Paso a paso

Goggles: la realidad aumentada de Google

Ponte las primeras «gafas» para tu teléfono móvil, capaces de ver mucho más que tus propios ojos y conectadas a ese inmenso cerebro que es Internet

Manuel Arenas

Google Goggles

7 abril 2011

Ponte las primeras «gafas» para tu teléfono móvil, capaces de ver mucho más que tus propios ojos y conectadas a ese inmenso cerebro que es Internet. Está disponible para Android e iPhone, pero nosotros hemos realizado este práctico usando la versión para Android.

Nivel: Básico

La realidad aumentada es ya un tema recurrente dentro del mundo de la telefonía móvil. Aprovechar la capacidad de los terminales para capturar los sucesos del entorno, amplificarlos o identificarlos ha pasado de ser una cuestión teórica a una realidad que mejora y se perfecciona día a día. En esencia, las aplicaciones dentro de la categoría de Realidad Aumentada hacen uso de la cámara, el micrófono, el GPS o la brújula para llevar cuenta del entorno.

Ahora bien, estos datos por sí solos no son nada más que meras imágenes o coordenadas fuera de contexto. Para proporcionar esa inteligencia que falta, es necesario recurrir a la Nube. El terminal captura la realidad, envía los datos a los servidores y estos devuelven los resultados de cruzar datos para ofrecer información útil: ubicación de lugares cercanos o identificación de objetos y lugares que están a nuestro alrededor. Google Goggles es una de estas aplicaciones que amplifican nuestra capacidad de percepción del entorno.

Paso 1. Instala Goggles

Para este práctico hemos usado un terminal HTC Desire con la versión 2.1 de Android. La aplicación se puede descargar desde Market y es gratuita. El procedimiento para su instalación es el habitual de los terminales Android: se realiza una búsqueda en Market, se hace clic sobre la herramienta y se lanza el instalador, que al cabo de un breve tiempo indicará en la zona de alertas que el software se ha instalado correctamente. Justo después, ya se puede ir al menú de aplicaciones instaladas de Android para lanzar Google Goggles sin más que pulsar sobre su icono, que curiosamente está representado por unas gafas como las que se usan para ver imágenes en 3D con un cristal rojo y otro azul.

Google Goggles


Paso 2. La cámara, tu tercer ojo

Una vez que se lanza la aplicación, la interfaz puede parecer un tanto decepcionante. Apenas tres iconos en pantalla y solo uno informativo, como es el de la recepción GPS. El botón de la cámara sirve para hacer la captura correspondiente de la imagen que se quiera usar como punto de partida para la búsqueda y el otro botón se dedica a hacer un encuadre de partes de la pantalla para hacer que las búsquedas sean más precisas. Esencialmente, no se necesita más. Pulsando el botón de menú en el dispositivo, Android accede a otro menú donde se puede activar o desactivar el Historial, o configurar el flash.

Google Goggles


Paso 3. Captura la realidad

Sin más preámbulos, la parte interesante es comenzar a probar Goggles. Es una aplicación que sencillamente «entra por los ojos». Apunta a un elemento alrededor y haz la foto. El proceso es sencillo y, una vez realizada la captura, tiene lugar un proceso de «escaneo» de la imagen, aunque la parte realmente importante del análisis se realiza en los servidores de Google.

Si encuentran coincidencias con algún elemento registrado en las bases de datos de conocimiento, devolverán los resultados en un formato similar al de las búsquedas convencionales de Google, pero con ligeras variaciones, como la categorización dentro de apartados tales como paisajes, libros, cuadros, contactos, texto, etiquetas o lugares.

Google Goggles


Paso 4. Búsquedas sin escribir palabra

El efecto colateral más significativo derivado de este uso de la cámara para capturar elementos del entorno es la posibilidad de buscar cualquier cosa sin teclear nada. Solo «apuntar y disparar». El programa se encarga de lo demás y, si bien es cierto que puede existir cierta intencionalidad a la hora de clasificar la búsqueda de manera previa a lanzarla, en poco tiempo será casi intuitivo detectar algo en el entorno que capte nuestra atención y «gogglearlo» para recabar más información.

Google Goggles


Vamos a probar con la Puerta de Alcalá durante un paseo por Madrid. El procedimiento es sencillo: apunta y dispara. Y, en pocos instantes, aparece una página con los resultados desde la cual se puede acceder a más información en una página web convencional desde el botón More Information.

Paso 5. No es infalible

Google Goggles no es infalible y no siempre se consiguen resultados con el sentido buscado. Por ejemplo, fotografiando etiquetas de vino, los resultados no encajan con la categoría esperada, y se obtienen otros asociados a las palabras que «lee» en la etiqueta, pero no las identifica como una etiqueta de vino. Lo mismo sucede con las fotos de lugares o monumentos, donde no siempre reconoce aquello que se fotografía. La Cibeles, en Madrid, es un ejemplo, aunque solo es cuestión de tomar la foto desde una perspectiva diferente para conseguir un resultado más preciso.

Google Goggles


Paso 6. Usa el crop

La función Crop o recorte permite seleccionar un elemento concreto dentro de la imagen para fotografiar un detalle específico. De este modo, es más fácil obtener resultados óptimos. La forma de usar esta funcionalidad es sencilla: se pulsa el botón recorte y se define una caja en el centro de la pantalla que tendrá un tamaño adecuado para que el detalle que se desea identificar quepa dentro. Luego, solo hay que encuadrar la foto para que ese motivo caiga dentro de la caja y hacer la captura. Es de especial utilidad para identificar logotipos o para capturar textos.

Y hablando de textos, es posible traducirlos una vez que Goggles los reconoce. Así, en cualquier momento, se puede fotografiar un documento, una carta de un restaurante o un anuncio, y saber lo que significa. Con las limitaciones de los traductores automáticos, claro está, que no siempre son precisos.

Google Goggles


Paso 7. Usa el Historial

En el apartado de Opciones que se abre al pulsar la tecla Menú en el terminal, se puede activar o desactivar el Historial de búsquedas. Si se activa, será posible acceder a las imágenes más recientes, así como a los resultados. De todos modos, no guarda una cantidad ilimitada de entradas. La forma de usar el Historial es simple, solo hay que pulsar el botón Menú en el teléfono y se abrirá una barra con distintas opciones. Justo al lado de la dedicada a activar o desactivar el Historial está Search History. Pulsando ahí, se abre el listado de búsquedas recientes ordenado por fechas. Solo hay que ir hasta la imagen deseada y pinchar sobre ella para acceder a los resultados.

Google Goggles


Paso 8. Lugares

Google Goggles también funciona en modo Live, es decir, solo con apuntar en una dirección sin hacer foto alguna, ofrece en la parte inferior de la pantalla información sobre puntos de interés que se encuentran en la zona. Gracias a la brújula es capaz de saber dónde está apuntando la cámara, de modo que se obtienen datos precisos sobre qué encontrar y cómo en una ubicación dada. Van apareciendo en la parte inferior y se mueven dinámicamente al cambiar la orientación del terminal. Y, si se pulsa sobre los iconos, se abre una página web con información detallada sobre los puntos de interés.

Google Goggles