Guarda las fuentes usadas en un Word

La utilización de fuentes que no son las típicas presentes por defecto en Windows es algo cada vez más común, pero, si el destinatario del documento no las tiene instaladas en su PC, no verá el documento tal y como tú lo has creado

José Antonio Rivera (Madrid)

Guarda las fuentes usadas en un Word

24 marzo 2009

La utilización de fuentes que no son las típicas presentes por defecto en Windows es algo cada vez más común, pero, si el destinatario del documento no las tiene instaladas en su PC, no verá el documento tal y como tú lo has creado.

Así, Word buscará las fuentes más apropiadas para que el documento sea legible y, con ello, perderás el esfuerzo que has invertido en crear un documento original y distinto. Por eso, antes de enviar a otro usuario un archivo de Word con fuentes que no están por defecto en todos los equipos con Windows, es necesario que las incrustes junto al fichero. Aumenta mucho el tamaño del mismo, pero compensa.

La utilización de fuentes que no son las típicas presentes por defecto en Windows es algo cada vez más común, pero, si el destinatario del documento no las tiene instaladas en su PC, no verá el documento tal y como tú lo has creado.

Para ello, ve a la opción Herramientas de la barra de Word y selecciona Opciones..., después, ve a la pestaña Guardar y, en la zona de Opciones, marca la de Incrustar fuentes TrueType. Una vez hecho, se abrirán dos funciones que hasta entonces estaban apagadas y que era imposible marcar, y que son: Incrustar sólo caracteres en uso y No incrustar fuentes del sistema comunes.

La primera es para que tus fuentes especiales se incrusten, lo que aumenta el tamaño del documento, mientras que la segunda evita que se incrusten las que, en principio, están en cualquier PC (evitando que el tamaño del documento aumente demasiado). Finaliza pulsando en Aceptar.

Temas Relacionados