No dejes que Vista se enrede

Tanto si te conectas a Internet como a otro equipo en una red de área local, Windows Vista puede que no funcione como esperabas. La nueva arquitectura ha hecho que algunas operaciones básicas vayan más lentas que en XP, pero hay soluciones para estos problemas

Javier Pastor Nóbrega

No dejes que Vista se enrede

22 mayo 2008

Las pequeñas deficiencias de las nuevas herramientas de conexión a redes de datos han sido otro de los puntos sobre los que los críticos se han cebado a la hora de hablar de Vista. Es cierto que algunas de las tareas no funcionan como deberían, no obstante, con algunos sencillos trucos podremos dejar a punto este apartado del sistema operativo de Microsoft.

Truco 1

Sin compresión remota diferencial

Este particular servicio de Microsoft se encarga de sincronizar las transferencias entre dos extremos (normalmente, a través de una red de hilos o inalámbrica) de forma que los contenidos en ambas partes estén actualizados. Las intenciones de Microsoft eran buenas al proponer un esquema que facilitase esta tarea, pero su funcionamiento es lamentable, y no hace más que ralentizar el sistema, así que, lo mejor, es que os carguéis esa opción.

De hecho, antes de que llegase el SP1, esta desactivación de la CRD se notaba en algunos casos en las transferencias convencionales entre archivos. Para eliminarla, iremos a Inicio/Panel de control/Vista clásica/Programas y características/Activar y desactivar las características de Windows y, desde la nueva ventana, bajaremos hasta encontrar Compresión diferencial remota y la desactivaremos.

Truco 2

Transferencias de archivos

Puede que hayáis tenido alunas dificultades a la hora de transferir ficheros de gran tamaño en unidades de red o simplemente entre equipos conectados a una misma red de área local. Tal vez la conexión se os ha perdido repentinamente. Por suerte, zanjaremos esta incidencia de forma inmediata si desactivamos el llamado autotuning de las redes de comunicaciones.

Este servicio de puesta a punto puede ser más un problema que una ventaja, de modo que, para desactivarlo, abrimos una ventana de consola con derechos de administrador. Con este fin, vamos a Inicio/ Todos los programas/Accesorios y, en el programa Símbolo de sistema, pinchamos con el botón derecho del ratón (no con el izquierdo) y seleccionamos la opción Ejecutar como Administrador. Con esto, tendremos una ventana de consola con privilegios de administrador en la que escribiremos: netsh int tcp set global autotuninglevel=disabled para desactivar el autotuning de red. Después de introducir este comando, reiniciaremos el equipo para que los cambios surtan efecto, tras lo cual, las transferencias de grandes archivos irán sustancialmente mejor. Si no, siempre podremos volver a activar el servicio con el comando contrario: netsh int tcp set global autotuninglevel=normal.

Truco 3

Más descargas en Internet Explorer 7

Como sucedía en su antecesor, Microsoft limita de serie el número de descargas simultáneas que podemos realizar en Internet Explorer 7, el navegador por defecto de Windows Vista. No obstante, las actuales líneas de banda ancha hacen de ese límite algo realmente molesto que hace que desaprovechemos el caudal de nuestro canal de descarga. Para corregir el problema y permitir más de dos descargas (la tercera no empieza hasta que no termina alguna de las dos anteriores), tendremos que acudir al Registro de Windows. Para ello, pulsamos Windows +R, escribimos regedit y pinchamos en Aceptar (o recurrimos a la tecla Intro) para acceder al citado Editor del Registro.

Allí, iremos a la clave HKEY_CURRENT_USERSoftwareMicrosoftWindowsCurrentVersionInternet Settings y, desde ella, tendremos que crear dos nuevos valores DWORD de 32 bits: MaxConnectionsPerServer y MaxConnectionsPer1_0Server, que, por defecto, tendrían valores de 2 y 4, respectivamente, pero que podemos aumentar, por ejemplo, a 8 y 8 para descargar hasta 8 ficheros al mismo tiempo.

Truco 4

Excepciones en el firewall

El cortafuegos de Windows Vista actúa como una barrera entre tu PC y el resto del mundo, pero ésta no debe estar cerrada todo el tiempo, de cuando en cuando hay que dejar que el tráfico llegue a nuestra máquina y salga de ella. Windows Vista nos suele preguntar si queremos bloquear o desbloquear la conexión a Internet con los programas que la requieren, aunque es más sencillo hacer uso de las excepciones del cortafuegos de Windows Vista.

Para modificar dicha lista, tendremos que ir a Inicio/Panel de control y desactivar la Vista clásica del panel para que aparezca la clasificación estándar. En ella, veremos que debajo de Seguridad aparece el enlace denominado Dejar pasar un programa a través de Firewall de Windows. Pinchamos en el enlace, lo que hará que accedamos a las preferencias del cortafuegos y, más concretamente, a las Excepciones. Es conveniente comprobar que el cortafuegos se encuentra activado (si no lo está, hacedlo en la pestaña General) y, una vez hecho esto, podremos volver a Excepciones para activar alguno de los programas de la lista o cualquier otro que resida en nuestro ordenador mediante el botón Agregar programa. Al pulsarlo, aparecerá una ventana del Explorador en la que deberemos indicar el ejecutable de la aplicación que deseamos que el cortafuegos no bloquee.

Truco 5

Problemas con los DNS

Puede que durante una sesión normal y corriente con nuestro PC nos encontremos con que, de pronto, comienzan a aparecer errores con la resolución de los DNS en nuestro equipo, mientras que en otros de la red local nuestros compañeros navegan sin complicaciones. La solución, en este caso, es la de liberar la caché DNS de nuestro PC para que todo vuelva a funcionar como es debido. Lo primero que debemos hacer es dejarla limpia y, para ello, tendremos que abrir una consola de comandos con derechos de administrador (como sucedía en el truco de copiar grandes ficheros en red) y, desde ella, escribir el comando ipconfig /flushdns. Esto debería solucionar el problema, pero hay que señalar que, si utilizamos Firefox para navegar por Internet, lo mejor sería que lo cerráramos y abriéramos de nuevo, ya que esta aplicación dispone de su propia caché de DNS. Si los problemas persisten, será mejor reiniciar el servicio de caché de DNS a través de un par de comandos que introduciremos en la consola que habíamos abierto anteriormente. Allí, apuntaremos estas dos líneas (pulsar Intro para ejecutar cada una de ellas): net stop dnscache y net start dnscache.

Esto último podemos lograrlo igualmente desde la ventana de configuración de servicios de Windows Vista. Para acceder a ella, pulsamos Windows+R, escribimos services.msc y damos a Intro, lo que hará que se muestre la ventana, en la que sólo tendremos que localizar el servicio llamado Cliente DNS y, con el botón derecho del ratón, escogeremos la opción Reiniciar. Elijamos el método que elijamos para esta última acción, deberíamos haber resuelto del todo cualquier incidencia con la gestión de DNS en nuestro PC, y ya no volverán a aparecer los temidos errores que nos estaban amenazando anteriormente.

Truco 6

Activa el Escritorio remoto

Como muchos de nuestros lectores sabrán, el Escritorio remoto es una característica que ya estuvo presente en XP y que permite acceder a un equipo remotamente desde otra localización. Es una forma muy útil de resolver problemas a distancia y controlar el PC, pero en Windows Vista dicha capacidad está desactivada de serie. No obstante, es fácil volver a activarla.

Para ello, tendremos que acceder a las propiedades del sistema. Lo más rápido es ir a Inicio y escribir en la caja de búsqueda la palabra sistema. Eso hará que rápidamente aparezcan varios resultados, de entre los cuales nosotros elegiremos unicamente el llamado Sistema, lo que nos lanzará la ventana del panel de control correspondiente. En ésta, nos encontraremos con la opción Acceso remoto y, al pinchar en ella, aparecerá una nueva ventana en la que tendremos que activar la casilla Permitir conexiones de Asistencia remota a este equipo. Si, además, vamos a conectarnos desde equipos con XP/2000, tendremos que activar la casilla de la parte inferior denominada Permitir las conexiones desde equipos que ejecuten cualquier versión de Escritorio remoto (menos seguro). No habrá que preocuparse por el firewall de Windows Vista, que tendrá en cuenta los cambios, pero, eso sí, el truco no funcionará en las ediciones Home de este sistema operativo.