Disfruta de la alta definición en tu ordenador

Matroska es a los discos Blu-ray lo que DivX a los DVD: el formato más popular en Internet para compartir películas y material audiovisual en alta definición. En este artículo, te enseñaremos a configurar tu ordenador para reproducirlo

Javier Alonso

Disfruta de la alta definición en tu ordenador

25 enero 2009

Al igual que ocurre con DivX, para reproducir películas Matroska, hay que preparar el ordenador, porque ni XP ni Vista incorporan este formato de código abierto. Lo primero que hay que aclarar es que Matroska no es un códec: es un contenedor.

Es lo mismo que sucede con AVI; y es que, dentro de este tipo de ficheros, podemos tener vídeo en DivX, XviD, DV-Vídeo (el que utilizan las cámaras miniDV), etcétera, que son los nombres de los códecs. Al reproducir un fichero AVI, el sistema operativo extrae por separado el audio y el vídeo y lo entrega a los respectivos códecs, que lo descifran y transforman en imágenes y sonido.

La superioridad de Matroska sobre otros contenedores es patente: admite múltiples pistas de audio, vídeo y subtítulos, división en capítulos, etc. Y es gratuito. La información que almacena es completa y si, por ejemplo, creamos un fichero MKV a partir de otro MP4, podremos revertir el proceso y recuperar el original. Por todas estas razones, se ha convertido en el contenedor preferido para publicar en Internet vídeo de alta definición.

Los archivos Matroska que encontramos en Internet suelen ocupar un DVD completo (4,7 ó 8,5 Gbytes, según estén preparadas para DVD de una o dos capas). En este espacio se comprimen algo más de dos horas de vídeo en alta definición, cuya diferencia de calidad con Blu-ray llega a ser imperceptible.

Paso 1

Descarga e instalación

Haali Media Splitter, o Matroska Splitter, puede descargarse desde el enlace Download de http://haali.cs.msu.ru/mkv, aunque también lo encontraréis en el DVD que acompaña al número 213 de nuestra revista. Según esté configurado Windows, es posible que no nos permita ejecutar los programas bajados de Internet.

Si fuera el caso, hacemos clic con el botón derecho sobre el icono del programa y elegimos desplegar la ventana de Propiedades del archivo, donde se encuentra el botón Desbloquear. Lo ejecutamos y se instalará la aplicación. Tras aceptar las condiciones de uso, el directorio de instalación y otros parámetros, nos pedirá que configuremos una serie de opciones. Dejamos las que vienen por defecto.

Matroska Splitter va a realizar la tarea de abrir nuestro fichero MKV, separar el audio y el vídeo (por eso es un splitter) y enviarlo a los códecs correspondientes, que los interpretarán para nuestro reproductor. Una vez instalado, la extensión MKV se habrá asociado con este programa y los archivos Matroska aparecerán en el Explorador de Windows con un icono como el de la imagen.

Paso 2

Ahora, ffdshow

Una vez resuelto el splitter, necesitamos los códecs. Los archivos de alta definición utilizarán mayoritariamente H.264, MPEG2 y VC-1 para vídeo, y AAC y DTS para audio. Estos son los códecs más populares compatibles con Blu-ray, pero hay muchos más, que debemos tener instalados en el ordenador para poder reproducir nuestro fichero.

La mejor alternativa es descargar e instalar ffdshow, un códec DirectShow de audio y vídeo francamente estable y completo, capaz de manejar la práctica totalidad de los formatos de alta definición. En general, hay que intentar huir de los packs de códecs porque rara vez incorporan las últimas versiones y sobrecargan el ordenador.

Si instalamos más de los necesarios, pueden interferir entre sí, ralentizando o directamente impidiendo la reproducción del vídeo o el audio. Nuestro consejo es que se desinstalen todos, incluido DivX, y descargar e instalar ffdshow desde nuestro DVD o http://sourcefor ge.net/project/showfiles.php?group_id=173941&package_id=19942.

Durante la instalación, nos preguntará en qué aplicaciones deseamos utilizar ffdshow y en cuáles no. De momento, dejamos la lista como está. También nos pregunta la configuración de nuestros altavoces.

Paso 3

La extensión MKV con Windows Media

Abrir un archivo con esta extensión es tan sencillo como hacer doble clic. La primera vez aparece un aviso que nos indica que el reproductor no reconoce este formato, pero no importa. Marcamos la casilla y elegimos . En ese momento debería comenzar su reproducción.

Durante ésta, en la parte inferior derecha de la pantalla aparecen los iconos de Haali Media Splitter y ffdshow. Haciendo clic con el botón derecho sobre el icono del splitter, se despliega la lista con las pistas de audio, vídeo y subtítulos que contiene nuestra «Matroska», a fin de que podamos elegir las pistas que nos interesen.

Paso 4

Ante una eventualidad

Lo normal es que ffdshow no dé ningún problema con los últimos programas, pero podría ser incompatible con tarjetas capturadoras o de TV antiguas, que suelen traer sus propios códecs. Si tras arrancar los programas de vídeo alguno no estuviera registrado en ffdshow, aparecerá una ventana de compatibilidad, en la que podemos elegir no utilizar ffdshow marcando la opción Don’t use ffdshow.

Si no se reproduce el audio o el vídeo, no es porque no tengamos el códec, bien podría ser porque tuviéramos demasiados y se interfirieran. Así, debemos comprobar si el archivo se está leyendo con ffdshow o con otro códec, por lo que descargaremos e instalaremos CodecInstaller (www.jockersoft.com/english/codecinstaller.php).

A continuación, elegimos la opción de descarga full package y, en la ventana principal del programa, escogemos Analyze File. En la siguiente, indicamos el fichero MKV a analizar y pulsamos sobre Render. Se mostrarán los códecs que se están utilizando para reproducir el archivo, que deberían ser ffdshow. Si mostrase otros códecs y el archivo no se reproduce, es que esos otros códecs no están funcionando bien. Por eso, debemos desinstalarlos y quedarnos con ffdshow.

Si se está utilizando ffdshow, puede ocurrir que el archivo utilice códecs no compatibles con ffdshow, como RealVideo, aunque esto último es rarísimo. Para ver qué hay en nuestro Matroska, descargamos e instalamos el programa VideoInspector desde la dirección www.kcsoftwares.com/index.php?download.

Lo ejecutamos y, en el campo correspondiente, indicamos el archivo a analizar. Nos informará del tipo de vídeo y audio que contiene, que en el ejemplo es MPEG-4 para el vídeo y Dolby Digital para el audio.

Uno de los pocos códecs no compatibles con ffdshow que podemos encontrar en un Matroska es RealVideo. Para conseguir que se instale en el PC, descarga e instala RealPlayer (http://spain.real.com/player/win/), eligiendo la opción de descarga gratuita.

Al instalarse el reproductor, el códec se incorporará a tu equipo. Otra posibilidad es RealAlternative (www.afterdawn.com/software/video_software/video_players/real_alternative.cfm, desmarcando la opción Player – Media Player Classic para que se instalen sólo los códecs, que es lo que nos interesa.