Descubre Virtual DJ 5.2

La última versión de este potente software incorpora características que lo hacen prácticamente imprescindible. Te mostramos sus claves y te damos una serie de consejos para que te adentres en el apasionante mundo del DJing

Eloy García Almadén

Descubre Virtual DJ 5.2

31 enero 2009

Para complementar los artículos dedicados al software de mezclas, hemos decidido elaborar este práctico en el que os mostramos las principales funcionalidades de una de las herramientas ganadoras de nuestra comparativa: Atomix Virtual DJ 5.2.

Sin embargo, también hemos recurrido al dispositivo Dj Console Rmx de Hercules para manipular, mediante los controles de este hardware, las variables más importantes de Virtual DJ. Si no dispones de una consola de este estilo, no desesperes. La utilización del teclado y la definición de atajos específicos te ayudarán a complementar su manejo con el ratón.

Paso 1

Opciones de configuración

Una vez instalado el software Virtual DJ 5.2 y los controladores de la mesa Dj Console Rmx, procedemos a configurar adecuadamente esta herramienta. Para ello, ejecútala y dirígete a la opción Config. En las pestañas que aparecen, podrás modificar todos los parámetros configurables de Virtual DJ.

Dentro de Configurar Sonido, tendremos que definir claramente las entradas de audio que vamos a manipular (si no utilizas platos externos, escoge None), las salidas (importante si queremos sacar, por ejemplo, dos tipos de señales, una para monitorizar y otra máster para grabar) y, por último, las tarjetas de sonido disponibles y el modo en el que las vamos a utilizar (aquí podremos decidir que una de las tarjetas se destine exclusivamente a propagar la señal de máster mientras que la otra nos sirva para realizar las escuchas previas de los temas, por ejemplo).

Otras pestañas interesantes son la de Opciones (podremos personalizar diferentes cosas como el tipo de crossfader o el rango del pitch entre otras cosas), la de Skins o la de Codecs donde se darán de alta aquellos códecs que queramos utilizar en nuestras sesiones tanto para vídeo como para audio.

Paso 2

Carga y volúmenes

Una vez ajustados todos los parámetros, vamos a comenzar con la labor auténtica del DJ. Si pinchas en Browser, podrás navegar hasta las carpetas donde se encuentran los temas que quieres mezclar. Pincha y arrastra cada uno de ellos hasta el plato donde desees cargarlos y reproduce primero uno y luego otro para observar sus respectivos volúmenes.

Recuerda que, para elaborar una mezcla en condiciones, ambas canciones deberán sonar al mismo volumen. Para modificarlo, podremos recurrir al control de ganancia.

Paso 3

Puntos de CUE

Si queremos marcar una parte de la canción para volver a ella en el momento en que nosotros queramos, utilizaremos los puntos de CUE. Con Virtual DJ seremos capaces de definir hasta diez diferentes (consulta la pestaña Atajos del teclado dentro de configuración).

Por poner un ejemplo, navegaremos en uno de los temas hasta el punto exacto donde comienza un estribillo seleccionando primeramente el deck donde se encuentra cargado y pinchando con el botón derecho del ratón en la representación visual de la onda, arrastrándola hacia la izquierda o hacia la derecha.

Una vez lo hayamos encontrado, posicionaremos el punto exacto en la marca de referencia y pulsaremos CUE. Ahora, si reproduces el tema y, mientras, vuelves a utilizar el botón CUE, volverás exactamente al punto definido.

Paso 4

Ajusta el pitch

Otro de los elementos fundamentales que será necesario manejar de manera fluida es el control del pitch. Con él, haremos que la canción que se está reproduciendo lo haga a mayor o menor velocidad y, de esta manera, podremos ajustarla con la otra que tenemos cargada o que está sonando en ese momento.

Si pulsas el botón de Sync en uno de los dos decks, harás que el tema que se encuentra cargado aquí ajuste sus BPM automáticamente a los de la otra canción. Con este pequeño truco, situaremos el pitch justo en el punto donde ambas canciones, en teoría, deberían reproducirse a la misma velocidad.

A veces bastará esto para poder cuadrar los dos temas, aunque, la mayoría de las veces, tendremos que establecer este parámetro de manera mucho más artesanal. Observarás que, al alterar la velocidad de una canción, también lo hace el tono del cantante y esto puede resultar realmente molesto y artificial. Si quieres modificar la velocidad de la canción pero mantener el tono original utiliza este control.

Paso 5

El crossfader

Este mando va a resultar clave a la hora de realizar de manera suave una mezcla. Si lo tenemos situado en la parte central y las dos canciones cargadas se están reproduciendo simultáneamente, podremos escucharlas a la vez a través de la señal máster.

Por el contrario, a medida que lo desplacemos gradualmente hacia uno de los extremos, una de las canciones adquirirá un mayor protagonismo mientras que la otra irá desapareciendo poco a poco. Con el crossfader en el punto central, también podremos modificar los volúmenes de las dos canciones utilizando para ello el control adecuado.

Cuida en todo momento que el sonido no sature la salida principal. Para monitorizar esto, simplemente tendremos que mirar los leds asociados a cada uno de los decks y evitar que alcancen los niveles superiores de la escala.

Paso 6

Efectos y samples

Para terminar con este pequeño repaso, veamos qué efectos adicionales vas a poder aplicar a la mezcla que estás realizando. Virtual DJ 5.2 incorpora por defecto nueve diferentes que podrás cargar pinchando en el botón adecuado. Una vez almacenado en memoria, simplemente tendrás que pulsar el botón para activarlo y, mediante los potenciómetros asociados, podrás modificar el comportamiento del mismo.

Si lo que necesitas es introducir una frase pregrabada u otro tipo de sample acude al apartado dedicado a estos menesteres para cargar uno solo en memoria o bien a la pestaña dedicada a simultanear tantos como quieras (hasta doce). Podrás reproducirlos en forma de bucle automático una y otra vez y manipular el volumen con el cual sonará empastado en la mezcla final.