Tu equipo por menos de 250 euros

Utilizando la nueva plataforma de NVIDIA ensamblada en la placa base Zotac ION, os hemos preparado un artículo práctico en el que os proporcionamos todas las claves necesarias para poder ensamblar un PC gastando solamente lo justo

Eloy García Almadén

Tu equipo por menos de 250 euros

10 octubre 2009

En época de crisis cualquier ahorro es bueno, y en el ámbito de la informática comienzan a aparecer productos de muy buena calidad que se ajustan cada vez más a los bolsillos de prácticamente todos los usuarios. Asimismo, las tendencias más actuales dentro del mainstream se dirigen a la concepción de equipos pequeños y con una buena capacidad multimedia, en los que sea posible tanto navegar por Internet como visualizar una película en alta definición o escuchar música, y todas estas actividades las podremos llevar a cabo sin ningún tipo de problema utilizando la nueva plataforma lanzada por NVIDIA, ION, de la que os hablamos extensamente en el número 220 de PC Actual.

Esta vez os la volvemos a traer de la mano de Zotac, aunque de una manera mucho más práctica, enseñándoos lo sencillo que os resultará construir un PC medianamente potente y perfectamente equipado por un módico precio. Nosotros nos hemos impuesto como límite los 250 euros, eso sí, sin IVA incluido. Veamos cómo podemos conseguirlo.

Paso 1

Un chasis minimalista

El factor de forma Mini-ITX propio de la placa base Zotac ION Series (150,36 euros en Sistemas Ibertrónica, www.ibertronica.es) hace que sea necesario utilizar una caja apropiada para instalarla. En este caso, hemos recurrido al chasis SuperCase MI-008, disponible desde 42,25 euros también en Sistemas Ibertrónica.

En primer lugar, retira los cuatro tornillos situados en la parte trasera de la caja y levanta la tapa de la misma. Seguidamente, como no vamos a utilizar la fuente de alimentación de 250 W incorporada en la caja (Zotac ION Series dispone de su propio transformador externo que conectaremos directamente a la placa a través de un conector de alimentación situado en la parte trasera de la misma) procederemos a retirarla. Para ello, afloja sus tornillos y extráela, sellando el hueco que queda con alguna chapa metálica para evitar que entre el polvo en su interior.

Paso 2

Memoria y ventilación

Una vez que hemos adecuado el chasis, será necesario proceder a la instalación de los componentes más importantes de la placa. Primeramente, inserta los módulos de memoria en las ranuras DIMM habilitadas para tal efecto y asegúrate de que las pestañas de sujeción se cierran completamente y fijan el módulo de manera segura a la placa.

Este modelo soporta módulos DDR2 a 667 y 800 MHz, y, como candidatos idóneos para esta ajustada configuración, hemos seleccionado dos de la marca Kingston, 512 Mbytes cada uno funcionando a 800 MHz por 21,44 euros totales (www.efecto2000.es). Instalando estos dos módulos exactamente iguales conseguiremos activar el doble canal que contribuye a mejorar la eficiencia de sistemas operativos como Windows XP.

Seguidamente localiza el pequeño ventilador que viene incluido dentro de la caja de la placa base y procede a sujetarlo encima del disipador del procesador. Para ello, tendrás que buscar la posición idónea y hacer coincidir sus tornillos con las distintas ranuras de las láminas del disipador. Una vez sujeto, será necesario conectar el cable de alimentación del mismo a la placa. El aspecto final del montaje debería ser similar al que podéis ver en la imagen.

Paso 3

Conectores para el almacenamiento

Es el momento de conectar cada uno de los cables de alimentación y de transferencia de datos de los dispositivos que vamos a utilizar en nuestro sistema. En la instantánea podéis observar que los cables utilizados para alimentar los componentes SATA (disco duro y, opcionalmente, la unidad óptica) han sido instalados en el conector DC-OUT que provee la propia placa. Por otro lado, el cable SATA propiamente dicho que usaremos con el HD de 3,5’’ se ha conectado al puerto SATA1, el primero de los tres que tiene disponibles Zotac ION Series.

Paso 4

Fijación y últimas conexiones

Una vez instalado todo el cableado relacionado con el almacenamiento, procederemos a fijar la placa al chasis mediante los cuatro tornillos gruesos incluidos, aunque, antes de esto, te recomendamos que instales el embellecedor trasero de aluminio que trae la placa en la parte de atrás de la caja. Para terminar, realizaremos la conexión de otras partes importantes de nuestro sistema.

En primer lugar, buscaremos los cables del panel frontal de la caja (leds del disco duro, botón de encendido y demás) y, estudiando bien el esquema que aparece en el libro de instrucciones de la placa, los instalaremos en el conector Front Panel Header en la posición indicada (será necesario fijarse en el nombre de los pines para conectarlos adecuadamente).

Procede de igual manera con cada uno de los conectores USB pertenecientes a los puertos frontales de la caja. Esta vez, será necesario utilizar las conexiones etiquetadas como USB Headers y, para terminar, habilita los auriculares y la entrada de micrófono conectando el cable de audio a Front Audio Header. Como siempre, consulta el manual para hacer corresponder cada uno de los conectores con sus pines específicos.

Paso 5

Fija el disco duro

A continuación será necesario atornillar el disco duro al soporte metálico de una manera adecuada. Para este tipo de chasis hemos optado por un HD SATA II de 3,5’’ y 250 Gbytes de Seagate que cuesta 33,96 euros en Efecto 2000 (www.efecto2000.com). Fija con cuatro tornillos (dos por cada lado) el disco duro a la chapa metálica etiquetada como HDD.

En el PC que estamos construyendo hemos decidido prescindir de una unidad óptica interna de almacenamiento, aunque, si deseas instalar un lector-grabador de CD/DVD, puedes encontrar modelos realmente baratos como el Toshiba&Samsung DVD-RW IDE 20X OEM negra SH-S222 disponible por 21,18 euros en www.efecto2000.es.

Para fijarla, utilizaremos el habitáculo reservado para estos menesteres en la parte superior del chasis, justo encima del disco duro recién instalado, y será necesario retirar el embellecedor delantero para poder insertarla convenientemente desde aquí. Para ello, tendrás que manipular cuatro pestañas interiores.

Paso 6

Conexión del disco y ensamblaje

Ya nos encontramos cerca del final. Ordena los cables internos y recoge aquellos que no se vayan a utilizar empleando bridas para evitar que entorpezcan el tránsito del aire. Asimismo, sé muy cuidadoso con el ventilador del disipador y evita que ningún cable toque lo más mínimo este componente.

Lo último será conectar al disco duro en cuestión los cables de alimentación y de datos que ya tenemos adosados a la placa base. Una vez hecho esto, vuelve a colocar la plancha superior del chasis y atorníllala definitivamente al equipo.

Paso 7

Software gratuito

Hasta aquí hemos montado un equipo configurado con menos de 250 euros, sin embargo, si ahora pretendemos instalar Windows, tendremos que pagar una licencia extra que incrementará el coste final, por no hablar del software propietario que deseemos utilizar con el sistema operativo.

Por suerte, si no quieres pagar un euro más y no necesitas echar mano de ningún programa especialmente concebido para funcionar en la plataforma de Microsoft, siempre dispondrás de la alternativa del software libre. Linux ofrece una gran cantidad de distribuciones aptas para todo tipo de usuarios, pero aquí nos gusta especialmente Ubuntu, orientado a aquellas personas que no tengan demasiados conocimientos en este sistema pero que hayan echo sus pinitos en Windows. Para descargarte e instalar la última versión (9.04) dirígete a www.ubuntu.com.