GSpot, un gran aliado

Un problema común para reproducir vídeos comprimidos con DivX o XviD (los formatos más comunes) es un sonido demasiado bajo, incluso cuando subimos el volumen tanto del sistema operativo como del reproductor que estemos utilizando

Tomás Gutiérrez (Torrejón de Ardoz)

GSpot, un gran aliado

30 junio 2008

Un problema común con el que nos encontramos a la hora de reproducir alguno de los vídeos comprimidos con cualquiera de las versiones de DivX o XviD (los formatos más comunes) es un sonido demasiado bajo, incluso cuando subimos el volumen tanto del sistema operativo como del reproductor que estemos utilizando.

Para solucionarlo, lo primero que tendrás que hacer es saber qué compresión de audio posee el vídeo en cuestión. Esto se puede conocer de varias formas: la primera de ellas es acceder a las propiedades del fichero desde el propio reproductor, aunque existe una pequeña aplicación que es increíblemente potente y que nos proporcionará toda la información habida y por haber en referencia a la compresión (tanto de audio como de vídeo).

Se trata de GSpot, descargable desde www.headbands.com/gspot. Esta utilidad ocupa menos de 200 Kbytes pero nos proporcionará la información necesaria para nuestro cometido y mucho más (por ejemplo, si la longitud del vídeo se corresponde con su tamaño o, incluso, si nuestro sistema es capaz de descomprimirlo con éxito, es decir, sin problemas de retardo o descompensación del vídeo/audio).

En el caso de que la compresión de audio sea mediante los conocidos filtros AC3 (los cuales permiten codificar el sonido en Dolby 5.1), probablemente un reproductor estándar como Windows Media Player ofrecerá un volumen demasiado bajo. Para solucionar este problema, puedes acceder a Archivos de programa/AC3Filter/AC3Filter Config, donde verás que es posible amplificar el sonido mediante software y sin que exista distorsión alguna.

Por otro lado, esta misma aplicación también te permitirá ajustar otros parámetros distintos ecualizando el sonido para aumentar o disminuir el volumen de las voces, bajos, agudos, etc., todo lo cual te permitirá disfrutar al 100% de este tipo de codificación.