Disfruta de Ubuntu sin renunciar a XP

Somos muchos usuarios los que tenemos en un mismo ordenador varios sistemas operativos conviviendo pacíficamente. Pero, en ocasiones, echamos de menos aplicaciones que solo están disponibles en uno de ellos

Pablo Moya

Disfruta de Ubuntu sin renunciar a XP

29 julio 2010

NIVEL: AVANZADO

Para este práctico vamos a usar un ordenador en el que están instalados Windows XP y Ubuntu 9.10 i386 en particiones independientes. Nuestra tarea es virtualizar, dentro de Ubuntu, la instalación de Windows XP. Esto tiene innumerables ventajas sobre realizar una nueva instalación de Windows dentro de Ubuntu. Por ejemplo, gracias a nuestro sistema cualquier aplicación instalada en Windows puede ser llamada desde Ubuntu sin necesidad de instalarla otra vez. Además, ahorrarás un considerable espacio en disco al no tener un mismo sistema operativo instalado dos veces. por último, si realizas cualquier modificación en el sistema virtualizado, al arrancarlo sin virtualizar también encontrarás esas modificaciones sin necesidad de repetir el trabajo.

En los ordenadores Mac con Bootcamp y Parallels Desktop esto se realiza de una forma totalmente automática. En los PC, al menos de momento, es un poco más complicado, pero contamos con la ventaja de que el software de virtualización es libre. Para este práctico, damos por supuesto que ya tenemos un ordenador con Windows XP y Ubuntu 9.10 instalados en particiones diferentes.

Paso 1. Descarga e instala VirtualBox

Los siguientes pasos deben realizarse con el ordenador corriendo Ubuntu. Nos dirigimos a la web de descarga de VirtualBox (en el momento de realizar este práctico la versión más reciente es la 3.1.2): www.virtualbox.org/wiki/Linux_Downloads. Aquí debemos descargar el archivo correspondiente a nuestra distribución de Linux (en nuestro caso Ubuntu 9.10 (“Karmic Koala”) – i386) y escogemos la 386, ya que disponemos de una edición 32 bits de Ubuntu instalada. Si tuviéramos la edición de 64 bits, escogeríamos AMD64. Elegimos Guardar como. Es importante resaltar que la versión que debemos descargar es la comercial, aunque es de libre uso personal.

Foto1

Una vez obtenido el archivo, pulsamos dos veces sobre él y se nos abre el Instalador de paquetes de Ubuntu, Pulsamos sobre Instalar el paquete; es posible que se nos descarguen algunos paquetes adicionales. Acto seguido, se nos abre una nueva ventana de configuración de VirtualBox. Pulsamos sobre Siguiente y, en el próximo paso, marcamos Should de vboxdrv kernel module compiled now? y pulsamos sobre Siguiente. Pasados unos segundos, ya tendremos instalado VirtualBox.

Paso 2. Crea un disco duro virtual

Ahora debemos crear un acceso directo al disco y a la partición donde tenemos instalado Windows mediante la consola de comandos. Nos dirigimos a Aplicaciones/Accesorios/Terminal y, cuando se nos abra la ventana, escribimos: sudo VBoxManage internalcommands createrawvmdk -filename $HOME/.VirtualBox/WinXP.vmdk -rawdisk /dev/sda1 -relative -register Donde sda1 es la partición donde tenemos instalado Windows. Nos debe dar un mensaje similar a: RAW host disk access VMDK file /home/usuario/.VirtualBox/WinXP.vmdk created successfully.

Foto3

Si tenemos el sistema en otra partición, debemos cambiarla por lo que corresponda. Para averiguarlo, podemos utilizar la utilidad Monitor del Sistema siguiendo el menú Sistema/Monitor del Sistema. En la pestaña Sistema de archivos, columna Dispositivo, se nos muestra la ruta de nuestras particiones.

Paso 3. Cambia permisos del disco

Para que VirtualBox pueda hacer su trabajo correctamente, es necesario dar permisos al disco donde tenemos instalado Windows XP desde Ubuntu. Para ello, nos vamos a nuestra consola de comandos y tecleamos lo siguiente: sudo chmod 666 /dev/sda1 Donde, como en el paso anterior, sda1 es el disco donde tenemos instalado Windows y debemos sustituirlo si tenemos una configuración distinta.

Foto4

Paso 4. Nuevo perfil de hardware en XP

Al virtualizar, creamos una máquina virtual con un hardware configurado a medida que dista mucho de la configuración real del ordenador. Windows nos brinda la posibilidad de generar diferente perfiles, lo que permitirá que el sistema no se vuelva loco y se desconfigure dependiendo de si se inicia como sistema real o virtualizado.

Foto5

Dentro de XP vamos a Inicio/Panel de Control/Sistema y pulsamos sobre la pestaña Hardware y sobre Perfiles de Hardware. Seleccionamos el actual y le damos a Copiar. Le asignamos un nombre, por ejemplo VirtualBox, y pulsamos sobre Aceptar. Reiniciamos y cargamos Ubuntu como sistema operativo.

Paso 5. Configura VirtualBox

Ahora iniciamos VirtualBox desde Aplicaciones/Herramientas del sistema/Sun VirtualBox. Una vez ejecutado VirtualBox, nos dirigimos al menú Archivo/Administrador de Medios Virtuales. Pulsamos sobre Agregar y nos debe aparecer un archivo llamado WinXP.vmdk. Debemos seleccionarlo y pulsar sobre Abrir. Por último, presionamos Aceptar.

Foto6

Paso 6. La máquina virtual

Ya en el paso final, debemos crear una nueva máquina virtual pulsando sobre Nueva. Se lanza un asistente y, en la pantalla de bienvenida que se muestra, pulsamos Siguiente para, a continuación, dar un nombre a la máquina virtual, por ejemplo Windows XP. En Sistema Operativo seleccionamos Microsoft Windows y, en Versión, Windows XP. Presionamos Siguiente. Asignamos la memoria base del Sistema Virtualizado, como mínimo 192 (no es recomendable dar más de la mitad de la memoria total del sistema). Pulsamos Siguiente.

En la pantalla de disco duro virtual, seleccionamos Usar un disco duro existente y, en el desplegable, WinXP.vmdk. Pasamos por un último Siguiente y aparece un resumen de nuestra nueva maquina virtual. Presionamos Terminar. Para iniciar Windows XP dentro de Ubuntu, solo debemos seleccionar nuestra máquina virtual (Windows XP) y pulsar sobre Iniciar. Si todo ha ido bien, el proceso de arranque empezará y se nos permitirá seleccionar el perfil de harware con el que comenzar, en nuestro caso VirtualBox. Ya tenemos Windows corriendo en Ubuntu.

Foto7

Resolución de problemas

Dependiendo de nuestra configuración y del ordenador, puede haber diferentes problemas que están bien documentados a poco que busquemos en Internet. Veamos los principales.

• Si al intentar agregar el disco al Administrador de Medios Virtuales en VirtualBox nos da error, es posible que necesitemos iniciar VirtualBox como administradores. Para ello, abrimos un terminal y tecleamos sudo VirtuaBox e intentamos agregar el disco de nuevo.

• Si no se inicia Windows XP correctamente, podemos trastear un poco en la configuración de la máquina virtual. Una vez seleccionada ésta, pulsamos sobre Configuración. Los puntos más comunes para solucionar problemas se encuentran en el menú Sistema (habilitando IO APIC) y en Almacenamiento cambiando el tipo de controlador de nuestro disco.

Foto9

• Si el rendimiento no es todo lo rápido que esperábamos, siempre podemos habilitar la Acelaración 3D dentro del submenú Pantalla. Aquí mismo cabe la posibilidad de asignarle más memoria de vídeo a la tarjeta gráfica virtual. En el submenú Sistema también es posible aumentar la memoria base y hacer pruebas de rendimiento hasta dar con el tope más efectivo.