Pon los datos de tu equipo a salvo de amenazas externas

El auge del correo electrónico, las redes sociales, las compras on-line y sobre todo de los dispositivos móviles hace más necesario que nunca velar por la seguridad de la información y equipos que manejamos a diario

Enrique Sánchez rojo

Pon los datos de tu equipo a salvo de amenazas externas

14 septiembre 2010

Sin ánimo de resultar alarmistas, en los últimos años el apartado de la seguridad informática ha dejado de ser algo reservado a entornos de alto riesgo, para convertirse en algo prioritario para cualquier usuario.

Da igual que tan solo utilicemos el ordenador para temas estrictamente personales, o para trabajar y desarrollar con él tareas de gran importancia. Al final, todos manejamos en algún momento datos que, en malas manos, podrían hacer mucho daño. Desde la gestión de cuentas bancarias, hasta contraseñas de acceso a redes sociales, sitios privados de diversa índole o documentación importante. Como efecto inmediato, un PC inseguro o poco protegido puede ser un caldo de cultivo ideal para virus, troyanos u otro malware de la más diversa índole, con los contratiempos que ello supone a todos los niveles.

Todo este cambio ha venido propiciado en gran medida por la popularización de Internet y la era de la movilidad que estamos viviendo. Las aplicaciones y la información están disponibles desde cualquier parte y desde diferentes dispositivos, lo que inevitablemente lleva parejas nuevas necesidades de seguridad que antes no existían o por las que un usuario normal no debía preocuparse.

La seguridad no debe ser un privilegio

En la parte positiva hay que decir que hoy en día las herramientas y posibilidades para que cualquier persona aplique diferentes medidas de protección sobre sus ordenadores o información son realmente amplias. Con los sistemas operativos modernos como Windows 7, Mac OS X o las últimas versiones de Linux, cualquier ordenador cuenta con un razonable nivel de seguridad nada más empezar a utilizarlo. Basta que los usuarios siguan unas mínimas pautas para que, como mínimo, no le pongan fácil las cosas a cualquier malware o persona que quiera atacarnos.

Aun así, para los usuarios más preocupados por la vulnerabilidad de su equipo, su privacidad y la información que manejan, existe una gran cantidad de utilidades (muchas gratuitas), trucos, dispositivos y funciones avanzadas que nos permitirán estar más protegidos y seguros navegando por Internet, o viajando con nuestro portátil por cualquier parte. De esta forma, con algunas sencillas técnicas lograremos evitar tanto que los datos sean accesibles fácilmente como que en caso de pérdida o robo puedan ser consultados por cualquiera.

portada-intro-detalle

Actuar desde diferentes frentes resulta vital

Para cumplir nuestro objetivo hemos divido el presente Especial en diferentes apartados pero que mantienen un nexo común: mejorar la seguridad de nuestra infraestructura informática e información digital.

Comenzaremos por lo más básico y elemental, la seguridad a nivel hardware, para llegar a cuestiones algo más extensas, como los mecanismos de protección que ofrece Windows 7, o las buenas prácticas necesarias para estar bien protegidos durante nuestra navegación por la Red. De hecho, este último es el apartado que más problemas e inquietud genera al usuario medio y, al mismo tiempo, uno de los más sencillos de controlar a poco que tomemos algunas precauciones y sigamos unas sencillas pautas.

También entraremos en temas más avanzados para los usuarios que necesiten el máximo nivel de protección. Hablamos del cifrado de datos sensibles y de la salvaguarda de las comunicaciones por Internet, dos intervenciones que resultarán muy útiles manejando información especialmente relevante que deseemos mantener a salvo de intrusos.

De la misma forma explicamos las posibilidades de las máquinas virtuales como un entorno 100% seguro desde el que acceder a lugares tan delicados como la banca por Internet o la realización de compras on-line. Por último nos detenemos en las bondades de Growl, una potente utilidad para controlar todo lo que ocurre en el PC, avisándonos de cualquier actividad sospechosa.