Especial Práctico

Diez formas de llevar contenidos digitales a la TV del salón

Atrás quedaron esos años en los que para poder disfrutar de nuestros contenidos digitales en la televisión del salón necesitábamos compilarlos en soporte óptico, ya fuera CD, DVD o Blu-ray disc

Pablo Montañés

Práctico digital televisión

10 marzo 2014

Muchos reproductores multimedia comenzaron hace tiempo a incorporar controladoras Ethernet con conexión RJ-45, pero llevar un cable de estas características desde el router hasta el dispositivo no era más que un inconveniente, ya que lo habitual es que se encontraran habitaciones distintas. Demasiada distancia que cablear. Los grandes avances se produjeron tras la llegada de los discos duros multimedia y, más adelante, con las conexiones WiFi, que salvaban este escollo.

En la actualidad, las posibilidades han mejorado bastante, no solo a nivel de calidad, sino de cantidad de dispositivos con los que disfrutar de nuestros contenidos digitales. De hecho, el PC ha sido desplazado en gran medida por tabletas y teléfonos inteligentes, que en determinados casos también ofrecen la posibilidad de llevarlos a la televisión.

A continuación, os mostramos las distintas tecnologías y dispositivos que nos facilitarán llevar a la televisión todos esos contenidos que habitualmente terminamos dejando un poco en el olvido, bien por falta de tiempo o bien porque desde el ordenador la experiencia se reduce considerablemente.

NIVEL:BÁSICO

Conexión 1. HDMI

A día de hoy, es el mejor estándar para transferir contenidos desde cualquier dispositivo a la televisión. High Definition Multimedia Interface se ha consagrado y, actualmente, se encuentra en multitud de dispositivos como estándar para audio y vídeo digital, sustituyendo al tradicional -y desfasado- euroconector. La versión más extendida es la 1.3, capaz de incrementar la tasa de datos en torno a los 10,2 Gbps. No obstante, también está llegando con fuerza HDMI 1.4, para contenidos 3D y soporte para vídeo XHD (4.096 x 2.160 píxeles).

De forma adicional, incorpora un «canal» paralelo en el que se añade interfaz Ethernet en el mismo cable, ideal para que los dispositivos puedan entablar conexión a Internet sin necesidad de otro cable. Todo aquel dispositivo que incorpore conexión HDMI debería ser conectado mediante este cable para sacar el máximo partido, siempre y cuando nuestro objetivo sea la conexión punto a punto, esto es, directamente desde un aparato que tenga contenidos hacia el televisor.

  • Pros: Mantener la señal en el ámbito digital y en alta definición convierten a este estándar en la mejor opción a nivel de calidad.
  • Contras: La protección de contenidos digitales de gran ancho de banda (HDCP) restringe la libertad de los usuarios a la hora de poder reproducir todo lo que deseen en sus televisores.
Práctico digital televisión HDMI

Conexión 2. DLNA

Si lo que deseamos es montar una verdadera red de dispositivos capaces de compartir los contenidos digitales con la televisión, no deberemos dudar en utilizar la especificación DLNA, aunque en este caso la televisión o el reproductor deberán ser compatibles con ella. En caso afirmativo, cualquier PC con el software indicado (Digital Media Server) hará las veces de servidor, quedando en nuestra red interna todos los contenidos a disposición del dispositivo que los requiera (Digital Media Player).

El objetivo del consorcio DLNA es el de facilitarlas cosas a los usuarios, de tal forma que puedan compartir vídeo, audio o fotos sin que sea necesaria una configuración de corte avanzado. Con esta especificación, cualquier ordenador con Windows Media Player, un servidor de almacenamiento en red o un smartphone pueden hacer las veces de servidor DLNA, en nuestra red de Internet, Ethernet o WiFi, mientras que una televisión, Web TV, consola, etcétera se comportarán como clientes que tendrán acceso a esos contenidos para reproducirlos en pantalla.

  • Pros: Por fin parece que un estándar de conectividad de fácil uso cala hondo en los fabricantes. De tener éxito en los próximos años, revolucionará finalmente la compartición en el hogar.
  • Contras: Tal vez la configuración para activar DLNA en un ordenador (por ejemplo a través de Windows Media Player) no sea aún lo suficientemente evidente para muchos usuarios.
Práctico digital televisión DLNA

Conexión 3. Discos multimedia

Las últimas generaciones de discos duros multimedia son más versátiles que las anteriores. Lo importante en estos dispositivos no solo es contar con discos de gran capacidad (a partir de 1 Tbyte, por ejemplo), sino que incluyen controladora inalámbrica (para no tener que mover de sitio al ordenador cada vez que queramos actualizar sus contenidos) y capacidad de reproducción de contenidos en HD, así como compatibilidad con DLNA.

Otro detalle muy interesante es que disponga de servidor FTP, de tal modo que permita compartir fácilmente todos el material con ordenadores, televisiones, tabletas, smartphones... Los hay para todos los gustos, pero nuestra recomendación es comenzar a mirar modelos a partir de unos 150 euros. Fabricantes destacables son LaCie, Western Digital, Iomega y O2Media.

  • Pros: La versatilidad de las últimas generaciones, con conexiones inalámbricas y discos que superan el «tera».
  • Contras: Algunos dispositivos, como los Web TV, les han superado en cuanto a funcionalidad para acceder a Internet.
Práctico digital televisión Discos multimedia
Loading...
'); doc.close(); });