Divide y vencerás: De DVD-9 a DVD-5

El precio de los soportes de doble capa es muy superior al de los discos DVD de una sola capa. Por fortuna, con Alcohol 120% podemos «partir» en dos las imágenes para escribirlas en los mucho más económicos DVD-5

Sergi Puertas

Divide y vencerás: De DVD-9 a DVD-5

26 mayo 2009

Paso 1

Instalamos Alcohol 120%

Puedes descargártelo accediendo a la página oficial (www.alcohol-software.com) y pinchando en el botón correspondiente o directamente a través de la siguiente dirección: www.free-downloads.net/downloads/Alcohol_120_/. El proceso de instalación es similar al de cualquier otra aplicación y resulta de lo más sencillo, si bien después de agregar Alcohol 120% a tu equipo será preciso que lo reinicies.

Paso 2

¿Y si partimos de un disco físico?

Ejecuta Alcohol 120%. Si lo que deseas es dividir en dos discos una imagen ISO o MDF descargada de la Red, salta directamente al Paso 3. Si, por el contrario, posees el disco físico de doble capa a partir del cual deseas generar dos DVDs de capa simple, bastará con que hagas clic en la opción Image Making Wizard, ubicada en el panel de la derecha. Se abrirá una nueva ventana que te permitirá, entre otras cosas, seleccionar la unidad de disco en la que has introducido el DVD en cuestión. Elígela en el desplegable y salta al Paso 4.

Paso 3

Si comenzamos con una imagen de disco...

Si lo que quieres es dividir una imagen de disco previamente creada, tendrás que valerte del emulador de DVD que incluye Alcohol 120%. Te hallas frente a un fichero de más de 4,7 Gbytes, con lo cual resulta poco probable que puedas «tostarlo» en una grabadora antigua.

No obstante, puedes dividirlo si sigues los pasos que detallamos a continuación. En primer lugar, arrástralo desde el Explorador de Windows a la venta principal del programa y su nombre aparecerá listado en ella. A continuación, presta atención al área inferior de la pantalla. En ella, se muestran tus unidades de CD y de DVD físicas, pero, además, inmediatamente encima, aparece también una unidad de CD/DVD-ROM virtual en la que procederás a montar tu fichero de imagen.

Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón en el nombre del archivo en cuestión y, en el menú contextual que se desplegará, elige Mount on Device. El estado de la unidad virtual cambiará y exhibirá el rótulo Media Present. En adelante, se comportará como si hubiéramos introducido en ella un disco físico con los contenidos del archivo de imagen. Haz clic en la opción Image Making Wizard y se abrirá una nueva ventana que te permitirá especificar con qué unidad deseas trabajar. Selecciona en el desplegable correspondiente tu unidad de disco virtual.

Paso 4

Especificamos el tamaño de los ficheros

El parámetro al que deberás prestar particular atención, llegado este punto, está etiquetado como Separate Image file every y te permite estipular qué tamaño máximo quieres que posean los archivos que se crearán a partir del disco o de la imagen original.

Podrías elegir, por ejemplo, utilizar paquetes de 640 Mbytes y dividir un DVD de tal forma que cupiera en varios CDs vírgenes. En este caso concreto, despliega el menú y elige 4 GB. De este modo, de un disco de doble capa de 8 Gbytes obtendrás siempre dos paquetes que podrás tostar en sendos DVDs de capa simple. Hecho esto, haz clic en el botón Next.

Paso 5

Elegimos nombre y destino

La siguiente pantalla te ofrece la posibilidad de elegir dónde se van a guardar los archivos de imagen a través del cuadro Imagen location, que te permitirá explorar tus unidades de disco y especificar una carpeta. Puedes crear nuevas carpetas pulsando el botón New Folder y asignar a los ficheros resultantes el nombre que desees tecleándolo en la casilla ubicada bajo Image name. Una vez que hayas configurado estos parámetros, haz clic en Start. El proceso dará comienzo y una barra de estado te mantendrá al tanto de su progresión.

Paso 6

Nos preparamos para grabar

Accede a la carpeta de destino que has elegido para almacenar las imágenes de disco y comprobarás que se han creado tres nuevos ficheros. El primero de ellos, de un tamaño de 4 Gbytes, tiene extensión MDF y contiene la primera mitad de los datos que se encontraban originariamente en el disco o en la imagen inicial. El segundo, cuya extensión es MD0, nunca rebasará las 4 Gbytes, y completa la segunda mitad de los datos. El tercer fichero, de extensión MDS, apenas ocupa 10 kilobytes, pero es fundamental que lo guardes, ya que ejerce de índice de ambos.

Llegado este punto, has obtenido ficheros cuyo tamaño no excede los 4,7 Gbytes, de modo que puedes almacenarlos en dos DVDs vírgenes de capa simple. Para ello, abre tu tostador de discos favorito y graba los ficheros en sendos discos de datos.

Si no posees ninguno, puedes instalar Free DVD Burner (www.minidvdsoft.com/dvdburner), una herramienta gratuita que encontrarás en el DVD que acompaña al número 217 de PC Actual, o utilizar el software de grabación que viene integrado en el Explorador de Windows Vista, si eres usuario de este sistema operativo. No olvides incluir en fichero con extensión MDS en el segundo volumen, ya que más adelante te será imprescindible a la hora de recuperar la información.

Paso 7

Recuperamos la información

Para materializar los datos que incluía el DVD de doble capa original, inserta en tu bandeja cada uno de los discos DVD-5 que generaste y copia sus contenidos a tu disco duro. Asegúrate de que los tres archivos (cuyas extensiones son MDF, MD0 y MDS) van a parar a una misma carpeta.

Una vez hecho esto, ejecuta Alcohol 120%. Seguidamente, arrastra el fichero con extensión MDS desde el Explorador de Windows a la ventana principal del programa y el nombre del archivo aparecerá en ella. En adelante, te bastará hacer clic con el botón derecho del ratón sobre él y elegir Mount on Device para que quede cargada en la unidad de disco virtual. Haz clic en ella con el botón derecho del ratón y elige File Explorer para trabajar con sus contenidos. Una ventana del administrador de archivos de Windows se abrirá y te los mostrará.

Si el disco de doble capa original era un DVD de vídeo, podrás reproducirlo con tu reproductor favorito; si se trataba de un instalador, podrás ejecutarlo y completar el proceso; si contenía una estructura de carpetas con archivos de distintos tipos, podrás navegar por ella y acceder a los que te interesen.

Observa que, a pesar de que estás trabajando con dos imágenes de disco distintas (anexadas por el diminuto archivo que ejerce de índice) la división no se deja notar, sino que Alcohol 120% trata los datos como un único disco físico que se hubiera insertado en tu ordenador.

Paso 8

Desmontamos la imagen de disco

Una vez termines de operar con los contenidos del disco virtual, es conveniente que lo descargues de tu sistema, ya que, de lo contrario, no podrás mover ni eliminar los tres archivos que integran el conjunto. Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón sobre la unidad de CD/DVD-ROM virtual de la ventana inferior y selecciona Un-mount image.

ALCOHOL 120%

Temas Relacionados