Paso a paso

Fibra óptica de Movistar - Análisis

Aunque a día de hoy menos del 2% de las conexiones a Internet son a través de fibra óptica, esta tecnología parece la alternativa más sólida para llevar la alta velocidad a los hogares

Enrique Sánchez rojo

Fibra óptica de Movistar

7 agosto 2014

Finalizando 2011 casi un 65% de los hogares españoles disponían de banda ancha, con un crecimiento superior al 8% respecto a 2010. De todas estas líneas, la práctica mayoría estaban basadas en tecnología ADSL, cuyo techo de velocidad hace tiempo que se alcanzó (los famosos «hasta 20 Mbps» que rara vez se consiguen).

La alternativa de futuro es la fibra óptica que, aunque sólo representaba el 1,4% de las líneas en funcionamiento para ese mismo periodo, experimentó un crecimiento superior al 200% frente a 2010. Esta nueva tecnología ya está ofreciendo velocidades de entre 50 y 100 Mbps reales, tasas impensables hace poco tiempo para un país como el nuestro, tradicionalmente algo atrasado en lo que se refiere al desarrollo de la banda ancha.

Fibra óptica de Movistar 1

Los operadores que están liderando el cambio son Movistar y Ono, aunque ambas difieren considerablemente en la tecnología empleada. Queda por ver qué hacen operadores alternativos como Orange, Vodafone o Jazztel, el líder en ADSL residencial donde los rumores apuntan a que terminará uniéndose a otros para desarrollar su propia red de fibra FTTH que dé servicio a los hogares.

En las siguientes líneas pretendemos daros una visión de la tecnología, centrándonos en el servicio de 50 Mbps que ofrece Movistar, uno de los que más crecimiento está experimentado por cobertura y líneas contratadas.

NIVEL:BÁSICO

Cobertura y contratación

Paso 1. Despliegue de una red nueva

La complejidad de las nuevas conexiones de fibra óptica reside en que se ha de empezar de cero cableando con grandes mangueras de fibra las calles desde la central hasta el interior de cada edificio. Además, la comunidad de vecinos ha de autorizar la instalación de los cajetines de cableado en el edificio, algo que Movistar está ofreciendo de manera gratuita para facilitar en lo posible la llegada de la nueva tecnología a los hogares.

Fibra óptica de Movistar 2

Aun así, el despliegue es constante aunque más lento de lo que muchos querrían. Para ello, se está comenzando por las zonas de mayor potencial basándose en aspectos como el nivel de renta, la densidad de población, el número de clientes de ADSL ya instalados, etc. En cualquier caso, el resultado es bastante desigual y encontramos zonas urbanas densamente pobladas donde no llega la fibra y otras de nuevo desarrollo donde podemos disponer de ella sin problemas.

Paso 2. Comprobar la cobertura

Sea como fuere, el primer paso a la hora de contratar una línea de fibra pasa por comprobar la cobertura de los dos operadores que la ofrecen en estos momentos. En el caso de Movistar podemos acudir a http://bit.ly/fibra-movistar, donde habrá que introducir nuestra dirección y verificar si la oferta de servicios de fibra óptica está disponible en la zona.

Fibra óptica de Movistar 3

Si sabemos que la fibra ya ha sido instalada en nuestra calle o edificio y aún no aparece en la base de datos de la operadora, habrá que tener paciencia a que comience el periodo de comercialización. En caso de que no tengamos cobertura, podremos preguntar en el 1004 las previsiones, aunque generalmente los operadores disponen de poca información.

Paso 3. ¿Qué velocidad debo contratar?

Si tenemos la suerte de contar con cobertura en nuestra zona, la siguiente gran pregunta que nos haremos será la velocidad que más nos conviene. Movistar ofrece hasta 100 Mbps reales para sus líneas, pudiendo acceder a esta velocidad sin sobreprecio siempre que tengamos vinculación máxima con la operadora contando con una línea móvil a nombre del mismo titular. Sin embargo, ¿realmente necesitaremos 100 Mbps o nos valdrá con las más «básicas» de 50 Mbps?

La verdadera clave reside en la velocidad de subida. Las líneas de 50 Mbps proporcionan 5 Mbps de subida y las de 100 Mbps la duplican hasta los 10 Mbps. Hay que tener en cuenta que estas cifras son las que nos permiten subir con soltura vídeos a YouTube, enviar ficheros adjuntos de cierto tamaño, sincronizar archivos rápidamente con servicios en la Nube como Dropbox (o cualquiera de las propuestas de almacenamiento on-line que existen) o disponer de servicios de backup on-line realmente útiles.

La velocidad de bajada es menos relevante en estos momentos para navegación pura y dura. Nos explicamos. Si contratamos servicios de TV on-line como Imagenio, o consumimos habitualmente servicios de vídeo en streaming, puede que realmente lleguemos a aprovechar los 100 Mbps que apuntábamos.

Fibra óptica de Movistar 4

Sin embargo, para navegación pura y dura, correo electrónico y otros usos comunes, será muy difícil que lleguemos a saturar el ancho de banda de las líneas de 50 Mbps, incluso si somos varios navegando. Además, actualmente muchos servidores no son capaces de mantener con nosotros una tasa de transferencia de 50 Mbps, por lo que las páginas cargarán a la velocidad del rayo, pero las descargas puede que sólo sean algo más rápidas que antes desde algunos servicios.

Nuestra conclusión es simple: en estos momentos las líneas de 50 Mbps colmarán más que sobradamente las necesidades de cualquier hogar. Ahora bien, para aquellos que hagan subidas intensivas de datos, usen intensivamente los servicios de vídeo en streaming o cuenten con muchos PCs conectados de manera simultánea, las líneas de 100 Mbps son la alternativa.

30 días con la tecnología FTTH

Si comparamos el funcionamiento de las líneas ADSL tradicionales, incluso las más rápidas, con la fibra FTTH que por ahora únicamente ofrece Movistar, las diferencias son abismales. No solo por la velocidad, donde los 50/5 Mbps son de verdad reales cuando intercambiamos datos con servidores remotos dotados de conexiones de alta calidad.

Quizá el factor más interesante es la estabilidad de la conexión. Con ADSL, sobre todo con líneas de «hasta 20 Mbps» e incluso muchas de 10 Mbps, es frecuente que la sincronización con la central se cuelgue o deje de funcionar y debamos reiniciar el router (típico de líneas con algo de ruido). También es frecuente apreciar diferencias de rendimiento según el momento del día o tiempos de respuesta elevados.

Con la fibra FTTH, en cambio, durante los 30 días de prueba no fue necesario reiniciar ni una vez la conexión, las cifras logradas con www.testdevelocidad.es fueron prácticamente iguales independientemente del día de la semana y las horas de prueba y, lo mejor, los tiempos de respuesta conectándose a servidores remotos fueron de hasta un 50% menores a los de una ADSL tradicional. Algo ideal para jugadores on-line.

A todo esto quizá ayuda mucho la todavía mínima implantación de la tecnología, aunque en cualquier caso queda claro que es la solución para el presente más inmediato, donde Internet ya comienza a jugar un papel importante a la hora de consumir entretenimiento en forma de música, vídeo y sobre todo TV.

Instalación y equipamiento

Paso 4. Cableado del edificio

Tras solicitar el alta en Movistar, cuando tengamos al técnico en el domicilio, una de las tareas que tendrá que hacer es canalizar el cable de fibra óptica hasta nuestro hogar, como en su día ocurría con el cable de teléfono convencional. Para ello, ha de localizar el cajetín que distribuye las conexiones en los bajos del edificio (garajes, portal, cuarto de comunicaciones, etc.) y hacer llegar el cable de fibra hasta nuestra vivienda.

Fibra óptica de Movistar 5

Los cables de fibra tienen un aspecto externo similar a los de cobre tradicionales, aunque mucho más finos y con un conductor plástico en su interior capaz de transmitir luz de un extremo a otro sin apenas pérdidas. Para su manipulación, deben utilizar herramientas especiales, especialmente para los empalmes, pues su unión ha de realizarse fundiendo ambos extremos. Además, los técnicos cuentan con una máquina de comprobación/calibración específica con la que garantizar que las uniones se han efectuado con corrección.

Paso 5. Los hilos en nuestro hogar

Una vez ha llegado el cable hasta nuestro hogar, tendrán que llevar la fibra por las conducciones eléctricas de la vivienda hasta el punto que indiquemos. Es importante elegir bien el lugar, pues la herramienta necesaria para hacer los empalmes de cable hace imposible que más adelante nos liemos a hacer de manitas para cambiar la conexión a otro lugar. En el lugar elegido se ubicará la roseta de fibra a la que conectar el ONT, un elemento sobre los que hablaremos más adelante.

Fibra óptica de Movistar 6

Uno de los lugares más habituales es el salón, aunque, si tenemos un despacho en casa o un equipo donde vayamos a utilizar Internet de manera intensiva, intentaremos llevar hasta allí el cable de fibra y todos los equipos de comunicaciones. Esto es importante, pues la única manera de exprimir realmente la conexión es a través del cable Ethernet, de ahí la importancia de tener cerca el enrutador para ciertos equipos que se conecten por cable.

Paso 6. Equipos instalados

Una vez que tengamos el cable de fibra instalado hasta su ubicación definitiva, el técnico instalará en la pared una roseta específica con salida óptica. Además nos dejará dos aparatos: un router WiFi específico y el ONT (Optical Network Terminal). Así, este último será el que se conecte directamente a la roseta para transformar la señal óptica en eléctrica a través del conector específico. El ONT cuenta asimismo con un puerto Ethernet, al que se conecta un cable de red Ethernet que va hasta la entrada WAN del router, y también con un RJ-11 que permite conectar cualquier teléfono convencional para realizar llamadas de voz.

Eso sí, en este punto conviene pararse en un detalle muy importante: Si contratáis una línea de fibra de 100 Mbps aseguraos de que os instalan un ONT con Gigabit Ethernet. Movistar instala en muchas ocasiones ONTs como el Huawei HG850 o el Alcatel i220, y ambos cuentan con puerto Ethernet de 100 Mbps y no Gigabit. No es un problema grave, pero, dado que Ethernet y fibra funcionan a la misma velocidad, observaremos cómo se pierden algunos Mbps por el camino (entre el 5 y 10%) que se emplean para control del protocolo Ethernet.

Fibra óptica de Movistar 7

Cómo extraer el máximo rendimiento

Paso 7. Cable, mucho mejor que WiFi

El principal problema de las nuevas líneas de fibra óptica es encontrar la forma de extraer todo su potencial adecuadamente. Además de la cuestión del puerto Ethernet del ONT que explicamos en el apartado anterior, el principal inconveniente reside en la tecnología WiFi utilizada.

Movistar suele entregar routers WiFi de mediana calidad, y eso provoca que en muchos casos no obtengamos por WiFi más de 20-25 Mbps de transferencia sostenida, incluso cuando el router posee soporte para el estándar 802.11n. Esto es especialmente notable en edificios con mucha densidad de redes inalámbricas, donde las interferencias en la banda de 2,4 GHz son habituales, provocando una más que notable bajada de rendimiento.

Fibra óptica de Movistar 8

Es por ello que, si queremos extraer el máximo rendimiento de una conexión de fibra en la bajada de datos, lo más fácil pasa por utilizar una conexión de cable Ethernet directa al router. Esto es especialmente recomendable en el caso de que tengamos un PC de sobremesa.

Paso 8. Optimiza tu WiFi para la fibra

En el caso de que necesitemos WiFi antes que cable, habrá que empezar por comprobar el rendimiento real de la red inalámbrica. Conectados a ella, probaremos a ejecutar el test de la web www.testdevelocidad.esdesde diferentes lugares de la casa (habitaciones, cocina, salón, etc.). Después repetiremos la operación desactivando el WiFi del portátil y conectándolo directamente al router por cable Ethernet. Con ello, podremos hacernos una idea aproximada del rendimiento que estamos perdiendo según la zona y tipo de conexión, donde en muchos casos podemos observar incluso un 50% menos de rendimiento del esperado.

Fibra óptica de Movistar 9

En los casos más graves nuestra recobit.ly/manual-adslzonemendación pasa por instalar un nuevo punto de acceso WiFi 802.11n, a ser posible que funcione en la banda de los 5 GHz para evitar interferencias, y que sea de alta calidad para lograr el mejor rendimiento. Dos opciones que dan muy buenos resultados: el Apple Airport Extreme o el modelo Linksys E4200.

Para ello no tenemos más que conectar este punto de acceso inalámbrico al enrutador del operador y, si podemos, desactivar el WiFi que incluye este router para evitar interferencias. Para las líneas de Movistar podemos recurrir al área de configuración on-line de routers, desde donde se pueden ajustar diferentes parámetros desde una cómoda página web, como la desactivación del WiFi.

Paso 9. Cómo sustituir el router de Movistar

Tras leer el paso anterior, muchos os habréis planteado por qué no cambiar directamente el router del operador y así evitar sumar un aparato adicional pues la mayor parte de los puntos de acceso pueden actuar también como routers. Así podríamos conectarlos directamente al puerto Ethernet del ONT sin más.

Esto permitiría incluso obtener prestaciones en lo que a gestión de puertos y ajustes avanzados se refiere que el router del operador no ofrece. El problema es que para que el ONT de Movistar permita la comunicación de datos con el router es preciso que este emplee el protocolo 802.1Q, que incorpora una cabecera específica en los paquetes de datos. Sin ella, el ONT no responde a las peticiones del puerto WAN del router.

Fibra óptica de Movistar 10

Hoy por hoy, una de las pocas alternativas que tenemos para hacer esto requiere conocimientos avanzados y pasa por utilizar un firmware libre llamado Tomato RAF aplicable a determinados modelos de routers Linksys, Cisco, Asus o Netgear. Para los que se quieran liar la manta a la cabeza, dos direcciones: http://victek.is-a-geek.com, página del proyecto, y http://bit.ly/manual-adslzone, uno de los manuales que podemos encontrar en Internet para explicar toda la configuración para los ONT de Movistar.

Ono vs Movistar, dos opciones muy diferentes

La gran diferencia entre Movistar y Ono es la tecnología de fibra óptica que utilizan. Mientras que Movistar optó por la de tipo FTTH, que trae un cable de fibra óptica hasta el interior de nuestro hogar directamente desde la central, Ono optó en su momento por la de tipo HFC, que en realidad es un híbrido entre fibra y coaxial.

Es decir, con HFC la fibra llega hasta nuestra calle, donde se convierte en señal eléctrica gracias a un nodo central que da servicio a varias manzanas o edificios y que se conecta con cada vivienda a través de cables coaxiales.

Cada cable utiliza más o menos canales según la velocidad contratada, aunque lo más significativo es que, dentro de una mismo nodo (edificio), todos los paquetes de datos son enviados a todas las conexiones a la vez (emisión broadcast), aunque el cable-módem de cada vivienda procese solo los dirigidos específicamente a él. Esto supone que debemos compartir el ancho de banda del cable de fibra que llega hasta el edificio entre todos los abonados al mismo nodo. Si hay pocos no habrá problemas, pero si somos muchos, puede que el rendimiento se vea claramente afectado.

Loading...
'); doc.close(); });