Datos blindados con Vista

No es imprescindible recurrir a una suite de seguridad especializada para proteger los documentos personales. Al igual que versiones anteriores del sistema operativo más difundido, Windows Vista proporciona algunas herramientas para garantizar la seguridad

Redacción

Datos blindados con Vista

11 enero 2008

Como todo sistema operativo, Windows Vista ofrece herramientas para garantizar la gestión segura de los archivos privados de los usuarios. Algunas de estas funciones, como BitLocker, necesitan hardware especial compatible con la plataforma TPM, pero la mayoría de opciones de seguridad se basan en software y están disponibles para todos los usuarios del sistema operativo de Microsoft. Para que los datos personales de todos los usuarios de un ordenador estén seguros y fuera del alcance de otras personas, sólo es necesario combinar las prestaciones que ofrecen la gestión de cuentas y la encriptación con algunos pequeños trucos de organización de información.

Paso 1

Gestiona cuentas

La mayoría de los ordenadores domésticos y muchos de los que se encuentran en pequeñas empresas se comparten entre varios usuarios. Esto puede provocar problemas de privacidad e integridad de los datos. La solución propuesta por Windows es utilizar cuentas independientes para cada usuario. De este modo, la información de cada persona está protegida frente a posibles «errores» de otros usuarios y sólo el administrador del equipo podrá acceder a los datos. Desde el Panel de control de Vista seleccionaremos Cuentas de usuario y Administrar otra cuenta con el objetivo de crear una nueva para cada usuario del ordenador. El siguiente paso consiste en pulsar el enlace Crear una nueva cuenta con la opción Usuario estándar activada y pulsar el botón Crear cuenta. El siguiente paso fundamental es hacer clic sobre el icono de la nueva cuenta y seleccionar el enlace Crear una contraseña. Tras rellenar los campos correspondientes sólo basta pulsar el botón Crear contraseña.

Paso 2

Carpetas personales agrupadas

La mayoría de los usuarios almacena sus documentos personales en carpetas alojadas en el escritorio o en los directorios especiales de Mis documentos situados en el menú de inicio o en el propio escritorio. Windows sitúa estas carpetas dentro de su propia estructura de directorios, por lo que gestionarlos como una única entidad no resulta cómodo. Para realizar operaciones sobre todos los documentos personales al mismo tiempo, la mejor opción es cambiar la ubicación de los mismos y, si es posible, situarlos en un disco distinto o, al menos, en otra partición.

En Vista para cambiar la posición de los archivos personales tendremos que localizar las carpetas. Éstas se encuentran normalmente en C:Usuarios, organizadas según las distintas cuentas creadas en el equipo. Ahora basta con acceder a la carpeta del usuario en cuestión y hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la carpeta Documentos. En el siguiente menú contextual tendremos que elegir Propiedades y, posteriormente, seleccionar la pestaña Ubicación. El siguiente paso es cambiar la ruta de esta carpeta y pulsar sobre el botón Mover. Para terminar hay que repetir estos pasos con todas las carpetas que queramos cambiar de ubicación.

Paso 3

Asegurados bajo llave

En la mayoría de sus versiones, Vista utiliza el sistema de cifrado EFS que ofrece un nivel de seguridad más que suficiente para cualquier usuario doméstico o pequeñas empresas. Esta herramienta de encriptación se puede utilizar para proporcionar un nivel de seguridad extra a los documentos personales de cada usuario. Gracias al anterior paso, en el que se han organizado todos las carpetas de usuario (Escritorio, Documentos…), en una partición independiente el proceso es aún más sencillo.

Para encriptar los datos de un usuario, hay que seleccionar las carpetas que se quieren cifrar y pulsar el botón derecho del ratón para abrir las propiedades de éstos. Después sólo tendremos que pulsar el botón Opciones avanzadas para acceder a la configuración de cifrado. Tras marcar la casilla Cifrar contenido para proteger datos pulsaremos en Aceptar por dos veces. A continuación, marcaremos la opción Aplicar cambios a los elementos seleccionados y a todas las subcarpetas y archivos. En este punto, Windows Vista procederá a establecer la encriptación de los archivos lo cual puede tardar aproximadamente unos 20 minutos por cada «giga» de información (depende de la velocidad del ordenador y del tipo de archivos más utilizados). Si se repiten estos pasos para cada usuario de un ordenador todos los archivos personales están organizados y encriptados sin necesidad de recurrir a software de terceros.