Paso a paso

Exprime Google Chrome al máximo

La maquinaria de Google no descansa y está en constante ebullición en busca de productos y servicios capaces de ofrecer a los usuarios soluciones prácticas

Manuel Arenas

Google Chrome apertura

13 junio 2011

La maquinaria de Google no descansa y está en constante ebullición en busca de productos y servicios capaces de ofrecer a los usuarios soluciones prácticas para sus necesidades de comunicación y acceso a los recursos de Internet. Primero el buscador, luego el e-mail y después un navegador que es (casi) un sistema operativo.

Nivel: Intermedio

La competencia en el mundo de los navegadores es muy fuerte. Conseguir que los usuarios usen uno para acceder a Internet conlleva disponer de una plataforma excelente para desplegar servicios y aplicaciones basadas en web que sean útiles y provechosas, pero que al mismo tiempo supongan una oportunidad económica y comercial para la empresa que está detrás del navegador.

Microsoft, por ejemplo, en los tiempos en los que Internet Explorer tenía más del 90 % de cuota de mercado, tenía también cifras excelentes de uso de su buscador de MSN por el mero hecho de que era la página de inicio por defecto en IE.

Sin embargo, ahora la situación es diferente, y Firefox ha hecho bastante mella en la propuesta de los de Redmond, y Goo­gle con Chrome se abre camino, mientras Safari está muy enfocado a usuarios de Mac, a pesar de que existe una versión para Windows.

Internet Explorer tiene un 60% de cuota de mercado, mientras que Firefox está en torno al 23% y Chrome con algo más del 7 % está en tercer lugar en valor absoluto. No obstante, las cifras de uso real en el acceso a páginas web muestra que Safari y Chrome se usan más incluso que Internet Explorer, con más de un 20% de uso para los dos primeros y algo más del 16% para IE. Eso sí, estas cifras dependen de cada página web, pero dan una idea sobre como las estadísticas «ideales» pueden variar respecto al uso en la vida real.

Sea como fuere, Chrome es un navegador que gana en popularidad, con versiones para Windows y Mac, con una actividad intensa a la hora de ofrecer actualizaciones y con un ecosistema de aplicaciones muy interesante que está relacionado con el desarrollo de Chrome OS, el sistema operativo de Google basado en Web. Aquí te damos unas pistas sobre cómo sacar el máximo partido de Google Chrome más allá de su mera labor como navegador de Internet.

Paso 1. Sincroniza tu cuenta de Google

Aunque es potencialmente cuestionable la insistencia en asociar con la cuenta de Google todos los servicios y aplicaciones que tengan que ver con esta compañía, lo cierto es que, a cambio, los usuarios tienen la posibilidad de mantener sus datos perfectamente accesibles en la Nube.

Google Chrome

Con Chrome, existe la posibilidad de sincronizar con la cuenta de Google de cada usuario los marcadores, la configuración o incluso las aplicaciones instaladas sobre Chrome de modo que los cambios realizados en una instancia del mismo en un ordenador, se «propagarán» a todos los navegadores Chrome donde se haya configurado la sincronización con esa misma cuenta de usuario.

Google Chrome

Para ello, hay que acudir al menú de configuración y personalización de Chrome, que se encuentra en la parte superior derecha de la ventana representado con forma de llave inglesa. En él, elegiremos Opciones y, en la ventana que se abre, iremos a la pestaña de Cosas personales. Lo único que se necesita es el usuario y la contraseña de Google para darse de alta.

Paso 2. Páginas de inicio, a tu antojo

En Google Chrome, la gestión de las pestañas está muy bien solucionada. Aparentemente, son solo pestañas, pero permiten realizar todo tipo de acciones sobre ellas. Una muy útil es la de definir un listado de páginas que quieras que se abran por defecto al iniciar Chrome.

Google Chrome

Para configurar este listado, tienes que ir a las opciones de personalización y control de Google Chrome (el icono de la llave inglesa) y, en Opciones, elegir la pestaña de Opciones básicas. En la sección Al inicio, hay que habilitar el apartado Abrir las páginas siguientes, donde se pueden añadir las que se deseen. En esta sección, también descubrimos las opciones habituales de abrir en pestañas automáticamente la página principal de Chrome o las páginas que estaban abiertas en la última sesión.

Paso 3. Mueve libremente las pestañas

Otra forma de gestionar las pestañas del navegador es mediante la técnica de arrastrar y soltar. Situando el ratón sobre la pestaña deseada, se pueden realizar acciones tales como desplazarla a una nueva ubicación o, incluso, convertir una pestaña en una ventana independiente sin más que moverla fuera de la línea de pestañas.

Google Chrome

Al contrario, una ventana independiente se puede trasladar al área de pestañas y convertirla en una más solamente arrastrándola a la posición deseada. En todos los casos, tenemos la oportunidad de contemplar una previsualización semitransparente de cómo queda la ventana o la pestaña para evitar equivocaciones.

Loading...