Especial

Te damos todas las claves para actualizar tu equipo

Conseguir que nuestro PC rinda al 100% no es un propósito trivial. Los SS OO incorporan numerosas herramientas para ayudarnos a combatir la degradación del software, pero no es suficiente

Juan Carlos López Revilla

Intro Portada 236

30 agosto 2011

En ocasiones a todos nos cuesta reconocerlo. Sobre todo en aquellos momentos en los que estamos seguros de que nuestro ordenador nos ha jugado una mala pasada. El objetivo de nuestra ira suele ser el sistema operativo, quizás debido a que es el componente que «da la cara».

Pero la realidad es que actualmente tenemos a nuestra disposición las plataformas más estables, seguras y atractivas que hemos conocido hasta la fecha. Windows 7, Mac OS X y, por supuesto, las distribuciones de Linux que podemos instalar en nuestro PC hoy en día, funcionan mucho mejor que sus predecesoras en prácticamente todos los frentes.

Por supuesto, la situación actual del software no es el fruto de ninguna alineación esotérica, sino el resultado lógico de la mejora constante a la que se han comprometido tanto las grandes corporaciones como los grupos de desarrollo que están detrás de muchas distribuciones de Linux.

Si, además de la madurez de los sistemas operativos, sopesamos la excepcional sofisticación del hardware en general, y de los microprocesadores en particular, parece poco razonable que tantos usuarios tengan problemas con su ordenador. Sin embargo, el número de misivas que nos enviáis cada mes para hacernos llegar los quebraderos de cabeza que, cuando menos, os impiden disfrutar vuestro PC al máximo, es considerable.

Lo que más os suele preocupar, y la sección Microconsultas de PC Actual da fe de ello, es la estabilidad de vuestro PC, la incompatibilidad del hardware y la seguridad. El sistema operativo suele salir mal parado en vuestros comentarios, y lo cierto es que en muchas ocasiones la responsabilidad no recae sobre él.

Y, cuando lo hace, suele ser el fruto de la inevitable degradación a la que se ve sometido como resultado del uso habitual del equipo. En cualquier caso, en este Especial práctico os ofrecemos todo lo que debéis saber para «poner a punto» vuestro ordenador y, de paso, conseguir que vuestra experiencia como usuarios sea mucho más satisfactoria.

Intro portada 236 detalle

El Administrador de dispositivos es el componente de Windows al que debemos recurrir para conocer el estado de los controladores de nuestro PC

Un manual a la medida de vuestras necesidades

Sabemos que es ambicioso, pero este ha sido nuestro objetivo. Y no hay mejor forma de alcanzarlo que empezar profundizando en uno de los componentes esenciales de cualquier PC: la BIOS. Después, veremos qué debemos tener en cuenta para mantener en perfecto estado de revista nuestro software. Empezaremos lidiando con los controladores y continuaremos abordando la actualización del sistema operativo y las aplicaciones para pasar a uno de los platos fuertes de este Especial: la optimización del arranque de vuestro PC. Seguid nuestros consejos y se iniciará en un suspiro. Y, si seguís leyendo, descubriréis qué podéis hacer para que Windows funcione, literalmente, a toda velocidad.

Encaramos la recta final del informe abordando en profundidad las medidas que debemos considerar para limpiar nuestro sistema operativo a fondo y, así, eliminar los residuos que lo ralentizan. Y, por último, os invitamos a que multipliquéis las posibilidades de vuestro PC utilizando la virtualización. Que os resulte útil.

Aprende a mantener tu BIOS al día

Aprende a mantener tu BIOS al día

Consejos para mantener los drivers a la última

Consejos para mantener los drivers a la última

Mantén actualizado el software de tu equipo

Mantén actualizado el software de tu equipo

Consejos para iniciar Windows a toda velocidad

Consejos para iniciar Windows a toda velocidad

Acelera Windows y consigue que tu equipo trabaje más rápido

Acelera Windows y consigue que tu equipo trabaje más rápido

Limpia tu sistema operativo Windows en profundidad

Limpia tu sistema operativo Windows en profundidad

Atrévete con la virtualización y saca más partido a tu PC

Atrévete con la virtualización y saca más partido a tu PC