Enriquece tu Linux

Aprende cómo instalar y configurar pequeñas utilidades, algunas de ellas muy populares entre los usuarios, que darán mayor funcionalidad a tu escritorio y enriquecerán tu experiencia con tu distribución Linux favorita

Daniel Navarro Martínez

Enriquece tu Linux

8 mayo 2009

Al concluir la instalación de una distribución, nos encontramos generalmente con un escritorio adornado a lo sumo por una imagen de fondo. Y es que, a pesar de que desde la versión 4 de KDE ya contamos con utilidades como Plasma, que incorporan una serie de mejoras, lo cierto es que muchos usuarios todavía desconocen el gran potencial que tiene Linux para hacer de su escritorio algo más que un contenedor de carpetas.

La intención de este práctico es dar un repaso a las utilidades más populares que nos permiten añadir y gestionar pequeñas aplicaciones de escritorio, conocidas como widgets o desklets, y que dotan a nuestra distribución de un aspecto fresco y dinámico.

Os ofrecemos cuatro propuestas para personalizarla. Aunque hemos elegido Ubuntu 8.10 como base para realizar este práctico, los usuarios de otras distribuciones no tendrán mayores problemas para seguirlo. Eso sí, es recomendable estar conectado a Internet para realizar la instalación y prueba de los sistemas protagonistas de este paso a paso.

Screenlets

El primer sistema que tratamos es un proyecto Open Source cuyas miniaplicaciones están desarrolladas en Python y que, en la actualidad, es uno de los más populares y completos, debido en su mayor parte a la gran calidad de los pequeños desklets con los que cuenta y a la gran cantidad de opciones de configuración que ofrece.

Paso 1

Instalación

Para emplazar Screenlets, pulsaremos sobre el menú Aplicaciones/Añadir y quitar. Se abrirá una ventana que nos permitirá instalar nuevos programas. A continuación, elegiremos la opción Todas las aplicaciones disponibles del menú Mostrar y escribiremos la palabra screenlets en el recuadro titulado Buscar.

Nos aparecerá un valor en la lista de nombre Screenlets que deberemos marcar, tras lo cual habrá que pulsar sobre el botón Aplicar cambios para iniciar la instalación. Instantes después, una ventana de confirmación nos indicará que se ha concluido la ubicación de Screenlets con éxito.

Paso 2

Configuración

Tras la instalación, se habrá creado una entrada para ejecutar Screenlets ubicada en el menú Aplicaciones/Accesorios. Al pulsar sobre ella, se abrirá Screenlets Manager, que es el gestor desde el cual podremos instalar y configurar propiamente las miniaplicaciones. Éste se divide en varias zonas.

A la derecha, tendremos una lista con todos los screenlets instalados, que podremos lanzar haciendo doble clic sobre el que elijamos. A la izquierda se encuentra un menú con varias opciones de configuración, entre las que cabe destacar Launch/Add, para lanzar los screenlets; Install, que nos dejará instalar otros nuevos que nos bajemos de Internet; y Options, que nos permitirá configurar el sistema. Cada screenlets que instalemos dispondrá de un menú de configuración propio, situado en la esquina superior derecha, y que nos permitirá modificar algunos aspectos del mismo.

gDesklets

Este sistema, cuya inicial hace referencia al escritorio Gnome, es un sistema multiescritorio que permite la incorporación de pequeñas miniaplicaciones desarrolladas en Python. Aunque no alcanza la calidad de los desarrollos de Screenlets, es, sin lugar a dudas, una buena alternativa.

Paso 1

Instalación

Para emplazarlo, pulsaremos sobre el menú Aplicaciones/Añadir y quitar, tras lo que aparecerá nuevamente el listado de aplicaciones. En el campo Buscar, escribiremos gDesklets y nos la mostrará para que la marquemos e iniciemos el proceso.

Tras pulsar sobre Aplicar cambios, nos aparecerá una ventana que nos preguntará si deseamos instalar el demonio hdtemp y algunas opciones sobre nullmailer. Dejaremos las opciones que aparezcan por defecto y concluirá la instalación.

Paso 2

Configuración

Una vez instalado, encontraremos una entrada apuntando al administrador de gDesklets a través de Aplicaciones/Accesorios/gDesklets. Al pulsar sobre ella, se abrirá una ventana que nos permitirá añadir nuevos gdesklets al escritorio. En este administrador, éstos aparecen ordenados por categorías. Para activar uno de ellos, no tendremos más que hacer doble clic sobre el que queramos añadir al escritorio.

Una de las características de este administrador es que facilita la gestión de diferentes perfiles a los que se asociarán distintos conjuntos de gdesklets, que pueden ser configurados individualmente. Al pulsar el botón derecho del ratón sobre uno, se abrirá un menú que permite modificar algunas características del mismo, así como moverlo o eliminarlo, entre otras posibilidades.

Google Gadgets

Este proyecto Open Source, promovido por Google con licencia Apache, permite contar con un buen número de gadgets de gran calidad, siendo compatible con los de otros formatos y plataformas.

Paso 1

Instalación

Para emplazarlo, tendremos que descargarnos varios paquetes desde http://code.google.com/p/google-gadgets-for-linux. Para los usuarios de Ubuntu, la página oficial les remitirá a
www.getdeb.net/app/Google+Gadgets, desde donde escogerán la versión que tengan instalada, en nuestro caso, la de 32bits de Ubuntu 8.10 Intrepid.

Una vez descargada, para instalar Google Gadgets, no tendremos más que hacer doble clic sobre el archivo con extensión DEB que nos hayamos bajado y se iniciará su instalación. Seguidamente, podremos ejecutar Google Gadgets accediendo a través de Sistema/Internet/Google Gadgets (Gtk). También es posible hacerlo pulsando sobre Alt+F2, escribiendo ggl-gtk y haciendo clic sobre Ejecutar para lanzarlo.

Si lo que queremos es tener activado Google Gadgets cada vez que iniciemos Linux, no tendremos más que ir a Sistema/Preferencias/Sesiones. Se abrirá un menú con todos los programas que se cargan al inicio. Pulsaremos sobre el botón Añadir, y, a continuación, rellenaremos tres campos: Nombre, que será el que le demos a la entrada, por ejemplo, Google Gadgets; Orden, el comando para lanzar nuestra aplicación, en este caso, ggl-gtk; y Comentario, para anotar una breve descripción.

Paso 2

Configuración

Google Gadgets cuenta con una barra de menú lateral que permite configurar varios aspectos de los gadgets y puede actuar como contenedora. Desde ella, podremos añadir otros nuevos a nuestro escritorio. Cada vez que incluyamos uno, éste aparecerá por defecto contenido en la barra de menú, aunque lo podremos posicionar en cualquier parte del escritorio simplemente arrastrándolo hasta el lugar donde deseemos.

Al pulsar sobre un gadget, podremos modificar algunos aspectos del mismo. En la esquina inferior derecha, aparecerá un icono triangular que usaremos para modificar el tamaño del gadget. También es posible configurar los aspectos propios del mismo pulsando sobre un icono con forma de + (en la esquina superior derecha), así como eliminarlo a través del x.

Widgets en Opera

Para terminar, hablaremos de la posibilidad de instalar pequeñas aplicaciones en Opera, uno de los mejores navegadores tanto por su bajo consumo de recursos como por su excelente cumplimiento de los estándares web, y que cuenta con un conjunto de widgets que podrás añadir de forma cómoda y sencilla.

Paso 1

Instalación

Para emplazar Opera, es necesario descargarse una versión desde www.opera.com/browser/download. Después, procederemos a su instalación haciendo doble clic sobre el archivo con extensión DEB descargado. Tras la instalación, accederemos al navegador pulsando sobre Aplicaciones/Internet/Opera y se abrirá la ventana del navegador.

Uno de los menús que encontraremos en la parte superior, de nombre Widgets, nos llevará a una web desde la que podremos instalar de forma automática multitud de widgets de gran calidad. Para hacerlo, sólo tendremos que escoger el que deseemos y pulsar sobre Launch, lo que permitirá a Opera ubicarlo de forma automática.

Paso 2

Configuración

A diferencia de otros sistemas, cada widget tiene una forma singular de ser configurado. Algunos presentan botones especiales con una palabra descriptiva, otros carecen de botón de configuración. Cada uno puede ser arrastrado y soltado en cualquier parte del escritorio.

Podremos determinar su nivel de profundidad pulsando sobre el mismo con el botón derecho y eligiendo si queremos que esté sobre los demás o por debajo. No encontraremos, sin embargo, opciones para modificar el tamaño y tampoco un sistema homogéneo de control de los widgets.

KDE4

La versión 4 de KDE salió con una amplia serie de mejoras que transformaron muchos aspectos visuales del escritorio Linux. Entre ellos, se incluyó un sistema llamado Plasma, una aplicación para gestionar pequeñas aplicaciones de escritorio, a las que dieron el nombre de plasmoides y que están totalmente integradas en KDE. Hay que decir que, aunque la variedad de plasmoides con la que salió fue en principio escasa, poco a poco van incrementando su número y es seguro que habrá una gran cantidad de ellos en el futuro.

Adobe AIR

Este práctico recoge los sistemas de widgets para Linux más importantes. Sin embargo, existen otras alternativas comerciales gratuitas que pueden resultar de gran utilidad, entre las que destacamos Adobe AIR, un sistema que permite la incorporación de todo tipo de aplicaciones, ya sean en forma de widget o de completa aplicación a tu escritorio, cuyo motor es el propio Adobe AIR.