Red inalámbrica musical

Algo por los que las cintas de James Bond no son lo que eran es que los dispositivos futuristas que usa son ya cosa del pasado. La mayoría de accesorios tecnológicos actuales nos permiten reproducir contenido multimedia e, incluso, recibirlo desde otros dispositivos

Jose María Arias-Camisón Cano

Red inalámbrica musical

16 marzo 2009

Distribuye contenido desde tu PC con Winamp

Paso 1

Con Winamp

Vamos a proponer varias configuraciones de servidor multimedia. La primera y más económica de todas es la de convertir nuestro propio PC en un servidor multimedia. Para ello, sólo necesitamos, además del ordenador y el programa adecuado, un router WiFi. Generalmente, bastará con el que nos proporciona nuestro proveedor de Internet, de modo que no tendremos que gastar prácticamente nada para usar esta configuración.

Aunque existen varias opciones para crear un servidor multimedia, usaremos el mítico reproductor Winamp como servidor de contenido. Así, lo primero será descargar la versión más reciente (actualmente la 5.54) desde www.winamp.com/player.

Durante la instalación, debemos asegurarnos de marcar la casilla Winamp Remote. Una vez completada y tras crear nuestra cuenta de Winamp Remote, haremos clic con el botón derecho del ratón sobre el icono de Winamp situado junto al reloj de la barra de inicio y pulsaremos Configurar. Ahora, sólo resta seleccionar las carpetas de nuestro ordenador que deseamos compartir y Aceptar.

Sirve contenido con un servidor dedicado

Paso 1

Con nombre propio

El problema de la configuración anterior es que tendremos que tener el PC encendido para poder disfrutar del contenido alojado en él, con el gasto energético que ello supone. Para evitarlo, existen en el mercado alternativas muy prácticas que funcionan mucho mejor si nuestra intención es hacer un uso intensivo de estas características.

Uno de los mejores productos de este tipo que podemos encontrar es el Netgear ReadyNAS DUO, un servidor doméstico pensado precisamente para estos usos cuyo precio ronda los 500 euros. Cuenta con dos bahías para discos duros SATA II de 3,5 pulgadas que se pueden extraer en caliente, varias ranuras USB y, cómo no, una conexión de red. Su configuración, además, es realmente sencilla.

Para integrarlo en nuestra red, tendremos que conectarlo a un switch. Dependiendo de nuestra configuración doméstica, podremos establecer una estructura u otra. Por ejemplo, nuestro proveedor de Internet puede habernos cedido un router WiFi con cuatro «bocas» o conexiones de red. En ese caso, conectaremos al enrutador el cable de nuestro proveedor, el ReadyNAS y el PC.

Pero si no disponemos de un router de esas características, y tenemos por ejemplo un cable-módem o similar, tendremos que hacernos con un switch para poder usar una configuración similar. En tal caso, conectaremos al switch el cable de red del módem, el ReadyNAS y el PC.

Paso 2

IPs automáticas

Para facilitar la configuración, y siendo ésta una red doméstica, configuraremos todos los dispositivos para que obtengan una IP de forma automática mediante el protocolo DHCP. Es difícil especificar el modo en que se hace esto, ya que, en función del modelo de router o switch, variará.

Pero, generalmente tendremos que consultar en las instrucciones del dispositivo qué dirección IP hemos de introducir en el navegador para entrar en el panel de configuración. En cualquier caso, es habitual que este tipo de dispositivos estén configurados por defecto para obtener las IPs automáticamente.

Paso 3

La configuración

El ReadyNAS de Netgear incluye un asistente de instalación extraordinariamente sencillo, que nos ayudará tanto a instalar la unidad como a configurarla dentro de la red doméstica. Tras instalar la utilidad RAIDar y ejecutarla, veremos que el programa identifica nuestro ReadyNAS.

Pulsaremos el botón Setup para configurar detalladamente la unidad. Esta operación se realiza mediante un asistente que hará uso de nuestro navegador de Internet. Salvo que queramos personalizar de manera especial nuestro servidor (el ReadyNAS permite una detalladísima configuración para usarlo dentro de grupos de usuarios, como servidor FTP, como unidad de backup, etcétera), bastará con pulsar Siguiente en todos los pasos del asistente hasta llegar a la opción de Streaming Services.

Paso 4

Servicios streaming

En la pestaña de Streaming Services tendremos que habilitar la opciones multimedia que deseemos usar, como UPnP AV o Home Media Streaming Server. ReadyNAS nos permite también crear un servidor de Streaming iTunes para utilizarlo con cualquier dispositivo de la gama iPod.

Es interesante de cualquier modo profundizar entre las numerosas opciones de este dispositivo para explotar su tremendo potencial como servidor doméstico, que van desde su uso como disco duro de backup hasta el de gestor de descargas Torrent, pasando por funciones más estándar como servidor FTP, etc.

Después de configurar el ReadyNAS, este debería aparecer como unidad dentro de Mis sitios de red. Ahora, tan sólo tenemos que guardar el contenido multimedia que queramos dentro de su disco duro y prepararnos para reproducirlo.

Reproduce contenido desde distintos equipos

Una vez creado nuestro servidor, independientemente del método utilizado, es hora de disfrutar del contenido multimedia alojado en él. En principio, podremos hacer uso de esta red inalámbrica en cualquier dispositivo WiFi que entre dentro de su rango, pero, como en el caso anterior, vamos a proponer un par de opciones que no impliquen un desembolso adicional y otra que haga un uso más específico de la red, aunque ello soponga un gasto.

Lo más sencillo y probable es que dispongamos en casa de algún ordenador portátil o de una videoconsola PlayStation 3. En ambos casos, resulta realmente sencillo acceder al servidor multimedia creado anteriormente, de modo que detallaremos el funcionamiento de la red.

Paso 1

Con la PS3

En caso de disponer de una consola PlayStation 3, la cosa no puede ser más simple. En primer lugar, tendremos que conectar la consola al mismo router al que está enchufado el servidor. Para ello, iremos a Ajustes/Ajustes de Red/Ajustes de conexión a Internet. También tendremos que asegurarnos de activar la opción Conexión al servidor multimedia dentro del apartado Ajustes de red.

Después de realizar estos ajustes, habremos habilitado en los apartados Foto, Música y Video la opción Buscar servidor multimedia. Tras ejecutarla, debería aparecernos nuestro servidor como una categoría dentro de cada uno de los menús correspondientes. Sólo falta entrar en él y reproducir el contenido deseado. Así de fácil.

Paso 2

Con el portátil

Para poder acceder de forma inalámbrica a la red con nuestro ordenador portátil, es imprescindible, obviamente, que tenga conexión WiFi. Mediante el asistente de conexiones inalámbricas del propio portátil, buscaremos el router al que está conectado el servidor (nuestro PC de sobremesa o nuestro ReadyNAS, utilizando los ejemplos anteriormente descritos).

Una vez hallado el dispositivo e introducida la clave WEP correspondiente (tal y como haríamos para conectar nuestro equipo a Internet mediante ese router), únicamente tendremos que acceder a Mis sitios de red en el portátil para ver el servidor activo. Este nos debería dejar entrar para reproducir el contenido, como si estuviese alojado en nuestro propio portátil.

En la actualidad, es cada vez más frecuente ver dispositivos como cadenas musicales o teléfonos móviles con opciones de servidor multimedia. El método descrito anteriormente debería funcionar prácticamente igual en cualquier otro dispositivo con WiFi.

Es decir, en primer lugar, tendremos que conectarnos al router al que está enchufado el servidor y, acto seguido, buscar el servidor bien como conexión de red o bien directamente como servidor multimedia, si el dispositivo desde el que conectamos lo permite.

Paso 3

Con el Netgear EVA8000

Si preferimos optar por un electrodoméstico dedicado exclusivamente a reproducir los archivos multimedia de nuestro servidor doméstico, existen en el mercado distintas opciones pensadas para tal uso. Nosotros nos hemos decantado por el Netgear EVA8000, que dispone además de salida HDMI para reproducir contenido en alta definición y cuesta alrededor de 450 euros. Su configuración es extraordinariamente sencilla y su uso se asemeja mucho al de un Media Center cualquiera.

Durante la instalación del EVA8000, nos preguntará si deseamos buscar servidores inalámbricos. Tan sólo tendremos que elegir nuestro router, introducir la clave correspondiente y seleccionar las carpetas que deseamos que lea el EVA8000 dentro del servidor multimedia. Así de sencillo. Podremos, además, contemplar fotos de Flickr, ver vídeos de YouTube o consultar noticias de distintos agregadores RSS con este hardware.

Loading...