Paso a paso

Elimina definitivamente cualquier fichero con Eraser

Damos por sentado que, una vez que vaciamos la Papelera de reciclaje, la información se pierde para siempre. Sin embargo, cualquiera puede restaurar esos archivos. Veamos cómo impedirlo

Óscar J. Pérez Ruiz

Eraser intro

2 junio 2011

En la mayoría de los sistemas operativos, al eliminar un fichero «definitivamente» lo que se hace es marcarlo como eliminado, haciéndole ver al sistema que no existe y liberando así el espacio que ocupaba para que pueda ser utilizado nuevamente.

Teniendo en cuenta el tamaño de los actuales discos, el espacio liberado puede tardar mucho tiempo en ser sobrescrito completamente. Algo muy similar ocurre con el formateo de los discos: aunque cambiemos el tipo de partición por otro diferente (FAT32, NTFS, ext3...), mientras no se sobrescriba el espacio ocupado por los archivos borrados, estos podrán ser recuperados.

Eraser web

Por otro lado, existen herramientas especializadas en restaurar información eliminada que no entrañan mayor complejidad que la de ser ejecutadas para volver a tener esos datos accesibles. Para evitar que esto suceda, es recomendable usar software especializado en eliminar ficheros permanentemente.

El funcionamiento de estos programas reside en sobrescribir el hueco donde se localizaba el fichero en cuestión, de tal forma que, si se intenta recuperar la información, ésta sea ininteligible.

Hay varios métodos de borrado, cada cual con más o menos pasadas (número de veces que se sobrescriben los datos). El más seguro entre ellos es el método Gutmann, que hace 35 pasadas con patrones de escritura diferentes. Los expertos recomiendan usar métodos de sobrescritura de al menos 3 pasadas.

NIVEL:BÁSICO

Paso 1. Emplazamiento del software

Eraser 1

De entre la variedad de aplicaciones disponibles para efectuar esta tarea, para este artículo práctico hemos elegido Eraser, versión 6.0.7.1893. Se trata de una utilidad gratuita con licencia GNU GPL cuya instalación resulta extremadamente sencilla. En efecto, si elegimos la opción Typical, de las tres alternativas que presenta, encontraremos el clásico asistente que nos irá guiando en el proceso. Por tanto, solo habremos de ir haciendo clic en los sucesivos Next (Siguiente) que encontremos en el camino hasta completar su emplazamiento.

Paso 2. Configuración

Nada más ejecutar el programa, tendremos que dirigirnos al menú Settings para configurar todas las opciones debidamente. Dejaremos habilitada la casilla de Integrate Eraser into Windows Explorer, lo que nos permitirá ejecutar las opciones de Eraser desde el Explorador de Windows. A continuación, en solo tres acciones, elegiremos el algoritmo que se va a utilizar para hacer las pasadas de borrado.

Así, en Default file erasure method, seleccionaremos el método que usaremos para la sobrescritura del fichero borrado, dejando el método Gutmann de 35 pasadas que se muestra por defecto. Si estamos tratando con ficheros de un tamaño considerable, notaremos cómo aumenta el tiempo de borrado a causa de esas 35 pasadas. Si no estamos seguros de que se esté realizando el proceso correctamente, podremos observar su estado desde Erase Schedule.

En segundo lugar, desde Default unused space erasure method, especificaremos el sistema de sobrescritura que vamos a usar para la totalidad del espacio libre del disco duro. El que ofrece mayor seguridad es Gutmann (35 passes), aunque esta operación puede llevar mucho tiempo. Por ello, si requieres una más rápida pero menos segura, prueba con Gutmann 10.

Eraser 2

Finalmente, en Randomness data source escogeremos cuál va a ser el origen para generar los datos aleatorios. De serie, solo hay una alternativa, pero existe la posibilidad de ampliarla a través de plug-ins. En nuestro caso, dejaremos la opción de Bloqueo de ficheros marcada por defecto.

Replaced erased files with the following files to allow plausible deniability, por su parte, nos servirá para mantener un poco más el anonimato: en vez de sobrescribir con información aleatoria, que fácilmente delata que no queremos que nadie lea la que hemos borrado, lo hace con el contenido de otro fichero o ficheros, dando la impresión de que se trataba de temporales. Si se activa esta función, lo más aconsejable es introducir varios archivos, e incluso un directorio como el de Windows, ya que un solo fichero resultaría igualmente sospechoso.

Para acabar con los ajustes de Eraser, dejaremos activadas las casillas de Automatically remove task y execute the task when Eraser next starts de la sección de tareas programadas (Scheduler settings).

Paso 3. Limpieza de un archivo

Una vez instalado y configurado el prorama según nuestras necesidades, tendremos en el menú contextual del Explorador de Windows (accesible pulsando con el botón derecho del ratón sobre un fichero, directorio o unidad cualquiera), una nueva función que lleva el nombre de Eraser y contempla distintas posibilidades.

Eraser 3

Por ejemplo, si queremos limpiar un solo fichero, pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre él de modo que accedemos al menú contextual de Eraser, donde encontraremos dos opciones: Erase y Erase on Restart. Con la primera forzaremos en el acto un borrado seguro con el método seleccionado en la configuración, mientras que con la segunda se genera una tarea programada de borrado seguro que se ejecutará cuando se reinicie la máquina.

Loading...