Paso a paso

Editor de audio Myna, un estudio de sonido en la Nube

¿Te gustaría mezclar tus pistas musicales favoritas e incluir además efectos de sonido? Aprende a utilizar el editor de audio Myna de la suite en línea Aviary y consigue resultados profesionales

María Elena Andrés Hernández

Editor de audio Myna

30 marzo 2012

¿Te gustaría mezclar tus pistas musicales favoritas e incluir además efectos de sonido? ¿O quizá realizar una producción de voz e instrumentos para grabar tu propio clip? Aprende a utilizar el editor de audio Myna de la suite en línea Aviary y consigue resultados profesionales.

Aviary es una de las mejores suites gratuitas para la creación de contenido audiovisual que existen en la Red. Si bien su herramienta más famosa es su editor de imágenes, el resto no desmerece el conjunto y, sin duda, vale la pena probarlas y contemplarlas como una opción para nuestras creaciones.

Además, para que te inicies en su uso con facilidad, todas ellas incluyen un ejemplo práctico completo editable. La mayor parte se encuentran en fase beta, por lo que ten en cuenta que tal vez experimentes pequeños problemas técnicos con alguna característica o que se introduzcan mejoras próximamente. Puedes encontrar la suite completa (Image Editor, Effects Editor, Audio Editor, Vector Editor, Music Creator e Image Markup) en la pestaña Advance suite de su dirección web.

De todas estas herramientas, nosotros nos vamos a ocuar de Myna, el editor de audio. Con él, podrás crear todo tipo de clips: monta pistas, añade efectos, graba tu propia voz… Accede a través del sitio web oficial de Aviary. Todo lo que necesitarás será un navegador y tener instalado AdobeFlash Player. Myna está optimizado para realizar mezclas de solos de instrumentos y/o voz, pero puedes utilizarlo para tratar todo tipo de pistas.

Actualmente, cuenta con algunas restricciones: puedes cargar temas de un máximo de seis minutos o realizar grabaciones de hasta dos minutos. Si nunca te has aventurado a realizar montajes de audio, ahora es el momento. Algunas recomendaciones: si no tienes experiencia, comienza mezclando solo dos pistas, utiliza los efectos en momentos puntuales para realzar ciertos sonidos y, a lo sumo, dos o tres por tema. De esta manera, evitarás un resultado saturado y confuso.

Paso 1. Carga un archivo

Empecemos cargando un fichero de audio con el que poder trabajar. Busca File/Import audio en el menú superior, sube un archivo desde tu ordenador a través de Browser y pulsa Next. Myna soporta los formatos WAV, AIF, MP3, WMA, M4A Y OGG. Introduce en la siguiente pantalla una breve descripción de tu tema y etiquetas.

También podrás especificar quién puede acceder a él (solo tú, tus contactos o todo el mundo) y marcar el tipo de licencia. Hay tres posibilidades: todos los derechos reservados, Creative Commons-atribución y Creative Commons-atribución+fines no comerciales. Pulsa nuevamente Next y pasa a seleccionar aspectos más técnicos de la pista: género (rock/blues, experimental, electrónica, orquestal…), instrumento predominante (guitarra, viento, teclados…), llave (A,B,C…), ritmo (4/4, ¾, 2/2…) y su naturaleza repetitiva/no repetitiva (bucle sí/bucle no).

Editor de audio Myna 1

Opcionalmente, puedes incluir el tempo y el número de beats. Cuando hayas finalizado, dale a Upload y lo verás listado en la sección Imported files, a la que puedes acceder a través del botón Imported. Respecto a su homólogo Library, utilízalo para acceder a la base de datos de Aviary y realizar búsquedas de archivos con los que trabajar.

Paso 2. Graba tu propia voz

Ampliemos ahora nuestra librería con una producción propia: vamos a capturar nuestra voz. Después, podremos mezclarla con una pista musical y añadir efectos, por ejemplo. Accede directamente a la herramienta con el botón Record o a través de File/Record audio en el menú principal. Adobe Flash Player te solicitará permiso para acceder a tu cámara web y micrófono. Después, se abrirá el panel Audio Recorder desde el que ejecutar la operación.

Editor de audio Myna 2

En la subsección Microphone, podrás ajustar el volumen de grabación, marcar Reduce Echo para minimizar el impacto del eco y escuchar la señal captada a través de Monitor Sound. Pulsa Start Recording para empezar y Stop Recording cuando hayas terminado.

Actualmente, el máximo tiempo de grabación continua permitida es de dos minutos, por lo que si quieres grabar un texto largo, por ejemplo, deberás fraccionarlo en intervalos de esta duración. Finalmente, para chequear que el proceso se ha llevado a cabo de manera adecuada, reproduce el fichero en Playback y, si estás satisfecho con el resultado, guárdalo en la librería con Import to Project.