Especial Práctico

Guía para familiarizarte con la interfaz de Android

Nos hemos hecho con un terminal Android y estamos impacientes por comenzar a manejarlo. Su interfaz ha sufrido muchas mejoras, pero muchos de sus conceptos nos resultan familiares por el uso de un PC

Android Foto Newsletter

29 mayo 2013

Por fin nos hemos hecho con un espectacular terminal Android y estamos impacientes por comenzar a manejarlo. Su interfaz ha sufrido muchas mejoras desde la primera versión, pero muchos de sus conceptos nos resultan familiares por el uso de un PC.

La pantalla principal de Android es un escritorio de un tamaño varias veces superior al de la propia pantalla. Al desplazar el dedo a izquierda o derecha, podemos movernos entre los fragmentos de esta pantalla extendida que, si lo preferís, pueden ser considerados como escritorios independientes, aunque compartirán la imagen que tengamos asignada como fondo.

El escritorio tiene distintos accesos directos a aplicaciones que se comportan como los de un sistema operativo Windows anterior a la versión 8. Estos iconos se ubican sobre una cuadrícula que se hace visible al dejar el dedo pulsado sobre uno varios segundos. Al hacerlo, también podremos arrastrar el icono a otra posición. Si queremos llevarlo de un escritorio a otro, solo tenemos que acercarlo al lateral correspondiente de la pantalla.

Primeros pasos Android

Finalmente, un menú superior nos da la opción de eliminar el acceso directo a esa aplicación o a desinstalarla completamente. Desde la versión Ice Cream Sandwich, estos iconos pueden agruparse también en carpetas, para lo que solo tenemos que situar un icono sobre otro y nombrar la carpeta correspondiente. Cada carpeta puede almacenar en torno a 16 iconos y también puede ser movida o renombrada con la misma técnica de dejar el dedo pulsado sobre ella.

Los iconos no son los únicos habitantes del escritorio. Junto a ellos están los widgets. Bajo este nombre se esconden accesos directos de tamaño variable que ofrecen funciones adicionales. Así, el del tiempo cambia según la predicción meteorológica que recibe por Internet.

El widget de imágenes va mostrando las últimas fotos que tomemos y los correspondientes a las distintas redes sociales muestran las actualizaciones de estado o los mensajes más recientes. Al dejar pulsado el dedo sobre estos widgets, es posible moverlos o cambiarlos de tamaño si el sistema contempla esa posibilidad en cada aplicación en concreto. También podemos eliminarlos de la vista.

1. El menú principal

En la parte inferior del escritorio, se agrupan los accesos directos a aplicaciones (en un principio cuatro) que permanecerán inalterables aunque nos movamos de un escritorio a otro. En realidad, son accesos directos editables de la misma forma que el resto, solo que su permanencia los hace recomendables para ubicar allí las aplicaciones que más utilicemos en el dispositivo.

En el centro de esos botones y con un aspecto que puede variar de un móvil o tablet a otro en función de la personalización del fabricante, encontramos el botón principal del menú. Este pulsador tiene el aspecto generalmente de una cuadrícula y nos brinda acceso a la segunda área más importante del sistema operativo tras el escritorio: el menú principal.

Primeros pasos Android 1

El menú principal consta de dos pestañas. La primera, denominada Menu, Apps o Aplicaciones, nos traslada a una retícula de varias páginas donde podemos acceder a todas las utilidades y servicios del dispositivo, incluyendo el menú de configuración del mismo y todas las aplicaciones que instalemos. Junto a esta pestaña, hay otra llamada Widgets, donde se recogen todas las miniaplicaciones de escritorio asociadas a las instaladas en el teléfono.

Si emplazamos una nueva aplicación, es probable que añada uno o varios nuevos widgets a nuestra colección. Para agregar un nuevo acceso directo o widget al escritorio principal, basta con mantener pulsado el botón sobre el icono o widget y trasladarlo a donde queramos. Es de reseñar también que las aplicaciones recién instaladas suelen añadir estos accesos al escritorio por su cuenta.

2. El área de notificaciones

El último gran apartado de la interfaz de Android es el área de notificaciones. En la parte superior de la pantalla (o abajo a la derecha en algunas versiones para tabletas con la pantalla en posición horizontal), hay una pequeña franja con iconos que nos muestran el operador, la cobertura, el modo sonoro en el que estamos o la batería que le queda al dispositivo.

Primeros pasos Android 2

A medida que vayamos configurando aplicaciones, como el correo electrónico o los accesos a redes sociales, esta barra mostrará más iconos. Si deslizamos el dedo hacia abajo, como si cerráramos una persiana, esta barra se extiende mostrando las notificaciones de las aplicaciones instaladas. Con el área abierta, es posible hacer scroll a través de las distintas notificaciones que nos van llegando o borrar esos mensajes de la lista deslizándolos hacia el lateral. En esta zona, solo aparecen las notificaciones, así que, si borramos un correo electrónico, luego seguirá apareciendo en la aplicación correspondiente.

3. Tres botones

Otro apartado básico que hay que manejar en un smartphone o tablet Android es la configuración de botones. Aparte de los controles de volumen o cámara del teléfono, que son independientes, Android tenía cuatro botones básicos que en los primeros modelos eran pulsadores físicos del propio dispositivo pero que ahora son virtuales y forman parte de su sistema operativo. Desde Ice Cream Sandwich, esos botones sirven para navegar por los menús del teléfono y son tres: Volver, Home y Buscar.

Su función es bastante evidente. Volver nos sirve para desandar el camino y regresar al menú inmediatamente anterior de cualquier aplicación en la que estemos. Si se trata del menú inicial de una aplicación, esa marcha atrás nos lleva al escritorio del sistema operativo.

Primeros pasos Android 3

Esta función de volver al escritorio principal desde donde estemos es la del botón Home. Hay que subrayar que salir así de una aplicación no implica cerrarla. Todo lo que estuviéramos haciendo en el software se mantiene en memoria. Para cerrar una abierta, es preciso hacerlo desde la opción correspondiente que se activa en el menú de previsualización que se abre al pulsar sobre una app unos segundos.

Finalmente, Buscar permite realizar búsquedas, con el matiz de que el rastreo se hace preferentemente dentro de la propia aplicación en la que estemos. El cuarto botón que desapareció fue Menú, un control que permitía desplegar menús emergentes dentro de una aplicación y que ha sido sustituido por una barra desplegable.

Loading...