Da forma a todas tus ideas

CURSO «CREACIÓN DE VIDEOJUEGOS». Lección 6/29 (PCA#195): El documento de diseño (y III). Terminamos esta entrega repasando los puntos críticos para escribir el documento de diseño, pieza clave en la elaboración de nuestro videojuego

Daniel González (Diseñador de videojuegos)

Da forma a todas tus ideas

7 agosto 2009

NIVEL: Intermedio

Ya sabemos cuáles son los elementos que componen el armazón de nuestro documento de diseño. Ha llegado el momento de ponerse a escribir como locos; pero, cuidado, todo lo que escribáis tendrá consecuencias en vuestro futuro juego, por eso hay que hacerlo con acierto y conciencia.

Hay que tener muy claro que esas ideas hay que llevarlas a cabo, y para eso hay que escribir un documento de diseño. Las buenas ideas sirven para hablar, pero no para trabajar. La diferencia entre hacer videojuegos y conformarse solo con jugarlos está en saber plasmar esas ideas y darles forma.

Cuando terminéis vuestro documento de diseño, ¿por qué no lo enviáis a empresas de videojuegos? Podéis llevaros alguna sorpresa. Eso sí, os recomendamos encarecidamente que antes inscribáis vuestras obras en el Registro de la Propiedad Intelectual.

Paso 1

Conceptos básicos para escribir

Después de repasar detalladamente los puntos que conforman un documento de diseño, es hora de escribir y plasmar las ideas lo mejor que podamos para que sean claras y concisas. Si no puedes sacar la idea de tu cabeza, es como si no existiera, porque el principio básico de hacer videojuegos es comunicarse con todo el equipo de producción.

No habléis en primera persona, utilizad un tono neutro y referiros al jugador de ese modo, como «el jugador». Esto os hará tomar perspectiva de vuestro proyecto y será como si escribierais un análisis de otro videojuego (probadlo y veréis que funciona).

No está de más que os recuerde la importancia de escribir bien. Si un documento no está bien redactado, o tiene faltas de ortografía y, encima, está confuso, restará credibilidad a la hora de lograr financiación. Así que escribid con calma y revisad vuestro estilo. Todo aquello que no os sintáis capacitados de rellenar dejarlo para el final, para que no os entre el síndrome de «por dónde empiezo».

Por último, el consejo quizá más importante es que lo anotéis todo; compraos una libreta y apuntad todas las ideas, las buenas, las malas, las tontas, las que creáis muy vistas...

Paso 2

Las partes más importantes

Aunque ya repasamos punto por punto los elementos que debe tener todo documento de diseño, vamos a volver a tocar los más importantes añadiendo consejos para que el trabajo sea más sencillo.

Lo primero es el Storyline, un elemento muy importante para saber la trama y poder situar el juego dentro de una temática y género concretos. ¿Qué es lo primero que os gusta saber de un videojuego que veis en una revista? Pues de qué va y si es de acción, de rol, de infiltración, de plataformas, etc.

Normalmente, siempre es lo primero que todos queremos saber y, si eso nos pica la curiosidad o coincide con nuestros gustos, entonces queremos saber qué personajes hay y cómo se juega. Esta parte, si ya habéis hecho el guión, debería ser muy sencilla de plasmar en el documento.

Pasamos a los Personajes. Imaginad que ya sabéis de qué va el juego y resulta que es de vuestro genero favorito; pero, ¿y el protagonista? Si se trata de un robot ñoño y sin gracia, lo más fácil será pensar «¡ufff, qué rollo de juego!». Y es que, una vez superado el primer punto, el personaje puede tirar nuestro proyecto por la borda. Sin embargo, si el héroe es como el jefe maestro de Halo, quizá pensaréis «¡¡¡ufff, este juego mola!!!». Como veis, el «ufff» está en ambas pero su significado es bien distinto.

Otro aspecto crucial es la forma de jugar, lo que llamamos las mecánicas de juego. Si es de acción, quien lea el documento de diseño querrá ver qué tiene el proyecto de interesante. Los portales del segundo episodio de Half-Life 2, un sistema de ataque de magias impresionante, combates con miles de enemigos, partidas multijugador… El abanico es infinito y nosotros tendremos que escribir cómo se juega, qué es lo que tiene que hacer el jugador para llevar a cabo esa acción.

Y para terminar ¿qué es lo que os queda para decidir comprar vuestro juego? Y ojo que hemos destacado la palabra «comprar» porque esperamos que después de este curso ya no penséis en piratear videojuegos tras ver el enorme trabajo que hay detrás de ellos.

Seguramente la respuesta a la anterior pregunta tiene que ver con la tecnología que emplea: «¿Es para Xbox 360 o para PS3? ¿Qué motor gráfico utiliza?». Y es que la tecnología también marca la diferencia, ya que entre un videojuego que tenga unos gráficos alucinantes como Gears of War y otro en el que sean muy pobres, lo normal es que el usuario se decante por el primero.

Por eso hay que tener en cuenta qué motor gráfico pensamos utilizar y con qué tecnología cuenta nuestro proyecto. Cierto que esto es algo muy hardcore para muchos de vosotros ahora que estáis descubriendo el diseño de videojuegos, pero tomároslo con calma y, de momento, decidid cuál es el motor gráfico de un juego comercial que creáis que viene bien a vuestro proyecto y por qué. No es lógico utilizar el motor de Prince of Persia para hacer un título de estrategia ambientado en la Segunda Guerra Mundial: hay que buscar uno que sea lo más parecido a lo que estamos pensando realizar.

Estas serían las partes más importantes del documento de diseño; luego, si todas las demás que hemos revisado en capítulos anteriores están bien desarrolladas, tendremos la estructura de nuestro videojuego casi finalizada.

Paso 3

Adorna tu documento de diseño

Seguro que a ti, como a todo el mundo, te enseñaron en la escuela que un trabajo bien presentado ya tiene una pequeña parte de la nota ganada. Por eso, ahora debes plantearte qué puedes hacer para adornar el proyecto. Para ello te ofrecemos unas útiles sugerencias:

*Fotografías y diseños de referencia. Siempre es muy interesante poner imágenes que ayuden a representar nuestras ideas, además de darle un aspecto mucho más atractivo al documento. Esas imágenes pueden ser de películas o de otros videojuegos, eso sí, deberéis poner siempre el dueño de las fotografías o su copyright. De esta manera os podéis apoyar en imágenes a la hora de presentar a vuestros personajes o al tratar de crear un contexto histórico de un proyecto que está ambientando en alguna de las guerras de la historia.

*Ilustraciones propias. Sería genial poder contar con ellas pero necesitarías saber dibujar bien o tener a un amigo que te hiciera esos dibujos. Aparte, no siempre vas a encontrar una imagen perfecta que te ayude a explicar tu proyecto; muchas veces tendrás que dibujar esas referencias o simplemente querrás mostrar cómo va a ser el personaje o un escenario en concreto. Es complicado pero, aunque sea con croquis de los escenarios o simples rayos para mostrar mecánicas de juego, le daréis un aire más profesional al documento.

*Maquetación. Los procesadores de texto y similares son geniales pero no sirven para hacer una maquetación en condiciones. Para ello, habrá que recurrir a otras herramientas que os permitirán convertir vuestro documento en algo atractivo de leer. El objetivo sería poder crear una pieza parecida a un manual de un videojuego. Seguro que todos recordáis algún manual que os ha llamado la atención por lo chulo que era; pues si conseguís maquetarlo tendréis más de un positivo seguro.

Terminamos esperando que os haya gustado esta serie de consejos con los que, por fin, hemos acabado de hablar del Documento de Diseño. Como ya hemos dicho más de una vez se trata de una extensión natural de un guión, una tarea mucho más divertida pero que requerirá mucho más esfuerzo.

Temas Relacionados
Loading...