Haciendo streaming con VLC

El reproductor multimedia VLC se ha convertido en uno de los programas más completos a día de hoy para ver películas, escuchar música y también para realizar streaming desde nuestro equipo sin montar ningún servidor y gratis

Dolores Izaguirre (Pamplona)

Haciendo streaming con VLC

15 junio 2008

El reproductor multimedia VLC se ha convertido, por méritos propios, en uno de los programas más completos a día de hoy para ver películas, escuchar música y también para realizar streaming desde nuestro equipo sin necesidad de montar ningún servidor dedicado a tal efecto y de manera totalmente gratuita.

Para poder realizar este tipo de transmisiones, será necesario utilizar el Asistente, accesible a través de la opción Archivo del menú principal. Seguidamente, marca la opción Volcado a red y pulsa Siguiente. Es el momento de seleccionar un volcado, como por ejemplo un fichero de vídeo, un DVD o un CD de audio, un streaming que está llegando de manera directa a nuestro equipo e incluso, un dispositivo capturador (como por ejemplo una webcam) mediante el botón Elige. Si deseamos transmitir únicamente una secuencia de segundos predeterminada podremos utilizar la opción de Extracto parcial. Una vez realizadas todas nuestras elecciones presiona Siguiente.

Es el momento de optar por un método de volcado. Si utilizamos RTP Unicast, la transmisión se realizará utilizando el protocolo RTSP y únicamente será posible visualizarlo en el PC que tenga asignada la dirección IP declarada en el apartado Destino. Si elegimos RTP Multicast, elaboraremos una transmisión para múltiples receptores alojados dentro del rango especificado en Destino y, finalmente, con HTTP usaremos este otro protocolo para que diversos ordenadores puedan acceder al volcado que estamos realizando a través de la dirección IP, el puerto y el path definido también en Destino. Pulsando Siguiente tendremos la posibilidad de seleccionar un formato de encapsulamiento entre los que se encuentran ASF, OGG o MPEG 1.

Adicionalmente, en la siguiente pantalla tendremos la ocasión de definir una serie de parámetros extra que van a influir en la transmisión de contenidos. Para empezar, el Tiempo de vida (TTL) indica el número de routers que nuestros paquetes podrán atravesar antes de desecharse en caso de no alcanzar su destino y, gracias a Anuncio SAP, podremos crear un nombre para nuestra retransmisión.

Si prefieres realizar streaming sin utilizar este asistente, también podrás hacerlo dirigiéndote a Archivo y pinchando en Abrir Archivo. De esta forma, podrás no solamente llevar a cabo esta tarea desde tu equipo tal y como se ha explicado un poco más arriba, sino que tendrás la posibilidad de recodificar el vídeo y el audio emitido a distintos formatos y en tiempo real para que los receptores puedan reproducir el contenido sin acusar ningún problema de incompatibilidades.