremos a la carpeta de plugins y eliminaremos los archivos de dicha carpeta.

De esta manera mantendremos limpio nuestra versión de WordPress. Si queremos, podemos crear una carpeta paralela con todos los archivos descargados y un fichero de información sobre cada uno para no sentir que estamos perdiendo algo importante.

Paso 7

Enlaces de interés sobre plugins

Información general:

http://codex.wordpress.org/Plugins

Cómo usar plugins:

http://codex.wordpress.org/Managing_Plugins

Cómo desarrollarlos:

http://codex.wordpress.org/Plugin_Resources

Compatibilidad de los plugins:

http://codex.wordpress.org/Plugins/Plugin_Compatibility

Cambiar los permisos de escritura en WordPress:

http://codex.wordpress.org/Changing_File_Permissions

Directorio oficial de plugins:

http://wordpress.org/extend/plugins/

Directorio de wp-plugins.net:

http://wp-plugins.net/

Directorio de wpplugins.org:

www.wpplugins.org/

Plugins comentados en español:

http://mundogeek.net/wiki/doku.php?id=plugins_para_wordpress

Paso 8

Los mejores plugins de cada casa

Al margen de la teoría, debemos anotar los plugins que consideramos fundamentales. Dado que la lista se amplia cada día, os recomendamos que no dejéis de visitar los enlaces que os hemos propuesto en el anterior paso para buscar aquello que necesitéis.

WordPress trae por defecto plugins bastante importantes. Por ejemplo, Akismet (http://akismet.com/), que chequea los comentarios para ver si son spam o no. Pueden verse automáticamente los comentarios bloqueados y son eliminados después de 15 días.

Por su parte, WordPress Database Backup (www.ilfilosofo.com/blog/wp-db-backup) permite realizar copias de seguridad de la base de datos de nuestra instalación. Para la administración, destacamos Instant Upgrade (www.zirona.com/software/wordpress-instant-upgrade/), que realiza actualizaciones automáticas de WordPress con un simple clic. Presentation Toolkit (http://windyroad.org/software/wordpress/presentation-toolkitplugin/) añade una página de administración para configurar la presentación del tema.

Requiere cierta habilidad con el código, pero las posibilidades de expansión de nuestro blog son enormes. WP-DBManager (www.lesterchan.net/wordpress/readme/wp-dbmanager.html) controla la base de datos de WordPress, permitiendo optimizarla, hacer copias de seguridad, restaurarla, borrarla y jugar con las tablas y queries. Para asuntos publicitarios, la principal referencia es AdSense-Deluxe (www.acmetech.com/blog/adsensedeluxe/), que define múltiples estilos de Google AdSense o Yahoo Ads para usar dentro de los post. Además, es fácilmente manejable desde el panel de control general.
En lo que se refiere a soluciones anti-spam, probad Captcha! (www.boriel.com/?page_id=17) y Wordpress Hashcash 3.2 (http://elliottback.com/wp/archives/2005/10/23/wordpress-hashcash- 30-beta/), que ya en su versión beta promete ser uno de los más populares en el futuro. Pretende mediante AJAX que las máquinas de spam se delaten ellas solas. No es molesto para los usuarios. WordPress Recent Comments (http://freepressblog.org/wordpress-plugins-2/wordpress-recent-comments-plugin-widget/) es la recomendación para el tema de comentarios, posibilitando su adicción de múltiples maneras, configurando el número, caracteres a mostrar, usuario, etc.

El plugin más recomendable para búsquedas es Search Everything Wordpress (http://dancameron.org/wordpress/wordpress-plugins/searcheverything-wordpress-plugin/), que permite buscar por post, comentarios,archivos adjuntos o meta-datos de nuestro blog. Es fácil de usar y no es necesario modificaciones de código.

Las dos opciones para trabajar con estadísticas son Google Analytics and Feedburner Reports for WordPress (http://tantannoodles.com/toolkit/wordpress-reports/), que añade una pestaña al Panel de control para ver informes basados en nuestra cuenta de Google; y Analytics y Feedburner (www.feedburner.com/), que aporta la posibilidad de añadir automáticamente el código de medición.

En sindicación, WordPress Feedburner Plugin (www.orderedlist.com/articles/wordpress_feedburner_plugin) detecta todos los caminos para acceder a nuestro feed de sindicación (RSS, Atom…) y los redirige al de Feedburner. EventCalendar3 (http://wpcal.firetree.net) es un calendario AJAX que muestra posts e información de eventos. Con numerosas posibilidades de configuración, es compatible con iCal. Muy simple en su instalación y uso. Para gráficos y vídeo, ImageManager 2.0 (www.soderlind.no/archives/2006/01/03/imagemanager-20/) añade un editor y gestor avanzado de PHP para hacer más fácil la creación y gestión de imágenes.

Por su parte, Cool Player 9 (www.coolcode.cn/ ?p=100) permite instalar una variedad ingente de vídeos en nuestro blog. Requiere el uso de código pero su variedad es enorme. Apto para frikis. Soporta bien la mayor parte de los navegadores más populares. Finalmente, Vipers Video Quicktags (http://wordpress.org/extend/plugins/vipers-video-quicktags/) permite instalar vídeos de los más populares sitios de Internet como YouTube, Google Video, IFILM, Metacafe o MySpace. Es uno de los más sencillos que hemos visto.

Las dos últimas propuestas son Compártelo (www.artux.com.ar/?p=37) y wp- Cache (http://mnm.uib.es/gallir/wpcache-2/). La primera se centra en unificar el concepto de compartir contenidos sin tener que confundir a los usuarios con las interminables listas de iconos de los diferentes servicios sociales. Por su parte, wp-Cache cachea la página y evita que en sucesivas visitas se interprete el código PHP.