Tu disco más fluido con JetDrive 2008

Es habitual que el rendimiento de nuestro PC, especialmente si tenemos instalado cualquier sistema operativo Windows, se vaya deteriorando con el uso. Una de las principales razones es que el disco duro se va saturando de datos inservibles, redundantes y mal ubicados

Tu disco más fluido con JetDrive 2008

10 junio 2008

La solución a este problema puede ser la desfragmentación, con lo que se coloca la información almacenada y se gana en rendimiento. Una alternativa para realizar este proceso es la aplicación JetDrive 2008 Standard, un potente desfragmentador con interesantes funciones que utiliza el sistema JetSmart, logrando un proceso más rápido y eficaz que con otros programas similares.

Paso 1

Desfragmentación de unidades

La principal función que nos presenta esta aplicación es la desfragmentación de disco para mejorar el rendimiento del mismo. Para acceder a esta opción, desde la pestaña llamada Start Center, pulsamos sobre Defragment para que aparezca una lista desplegable sobre la que seleccionaremos aquellas unidades que deseamos optimizar, más concretamente tendremos la posibilidad de elegir todas las detectadas por la aplicación o sólo aquella en la que reside el sistema operativo. Asimismo, debajo de la mencionada lista, encontramos información acerca de cada una de las unidades.

Paso 2

Autochequeo de discos

Una de las funciones adicionales que encontraremos en esta herramienta es aquella que se encarga de analizar y chequear las diferentes unidades de disco instaladas, algo recomendable antes y después de llevar a cabo la desfragmentación realizada en el paso anterior. Estos procesos nos serán de ayuda para que la propia aplicación conozca el tipo de partición de cada una, así como la distribución y sistema de almacenamiento de los diferentes ficheros y carpetas. De este modo, la optimización será mucho más rápida y efectiva y nos ayudará a conocer el estado de la unidad en cada momento para posteriores desfragmentaciones.

Paso 3

Optimización avanzada

A pesar de la ayuda que nos otorga este tipo de aplicaciones de optimización, uno de sus mayores inconvenientes es la gran cantidad de tiempo que emplean en completar el proceso. Por esta razón, no siempre nos interesará analizar y desfragmentar un disco duro completo, sino sólo un tipo de información específica. Para ello, accederemos a la pestaña Check and Optimize. Desde aquí, seleccionaremos las opciones de optimización para aquellos ficheros pertenecientes al sistema, al Registro o a los temporales, con lo que se invertirá menos tiempo.

Paso 4

Configuración

Desde la interfaz principal de la aplicación, si pulsamos sobre el botón Options, accederemos a las escasas posibilidades de configuración que la herramienta pone a nuestra disposición. La mayoría de ellas hacen referencia a la personalización de la interfaz, como ocurre si pulsamos sobre el apartado Visual Options. Sin embargo, lo más destacable es la función AutoJet, desde la que configurar la herramienta para que realice una desfragmentación completa pasado el tiempo que especifiquemos y sobre las unidades que tengamos marcadas. Esto nos será de gran utilidad, por ejemplo, si deseamos que el proceso se lleve a cabo de manera automática cuando no nos encontremos trabajando con nuestro PC.