Pon un escritorio Linux en Windows

KDE es un innovador entorno de escritorio para Linux que cuenta con una serie de utilidades, como juegos, aplicaciones multimedia o de oficina, que por primera vez hacen su aparición en Windows

Daniel Navarro Martínez

Pon un escritorio Linux en Windows

4 enero 2010

NIVEL: BÁSICO

Un entorno de escritorio es un conjunto de componentes visuales que nos permiten interactuar con el sistema y que incluye ventanas, aplicaciones de escritorio, botones, efectos, etc. KDE es uno de los más populares en Linux y, a través del proyecto KDE on Windows, es posible instalarlo en 7, Vista o XP. Lo único que se precisa para seguir este práctico es contar con una conexión a Internet.


Paso 1. Descarga del instalador

El primer paso para disfrutar de KDE para Windows es descargarse el instalador. Lo podrás hacer desde la página web del proyecto. Abre un navegador y escribe http://windows.kde.org. En el menú de la izquierda encontrarás el enlace Download Installer. Al pulsar sobre él, se iniciará la descarga del instalador. Puedes encontrar algunas guías interesantes pinchando sobre la entrada Introduction.

KDE_Windows1

Paso 2. Configuración

Una vez lanzado el instalador, la primera ventana nos informará sobre tres opciones de instalación. Elegiremos la primera, Install from Internet. También marcaremos la opción skip basic setting pages, que nos permitirá instalar KDE con las opciones por defecto. La siguiente ventana nos mostrará una lista de servidores desde la que descargar KDE. Elegiremos cualquiera de ellos. Luego, otra pantalla nos muestra una lista con varias versiones de KDE disponibles para su instalación. Lo más aconsejable es elegir la última que tenga el atributo stable. Si no apareciera ningún elemento en la lista, deberíamos volver a la ventana anterior y elegir otro servidor.

KDE_Windows2

Paso 3. Últimos pasos

A continuación, se nos preguntará por los componentes de KDE que queremos instalar. Lo más aconsejable es marcar la casilla Sellect/Unsellect All. De esta forma, se instalará todo el entorno excepto aquellos paquetes relacionados con distintos idiomas. Para instalar el español, deberemos marcar un par de paquetes aspell-es, cuya descripción es Spanish spelling package, y kde-I10n-es, cuya descripción es Spanish language package. La siguiente pantalla informará de la necesidad de instalar unos paquetes extra. Tras lo cual, comenzará el proceso de descarga y de instalación propiamente dicho.

KDE_Windows3

Paso 4. Lanzando KDE

Si has marcado Skip basic setting pages en el Paso 1, KDE para Windows se habrá instalado en la carpeta C:\Program Files\KDE. Para poder comenzar a disfrutar de este entorno, accederemos a ella, en concreto, a la subcarpeta bin. Aquí se encontrarán todos los ejecutables que forman parte del entorno de escritorio KDE. Lo más recomendable es ejecutar el entorno completo de KDE a través de la ejecución del archivo plasma.exe. También es posible lanzar individualmente las aplicaciones contenidas en esa carpeta.

KDE_Windows4

Paso 5. El entorno

Una vez lanzado el entorno KDE, éste se pondrá como una capa sobre el escritorio de Windows. Su corazón es Plasma y engloba varios elementos. En la parte inferior encontramos una barra de tareas, muy configurable y a la que se podrán añadir nuevas funcionalidades. En la esquina inferior izquierda sobre la barra de tareas se encuentra el menú principal, que nos permitirá acceder a algunas de las aplicaciones que KDE incluye. Sobre el escritorio encontramos pequeñas aplicaciones flotantes, conocidas como plasmoides, muy similares a los gadgets de Vista, que podrás gestionar a través de un botón en la esquina superior derecha.

KDE_Windows5

Paso 6. La barra de tareas

La barra de tareas es un barra inferior que puede contener algunos elementos que nos servirán para hacer más fácil nuestro trabajo. Al pulsar el icono situado en la parte derecha, se abrirá una barra de configuración que nos presentará varias opciones. Por ejemplo, podremos cambiar sus dimensiones, añadir plasmoides o bloquear algunos elementos. Los plasmoides que añadamos a la barra reducirán su tamaño para acomodarse al de la barra.

KDE_Windows6

Paso 7. El menú de inicio

Probablemente, el elemento principal del entorno KDE es el menú de inicio. A través de él, podremos acceder a las principales funciones del entorno. Al pulsar sobre el icono con forma de K que aparece en la esquina inferior izquierda, se abrirá un menú dividido en tres zonas.

En la parte superior encontramos un cuadro de texto titulado Buscar: que nos permitirá acceder a cualquier aplicación del sistema escribiendo su nombre. En la parte inferior, descubrimos cinco secciones: Favoritos, que exhibe una lista de nuestras aplicaciones favoritas; Aplicaciones, que muestra todas las aplicaciones de nuestro sistema ordenadas por secciones; Máquina, que contendrá varias utilidades de sistema; Usados recientemente, con los últimos programas que hayamos lanzado; y Salir, con opciones para cerrar la sesión o bloquear el escritorio, pero que no están implementadas. La parte central de este menú es la que muestra propiamente las aplicaciones y utilidades que habremos seleccionado, a través de una búsqueda o una sección.

KDE_Windows7

¿Qué son los plasmoides?

A diferencias de las aplicaciones, que vienen contenidas dentro de una ventana estándar, los plasmoides son miniaplicaciones adheridas al escritorio que se posicionan generalmente por debajo de las ventanas. Su papel es ofrecernos información rápida y útil o el acceso a un determinado servicio de forma continuada. Para gestionar estos pequeños programas, deberemos pulsar sobre el icono situado en la parte superior derecha. Al hacerlo, se abrirá un pequeño menú que nos permitirá realizar algunas acciones. La más destacable es Añadir elementos gráficos. Al pulsar sobre esta opción, se abrirá una ventana mediante la cual colocar distintos plasmoides en el escritorio.

KDE_Windows_Recuadro

Aunque cada plasmoide tiene una funcionalidad diferente, todos ellos cuentan con una serie de opciones de configuración, representadas a través de un menú lateral. Existen cuatro opciones; cerrar el plasmoide, configurarlo, rotarlo y modificar sus dimensiones.

Temas Relacionados
Loading...