Paso a paso

Guía para vender tu viejo ordenador sin preocupaciones

Si te preocupa cómo dejar tu equipo preparado para el comprador o cómo realizar el proceso de venta, tranquilo, aquí vamos a resolver todas tus dudas

Manuel Vilella Salcedo

Vende tu viejo ordenador

10 abril 2013

Ha llegado el momento. A ese ordenador que hace unos años volaba parece que cada vez le cuesta más despegar. ¿Has decidido comprarte otro y has pensado que quizás alguien pueda querer tu máquina?

Si estás decidido a proceder con la venta del equipo, ten en cuenta que no puedes vendérselo a cualquiera ni de cualquier forma, hay que escoger el canal adecuado de venta, el perfil de comprador que más te convenga y establecer claramente la forma de pago.

Tampoco puedes obviar algunos aspectos que afectan directamente a tu privacidad y a tus datos, pues, sin seguir el procedimiento adecuado de preparación del ordenador, el comprador podría perfectamente recuperar toda la información del disco duro, algo que no resulta del agrado de nadie. Siguiendo los consejos de este práctico y poniendo en marcha el sentido común, te auguramos una venta exitosa.

Preparación y puesta a punto

1. Clónico o de marca

Lo primero es saber si nuestro equipo es clónico o de marca. La diferencia es que, si es clónico, podemos eliminar todas las particiones del disco duro e instalar el sistema ocupando todo el espacio de la unidad. Sin embargo, si es de marca, respetaremos, en caso de existir, la partición de recuperación, al mismo tiempo que recuperaremos el sistema empleando los discos proporcionados por el fabricante o siguiendo sus instrucciones. Será importante leer el manual, pues varía de uno a otro.

Vende tu viejo ordenador 1

En el caso de ser de marca, entregaremos el equipo al cliente con el sistema operativo licenciado y en el estado de fábrica establecido por el fabricante. Para un equipo clónico, Windows suele reconocer todo el hardware; pero, aun así, nos dirigiremos al Administrador de dispositivos de Windows, haciendo clic con el botón derecho del ratón en Equipo, seleccionando Propiedades y, luego, a la derecha, Admin. de dispositivos. Si detectamos algún problema, tendremos que instalar los drivers necesarios.

2. Arranca desde el DVD

A la hora de abordar el proceso de destrucción de toda la información del disco, lo primero será introducir nuestro DVD de Windows 7 u 8 en el lector del equipo y arrancar desde él. Tanto si se trata de uno u otro sistema, en la BIOS debe estar configurado el lector de DVD como primer dispositivo de arranque.

Eso sí, si contamos con Windows 8, su inicio es tan rápido que no nos dará tiempo a presionar una tecla para arrancar desde esa unidad, por lo que dirigiremos el cursor a una de las esquinas derechas y elegiremos Configuración/Cambiar configuración del PC. En el apartado Uso general, abajo del todo, seleccionamos Inicio avanzado/Reiniciar ahora. Tras pulsar sobre Continuar, ya podremos acceder a la BIOS y arrancar desde el DVD, etc.

Vende tu viejo ordenador 2

3. Entra a DiskPart

Una vez que hemos iniciado el ordenador desde el DVD, haremos clic en Siguiente cuando se presente la pantalla de idiomas. En la ventana de instalación de Windows que se muestre, pulsaremos sobre Reparar el equipo. Si estamos en Windows 7, se detectará nuestra instalación. Entre las opciones de recuperación que aparecen, escogeremos Símbolo del sistema.

En Windows 8 la ruta que deberemos seguir será Solucionar problemas/Opciones avanzadas/Símbolo de sistema. En ambos casos se abre una consola de comandos. Teclearemos diskpart para acceder a la aplicación. Si nos aparece DISKPART> para teclear, es que hemos accedido correctamente.

4. Selecciona el disco o partición

El siguiente paso será elegir la unidad que queremos borrar. En caso de disponer de varios discos duros conectados al equipo, usaremos el comando list DISK para listarlos. Nos fijaremos en el número de disco que tiene asignado la unidad en cuestión y escribiremos select disk X, siendo X el número de disco. Entonces, aparecerá un mensaje confirmándonos su selección.

Si dentro de dicho disco deseamos borrar una partición concreta y no todo su contenido, procederemos a listar sus particiones con el comando list PARTITION. Si queremos elegir una partición concreta, teclearemos select partition Y, siendo Y el número de la partición deseada. En equipos basados en BIOS, la partición 1 de 100 Mbytes siempre nos aparecerá, pues es la que alberga el boot. Si borramos su contenido, Windows no podrá iniciar.

Vende tu viejo ordenador 3

Si el equipo está basado en UEFI, respetaremos también su partición de sistema y la reservada a Microsoft (MSR). En este caso, vamos a seleccionar la partición 2, que es donde tenemos instalado el sistema y donde además guardamos nuestros datos. Si, por ejemplo, tuviésemos el sistema en una partición y los datos en otra, y quisiésemos borrar los datos de ambas, llevaríamos a cabo el procedimiento dos veces.

5. Efectúa el borrado

Si estamos seguros de que hemos elegido la partición adecuada, anotaremos clean* para efectuar el borrado de la información, poniendo a cero todos los sectores del disco duro. Cuando concluya la operación, recibiremos un mensaje confirmando que Diskpart lo ha limpiado satisfactoriamente.

Ahora, ya podremos cerrar la ventana de comandos tecleando exit dos veces. Cerraremos igualmente la ventana de opciones de recuperación. Mientras en Windows 7 iremos nuevamente a la ventana de instalación, en Windows 8 elegiremos Continuar para reiniciar y arrancar desde el DVD de instalación y comenzar con ella, pues este es el momento en que podremos abordar una nueva instalación del sistema con seguridad.

*Nota: este artículo, publicado originalmente en la revista PC Actual número 261, tenía una errata en este paso, que ha sido convenientemente subsanada en esta edición on-line.

Loading...
'); doc.close(); });