Los editores web más accesibles: VodaHost BlueVoda

Estamos ante un editor web en el que no tenemos que asomarnos en ningún momento al código HTML. La interfaz de usuario es extremadamente sencilla, basada fundamentalmente en barras de herramientas que nos permiten incluir de forma fácil y visual los distintos elementos de diseño de la página

1 junio 2008

La mayor parte de los diseños vienen configurados por defecto, pero es posible modificarlos en poco tiempo con el propio programa.

 

Los elementos se vuelcan en la página en blanco o en cualquiera de las plantillas que es posible descargarse desde la web de la compañía. Haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre cualquiera de ellos, podremos modificar su configuración mediante la opción de Propiedades. Según el tipo de elemento de que se trate, varían las posibilidades de modificación, pero en general es posible adaptar los elementos a cualquiera de nuestras necesidades.

 

BluVoda incluye el gestor de FTP más completo de esta comparativa, lo que no es de extrañar tratándose de una compañía que se dedica fundamentalmente al hosting. Sin embargo, éste es el mayor problema que tiene el producto: pese a que podemos crear una página y subirla al servidor de nuestra elección, BlueVoda por defecto nos intenta llevar a su propio servicio de alojamiento.

 

Además, sus manuales, que por cierto pueden verse en vídeo, se tienen que descargar desde la web de la compañía, así como las plantillas e incluso el panel de control de la página. Todo ello configura una solución completa, lo que tiene sus puntos a favor para neófitos, pero al mismo tiempo nos obliga a tener una relación demasiado estrecha con su propio servicio de hosting.